Nacer sin cesárea en la espiritualidad

Pregunta: ¿Por qué es el ascenso al primer nivel y la entrada al mundo espiritual lo más difícil?

Respuesta: El nacimiento es el acto más difícil y peligroso. Hoy en día ya no lo sentimos de forma tan extrema porque nuestro mundo ha pasado por muchas correcciones, gracias al desarrollo de la medicina en el último siglo. Antes de eso, sin embargo, muchas mujeres y bebés solían morir durante el nacimiento. Era muy común.

El nacimiento es el acto más difícil, tanto en el mundo corporal como en el espiritual. Es por eso que no deberíamos tratarlo como lo hacemos en el mundo corporal de hoy, donde nos hemos acostumbrado a confiarlo a los doctores y a las cesáreas. Necesitamos entender que este es un asunto de vida o muerte, especialmente cuando se trata de una criatura desarrollada tal como un ser humano.

Es por eso que nuestro nacimiento espiritual no es un proceso simple. Mientras más refinada es una criatura, más difícil le resulta multiplicarse. El nacimiento espiritual simboliza el comienzo de la vida espiritual. No es la continuación de la misma vida terrenal en el mismo nivel corporal ¡Tienes que nacer en un nivel totalmente diferente!

Ahora no podemos siquiera imaginarnos qué es el nacimiento de una nueva mente y emoción, de una nueva conciencia y percepción ¡Es una sensación, una revelación que no existía en ti previamente! Todo esto nace de pronto, se revela en ti;  explota desde el interior de una manera que ni siquiera esperabas un momento antes. Súbitamente descubres que existe, que es posible. Previamente ni siquiera podías imaginarlo correctamente ¡Es un verdadero milagro! Por eso es llamado el milagro del éxodo de Egipto.

Entonces comienza el proceso de desarrollo y crecimiento. Este no una revolución tal, como lo es el nacimiento.

Las fuentes cabalísticas describen el nacimiento espiritual como una leyenda acerca de una cierva que deambula por las montañas y se topa con una serpiente que la muerde en el lugar de donde se supone que salga el feto. Esto ayuda a la cierva a dar a luz. La historia describe el corte del “corazón de piedra”, del deseo egoísta más cruel que no puede ser corregido. De otra manera, es imposible nacer.

En este punto todas las fuerzas externas opuestas en la creación se unen, para entregar una nueva criatura que incorpora las dos fuerzas (otorgamiento y recepción). Este es un verdadero milagro del Creador. Después de todo, Él es Quien engendra al hombre.

(55891 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 27 de Septiembre del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

¡Cuéntenos acerca de la espiritualidad!
De la luz de nefesh a la luz de iejida
Un niño que busca sus padres espirituales

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta