Familiarizándonos con el mundo

Pregunta: Si el Creador no existe afuera, sino que se revela dentro de nosotros, entonces, ¿qué es la Luz Circundante? ¿No viene de afuera?

Respuesta: Existe Maljut del mundo del Infinito. Además de esto, no hay nada más.

Una vez estuvo llena de la Luz del Infinito. Luego, se le puso una restricción, y esta asumió una forma diferente una vez que la Luz del Infinito se retiró. Entonces, la Maljut misma se manifestó en forma de mundos y de almas, es decir, sus partes. Algunas de ellas pertenecen a la órbita externa, y otras a las partes internas.

Del mismo modo, en nuestro mundo los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza representan la parte externa, y el nivel humano o hablante, representa la interna. Esto también determina el desarrollo espiritual: Al hombre se le ha dado la tarea de la intención, mientras que las otras partes de la naturaleza,  sólo llevan a cabo acciones. En última instancia, Maljut del Infinito llega a su fase final: el fin de la corrección.

Por lo tanto, hay muchos estados, pero no importa que puedan ser, son todos impregnados por un deseo y una Luz. ¿Qué los cambia entonces? La toma de conciencia, la intención por sobre el deseo. En otras palabras, los cambios sólo se producen con respecto a la actitud de la criatura hacia el Creador o el deseo por la Luz.  Nada cambia excepto mi actitud, entendimiento, percepción, mi familiaridad con el mundo en el que vivo.

(52740 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/26/2011, “Un mandamiento”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta