La tarea que se hace en conjunto

Baal HaSulam, Diario “La Nación”: Con respecto a las reflexiones de la vida, vemos que el proceso de una nación es muy similar al proceso de un simple individuo. La función de cada nación es como la función de los órganos en un simple cuerpo. Como el cuerpo debe tener armonía entre sus partes, así los ojos ven y el cerebro es ayudado por ellos para pensar y consultar, luego las manos trabajan o se defienden, y las piernas caminan.

Por lo tanto, cada uno está en guardia y espera su función. De igual manera, los órganos que componen el cuerpo de la nación, los consejeros, los empleados, los trabajadores, los repartidores, etc. deben funcionar en completa armonía entre ellos. Esto es necesario para la vida normal de la nación y para una existencia segura.

Como la muerte natural del individuo resulta de la falta de armonía entre los órganos de uno, la declinación natural de la nación resulta de alguna obstrucción que haya sucedido entre sus órganos, como nuestros sabios testificaron (Tosfot, Baba Metizia, capítulo 2) que Jerusalén fue destruida a causa de un odio infundado.

Es evidente que nuestro cuerpo es capaz de una existencia saludable solamente si todos sus órganos están devotamente conectados entre sí, donde cada órgano conoce su rol con respecto al cuerpo entero. Entonces, el órgano provee completamente al cuerpo con su trabajo y todas las sustancias, este da y recibe en completa armonía de acuerdo con las leyes correctas y la correspondencia entre ellos.

Esto es claro para todos. Sin embargo nosotros todavía no nos damos cuenta que esta ley se aplica en la escala de toda la creación, de todo el universo. A pesar de que las explosiones o emisiones suceden en algunas partes del cuerpo, y en última instancia, todas forman un gran sistema de vida. Por lo tanto, es bastante posible que el universo entero viva en armonía como un organismo, ¡solo nosotros no entendemos eso!

 Una sociedad humana debería vivir del mismo modo. Poco a poco nosotros estamos acercándonos a la comprensión de que un determinando proceso está llevándonos a una conexión más fuerte y a la dependencia de uno con otro. Solamente necesitamos aclarar que esta interdependencia y conexión crecientes y cada vez más evidentes, dependen de nosotros y que reposan sobre la naturaleza.

 La naturaleza está constantemente revelando nuestra interconexión entre nosotros, y nuestra tarea es responder a ella: conectarnos correctamente. Esto es similar a la forma en la cual la vida normal nos juega malas pasadas dándonos problemas y ejercicios, empujándonos, exigiendo cambios, mientras que nosotros en respuesta tenemos que cambiar, hacer todos los ejercicios y ajustarnos a este mundo.

Esto es lo que está pasando hoy en día. Nosotros no tenemos más remedio que entender que la naturaleza está ofreciéndonos una nueva forma de relaciones, que aún no podemos discernir. Es por eso que es importante decidir cómo aceptarla y hacer correctamente el ejercicio que recibimos hoy.

(51677 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/17/2011, “La Nación”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta