Lo que hagamos hoy tendrá eco mañana en el mundo

Los problemas que enfrenta el mundo hoy en día llevan a la creación de un nuevo entorno que considere y se preocupe de todos por igual. En primer lugar, tenemos que proporcionar un nivel de vida normal para todos. El mundo tiene los recursos necesarios para ello.

El mundo está construido de tal manera que todos puedan tener todo lo que necesitan en su vida corporal. El resto del llenado vendrá de la conexión entre nosotros, de la sensación de la Luz superior, el grado humano que está por encima del animado.

Hoy en día debemos realizar esto en las masas. En el año que viene veremos como una necesidad instintiva traerá a las personas a las calles y plazas públicas para exigir cosas diferentes, y el gobierno no tendrá respuestas. De repente descubriremos que los países más ricos no tienen nada.

El gobierno superior lo arregla todo de manera que podamos encontrar una solución única en la conexión entre nosotros. Las revoluciones o una redistribución de la riqueza de los ricos a los pobres no nos ayudarán. Hemos pasado por esto, y hemos visto que sólo conduce a la destrucción de la industria y de los comercios. La conexión es la solución.

Tenemos que explicar estos principios y transmitir este mensaje, este entendimiento, a la gente hasta que se acostumbren al enfoque correcto, a la perspectiva correcta. Después de todo, estamos enfrentando un nuevo sistema, al cual hemos entrado, como si se tratara de una matriz. El viejo mundo ya no existe.

Muchos científicos ya están escribiendo sobre esto. La humanidad cree en la ciencia, por lo que debemos atraer a los científicos y ponerlos al frente. Ellos ya están descubriendo el sistema integral del que estamos hablando. Con su ayuda seremos capaces de convencer a todos de que nos volvamos una sociedad integral. Podemos mostrar a la gente que esta es la única solución a nuestros problemas.

Supongamos que la gente nos pregunta: “¿Cómo es posible? ¿Cómo podemos cambiar por nosotros mismos? “Baal HaSulam escribió sobre esto en el artículo “La Libertad“. Por primera vez en la historia tenemos la oportunidad de actuar en forma independiente. Esto involucra a nuestros grupos y a la humanidad en su conjunto: Tenemos que crear un entorno que nos mejore.

¿Cómo es posible crear ese entorno? Tenemos que buscar el sistema oculto entre nosotros. Lo creamos nosotros mismos, como resultado de nuestros intentos de adivinar o imaginar cómo debe ser. Deseoso de penetrar en el interior de su estructura, en realidad me pregunto: “¿Quién es el Creador? ¿Cómo maneja Él las relaciones entre nosotros? ¿Cómo opera Él entre nosotros? ¿Cómo nos conecta? ¿Cómo funciona el Pensamiento de la Creación que nos incluye a todos? “

Al crear la forma que me parece correcta, descubro en mi interior el deseo de descubrir al Creador. Yo soy como un niño pequeño que construye modelos de automóviles, barcos y crece más inteligente si sus esfuerzos por construir algo ya existen por sí mismos. Como resultado de ello, empieza a entender, él crea las cosas. De la misma manera, también nosotros nos volvemos compatibles con el Creador, nos unimos a Él, y lo entendemos a Él.

Cuando nos elevamos de nuestro mundo corporal, creamos gradualmente el mundo del Infinito. En el camino a este, atravesamos cinco mundos. Cada vez hay ocultamientos diferentes para que construyamos esa estructura en una forma más sofisticada, hasta que creemos todo el sistema. Se dice que el Creador creó el mundo del Infinito y lo destruyó, y las personas son quienes lo corrigen y lo reconstruyen en el camino de abajo hacia arriba.

Tenemos que recordar esto. Hay un gran trabajo por delante, un gran sistema, y ​​debemos tratar de prestar atención a todo el mundo y en la vida. Todo esto me es revelado a mí, así que voy a responder a ello de manera correcta.

Lo más importante es no esperar cambios positivos en el mundo, porque los cambios serán sólo para empeorar. Tenemos que añadir a lo que está ocurriendo el máximo esfuerzo por nuestra parte. Nosotros recibiremos una reacción positiva a esto cada día y escucharemos en las noticias acerca de ello y no sólo eso.

Lo que hagamos hoy tendrá eco mañana en el mundo. Exactamente así sucede todo. Tú sentirás tu influencia sobre el mundo, sentirás que la llave está en tus manos. Lo importante aquí es que no moverse bajo la presión del sufrimiento que empuja desde atrás, sino jalar al mundo hacia adelante. Gracias a este tirón, alcanzaremos de hecho la velocidad correcta.

(55259 – De la Lección 7, Convención en Toronto del 18 de Septiembre del 2011)

Material Relacionado:

Una solución fácil
La realización del alma: aprender y enseñar
Un conductor de ideas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: