La plegaria es un deseo de conexión

Pregunta: Si el Creador es mi propiedad interna, entonces ¿a quién elevo mi plegaria?

Respuesta: Tú la está elevando hacia la propiedad perfecta que necesitas alcanzar. Rezar significa desear obtener algún tipo de conexión con algo a lo cual deseas acercarte. Una oración es un deseo, una necesidad de conexión, como está dicho: ¡”Yo deseo!”

La conexión puede ser externa, es decir, desde la distancia, o puede ser cercana y más interna, según la medida en la que no hay diferencia entre nosotros. En cualquiera de los casos esto es conexión. No hay nada más en nuestra realidad, además de estar lejanos o cercanos de algo. Quiero alejarme de algo malo y acercarme a algo bueno, según la medida en la que estoy  incluido en él o en la que él se incluye en mí.

La forma en la que sentimos nuestra conexión depende de los grados espirituales en donde nos encontramos. Si sentimos el grado superior, entonces es una conexión más interior, donde el AHP del superior existe en el GE del inferior. Si sentimos el grado inferior, entramos en su parte interior y actuamos allí.

Sin embargo, no es otra cosa que atraerlo más cerca o alejarlo. Mi plegaria completa y todos mis deseos son con respecto a esto: ya sea acercarme a algo o distanciarme de esto.

(53310 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/1/2011, El Zóhar)

Material relacionado:
Este mundo no es un castigo, sino un lugar para trabajar
Pasos cuidadosos encima del vacío obscuro
A través de la oscuridad ya se ve la liberación…

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: