Quien sea integral estará en la cima

Pregunta: ¿A las personas les queda alguna opción una vez que han escuchado la explicación de las leyes del mundo integral?

Respuesta: No, porque las leyes no dependen de nosotros. Imagina un escenario ficticio en el que una nave extraterrestre se acerca y nos advierte por adelantado que para cuando llegue, tendremos que alcanzar la garantía mutua. Y aquel que no la alcance está “condenado”. Exactamente así operan las leyes de la naturaleza: Súbitamente se nos revelan y nos fuerzan a tomar consciencia de lo que sucede.

La condición de la naturaleza es invariable. Hemos llegado a la fase del sistema único, cuya ley es la interconexión de todas sus partes. Esta es la garantía mutua, o en otras palabras, apoyo mutuo, la participación adecuada en la vida en común, entendimiento y respeto mutuo, amistad. Puedes ponerlo de la manera que quieras. Dilo de manera cálida y placentera, pero no olvides informar a las personas que es una ley invariable y que no hay posibilidad de huir de ella.

El hoy y el mañana dependen de nuestras explicaciones. La necesidad de la garantía mutua no desaparecerá. Sólo se incrementará de un día a otro y requerirá que la realicemos. El sistema común se volverá cada vez más cerrado y fusionado, la interconexión se volverá más estrecha, y la transferencia de información por medio de  las líneas de comunicación entre nosotros, ganará más poder, presión, e intensidad.

Nos volveremos más conscientes de esos procesos y quien los entienda y los reconozca estará en la cima. En cualquier parte del mundo, en cualquier sociedad, en la manufacturación y en el comercio, en la educación de los niños, y en cualquier otra área, el éxito será para aquellos que sean capaces de usar correctamente este sistema integral, aquellos que se vuelvan integrales en el interior. Estas personas ganarán el enfoque correcto y el cálculo correcto, obtendrán acuerdos de la manera adecuada, y tendrán éxito en todo en virtud de tener una copia interna o molde del sistema externo.

Hoy en día carecemos de esta correspondencia y por esta razón estamos en crisis: Soy un egoísta en el interior, mientras que el sistema se me revela ya como unido, es decir que lo incluye todo. Como resultado, no puedo tratar con nada ni con nadie de la manera correcta.

Así, la naturaleza nos coloca ante una necesidad inevitable. Sin embargo, al hablar con las personas, es mejor suavizar este áspero mensaje. Nuestra tarea no es quitarle la libertad a la persona o atar sus manos, sino envolverlo en la calidez a pesar de los inevitables cambios.

El proceso cambia fundamentalmente si nos dirigimos hacia la similitud con el sistema. Imaginen que la nación trata de alcanzar la garantía mutua, la empatía mutua. Esto nos dará un enorme deseo de ayudar a las personas. Son como niños, y aun cuando sus peticiones no se dirigen a nosotros, estaremos imbuidos con su deseo, el cual no seremos capaces de satisfacer. Nos desgarrará por dentro como dolores de parto, y así es como evocaremos una fuerza tremenda para conducirla hacia los otros. Y entonces, el Creador se revelará, para nosotros y para ellos.

No importa que ellos aún no sientan que es Él. En las primeras fases, esto no aparece como la fuerza superior sino como un entendimiento de las cosas y las fuerzas que operan en el mundo, la expresión de la interconexión universal y la interacción mutua. De súbito el aire se volverá más espeso y la persona adquirirá el entendimiento general, una sensación común junto a otros, unidad sin palabras.

Y esa es ya una revelación porque la persona adquiere una nueva mente, una nueva sensación. Él abre una nueva percepción y de pronto comienza a notar cosas que para él antes no existían.

Estamos ante el umbral, en este excitante periodo. Estoy muy ansioso porque esto nunca ha sucedido en toda la historia, pero hoy estamos siendo obligados a hacerlo. Estoy esperando que ustedes finalmente alcancen lo que desean. Esta es una oportunidad para todo el mundo: hoy en día ya podemos acelerar y reducir todo el proceso. Esperemos tener éxito.

Hasta ahora no hemos avanzado mediante nuestra propia mente o nuestras propias decisiones correctas, sino con la ayuda de la fuerza superior. Y aun así, hemos sido traídos hasta aquí. Y eso es muy importante.

(53607 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/4/11, “La Nación”)

Material relacionado:
Cómo encaja el hombre en la interconexión mundial
La necesidad de un programa único educativo global
¿Puede el desarrollo ocurrir sin destrucción?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: