Si no hay garantía mutua, no hay queso cottage

Todo lo que necesitamos volver nuestro deseo hacia el superior, elevar una plegaria (MAN). Pero esta debe ser un pedido en favor del Arvut (la garantía mutua), y no “dame un apartamento y bienes que estén a mi alcance”. Sin una aspiración por el otorgamiento, no vamos a ser capaces de elevar nuestra oración, ya que esta debe tener un propósito. No puedo simplemente decir: “Dame un aumento de sueldo”. Eso no va a ayudar.

Así, en primer lugar, tenemos que aprender acerca de la garantía mutua. Todos necesitamos saber que tendremos éxito sólo si nos conectamos. Este elemento debe estar en cada petición. Todos los problemas, incluso los más corporales, todos tienen que ser incluidos en la garantía mutua. Quiero un apartamento que no tengo, voy a recibirlo gracias a la garantía mutua. Quiero todo lo necesario para la vida, es decir, salud, vacaciones, pensiones, y jardín infantil gratuito, voy a recibir todo esto, pero solo con  la condición de que vestiré mis necesidades corporales en la envoltura que me permita alcanzar todo esto sólo a través de nuestra conexión.

La naturaleza nos muestra que es global e integral y por ello, en concreto nos revela la conexión. No tenemos otra opción: También nosotros necesitamos estar conectados. De lo contrario, no seremos capaces de encontrar una solución a nada. Vamos a ser capaces de proveer para todas nuestras demandas únicamente con la condición de que nos correspondamos con lo que está sucediendo hoy en la sociedad humana, es decir, si nos conectamos en el camino correcto.

Tenemos que, al menos, querer avanzar en esta dirección, aunque todavía no tengamos éxito en la conexión. Y no crean que nadie querrá oír hablar de esto. La gente quiere conectarse, están dispuestos a escuchar hablar de ello. Incluso si no escuchan hoy, mañana van a empezar a hablar de estas cosas por ellos mismos. Así es como funciona, y por lo tanto, nada más se necesita. Si un pequeño pensamiento sobre la garantía mutua surge en la mente de una persona, eso es suficiente. Naturalmente, todas sus otras preocupaciones son acerca de cómo ganarse la vida. En definitiva, todos tenemos que comer algo todos los días, y esto es lo primero.

En última instancia, todas las preocupaciones se sumarán a las demandas de cosas muy simples: vivienda, alimentación, salud y seguridad. Todas las demás no son tan importantes. Lo principal es tener un lugar donde vivir, comida, un cuerpo sano, y seguridad. Esto es realmente lo que le preocupa al hombre. Si vestimos estas necesidades en la vestidura de la garantía mutua, con un poco de comprensión y un poco de sentimiento que sólo juntos podemos resolver estos problemas, entonces eso es suficiente.

Todos comprenden que la conexión vale la pena, incluso desde un punto de vista corporal, de acuerdo con la siguiente lógica: Si se conectan y se ayudan mutuamente, pobres y ricos como uno solo, se creará tal atmósfera en la nación que la gente realmente querrá compartir, crear una mayor justicia social. Esto también trabajará más allá de nuestro entendimiento, donde no existen soluciones racionales algunas. Por lo tanto, no tenemos otra opción: Seremos capaces de resolver los problemas sólo en modo de garantía mutua, tanto de manera racional como también más allá de toda lógica racional.

Si explicamos esto a cada uno para que todos conecten todas sus esperanzas y aspiraciones con el concepto del alcance de la garantía mutua, esta se convertirá en una verdadera plegaria que será contestada. Pienso en una casa, pero junto con la garantía mutua; pienso en un apartamento, en seguridad y lo conecto con la garantía mutua, con la conexión general. Por lo tanto, mi oración se eleva y alcanza al superior.

De lo contrario, no se llegará al superior. ¿El Creador escuchará mi oración, si solo le pido un apartamento o un chalet? En realidad, El tomó todo esto de mí sólo para que yo añadiera el elemento de garantía mutua. Entonces si será una verdadera oración: quiero queso cottage para mi estómago y además de eso, quiero garantía mutua para mi alma. Esto ya es el atributo de Bina, así es como Bina y Maljut se conectan en el nivel más bajo. Un deseo viene del estómago y el otro desde el corazón: queso cottage y garantía mutua. Uno no puede existir sin el otro.

Y entonces podremos realmente elevar el MAN, una plegaria que se recibe Arriba. De lo contrario, puedes gritar al Creador: “¡Necesito una casa!” Y Él sólo responderá: “Lo sé. En realidad, Yo te la quité”.

(54621 – De la lección diaria de Cabalá del 2 de Septiembre del 2011, carta de Rabash)

Material Relacionado:

Dos niveles de arvut (garantía mutua)
No hay vida sin la garantía mutua
La garantía mutua es la llave para el nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta