No seamos tornillos, sino creadores de un nuevo mundo

Es extraordinariamente difícil que cambiemos las ideas que hemos formado a lo largo de toda nuestra vida hasta ahora. De hecho, es simplemente imposible. De una forma u otra, nos quedamos con nuestra vieja percepción, a pesar de que parece como si estuviésemos cambiando. De hecho, nada se mueve. Sin embargo, ahora tenemos que cambiar nuestra vieja perspectiva por una nueva, y este cambio tiene que ocurrir en todo el mundo. Entonces, ¿dónde podemos conseguir esta nueva percepción, una visión integral?

Supongamos que mañana todo el mundo quiera convertirse en una red conectada integralmente en la que cada persona dedica toda su energía a trabajar por el bien de la sociedad (aunque en la actualidad nadie desea esto, ni se siente de tal forma, pero seamos soñadores por un momento). ¿Cómo vamos a encontrar la manera de construir este sistema, cómo debemos conectarnos e interactuar unos con otros?

¿Cómo podemos construir un gobierno y una sociedad tales, producción y comercio, ya que todo esto tiene que existir mientras sigamos viviendo en nuestros cuerpos materiales? Por lo tanto, estamos obligados a organizar todo el sistema de relaciones que nos asegura la vida en la tierra con el fin de satisfacer las necesidades de nuestros cuerpos animados.

Para hacer esto necesitamos muchos sistemas, pero, ¿cómo pueden estos construirse por medio de las leyes de otorgamiento, en la que cada persona es libre y actúa libremente para otorgar lo máximo a los demás, en la cual cada persona sabe lo que debe hacer en esta máquina idealmente organizada, en la que todas las ruedas dentadas giran en armonía? Esto parece una utopía, así que ¿cómo es posible hacer realidad esta transición?

Es posible escribir una novela acerca de esto, pero ¿cómo podemos racionalmente prever un sistema económico que es necesario en tal sociedad, el gobierno y la estructura judicial, todo este mecanismo, desde los elementos más grandes hasta los más pequeños tornillos, incluyendo el suministro de bienes, el cuidado de los ancianos, familias, niños, la construcción, y la cultura? La organización de todo esto es muy compleja, porque todo tiene que funcionar en “movimiento perpetuo”, ¡sin el combustible al cual estamos acostumbrados!

Todo tiene que trabajar sobre una fuente de energía diferente, el amor por el prójimo. Pero, ¿de dónde vendrá? Si yo lo recibo simplemente desde arriba, de la manera en que ahora siento el amor por mis propios hijos, entonces estaré trabajando de nuevo automáticamente, como una máquina. Entonces, ¿cuál es la diferencia? En lugar del amor egoísta, yo seré impulsado por el amor al prójimo, así que ¿qué cambiará?

Por lo tanto, tenemos que construir una cosa sobre la otra para que esta pueda trabajar por encima de la resistencia, el ascenso, la sensación de nosotros mismos entre dos mundos o dos deseos en los que cada persona se eleva constantemente por encima de su egoísmo, que lo empuja hacia la tierra.

(53827 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/6/11, “La Nación”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta