Principios y consejos de la lección diaria del 09.21.2011

El deseo es lo que fue creado como existencia de la ausencia, como opuestos al Creador. El anhelo es lo que la vasija debe desarrollar por su cuenta. Este anhelo es la criatura.

Según el grado en el que la persona construya el entorno, abre su influencia sobre sí. Cuanto más invierte la persona en el entorno, más valioso se vuelve para ella y por lo tanto, abre a su influencia de vuelta sobre sí. Con su ayuda, la persona desarrolla los medios para avanzar hacia la meta de la creación contra su deseo y por lo tanto completa su esfuerzo.

Nadie puede avanzar con su propio combustible, yo no puedo despertar si no fuera por los aquellos que me rodean y por lo tanto, tengo que influir en ellos para que me despierte. Al final, uno está unido con los demás de tal manera que los despierto y ellos me despiertan, cada uno toma la recompensa de todos y nadie carece de nada. Y este es el complemento ideal para el esfuerzo.

Si uno apunta hacia “Israel, la Luz, y el Creador son uno”, entonces en este esfuerzo realmente descubre su resistencia a la corrección. Y si la enfrenta, la persona descubre, no obstante, algún tipo de voluntad para avanzar en “zigzag”, a esto se le llama construir el entorno que influirá su avance hacia la meta. En él, revela la persona un anhelo adicional en la parte superior de su deseo que el Creador creó en él.

Todo nuestro avance equivale a una mayor conexión, unión con todos. Este es el estado en que la espiritualidad puede ser alcanzada, y necesitamos unirnos tan fuertemente que esta conexión brillará dentro de la presión entre nosotros. Esta presión se construye como resultado del trabajo de todos nosotros en contra de nuestros egos, y del deseo de unirnos contra el ego. Y entonces estas dos fuerzas opuestas crean una chispa, la Luz, el fuego.

En todo nuestro avance egoísta hasta el momento, nos relacionamos con el entorno sólo bajo la condición: dar lo menos posible y recibir lo más posible del entorno, con el menor esfuerzo posible. Pero en el sistema integral que se revela hoy en el mundo, hay que despertar a todo el mundo por completo, para la conexión y de esta manera asegurar el llenado de todos.

Preparación para la lección

El Creador se revela en el esfuerzo de todos por alcanzar la espiritualidad, en la congregación de Israel.

Todo lo descrito en El Zóhar habla acerca de los tipos de conexión entre nosotros. Una variedad de fenómenos están siendo revelados en la red de conexión que está manifestándose entre nosotros, y esto es de lo que habla El Zóhar.

Si tratamos de conectarnos entre nosotros durante el estudio del Zóhar, entonces, El Zóhar nos ayuda y nos trae, en la forma correcta, la fuerza para hacerlo.

Material Relacionado:

Principios de trabajo espiritual 09.21.2011
Principios de trabajo espiritual 9.9.2011
¿Qué grupo elijo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: