Sólo al estudiar a otros puede uno comprenderse a sí mismo

Pregunta: ¿Cómo puede una persona utilizar sus cualidades inherentes para el otorgamiento?

Respuesta: No hay necesidad de pensar en ello ya que esto ocurre de forma automática. Yo no tengo que trabajar en contra de mis cualidades e inclinaciones inherentes, para tratar de cambiarlas o de “corregirlas”. Después de todo, yo no tendría la menor idea de qué hacer conmigo mismo.

Todo nuestro trabajo consiste en incluirnos en un entorno adecuado y que este nos influya tanto como sea posible. Ciertamente, primero debo verificar y determinar que se trata del entorno que necesito. Pero después de haberlo comprobado, y entrado en el, entonces todo lo que queremos es que este entorno nos influya.

No sé cómo afectará mis inclinaciones y cualidades inherentes la fuerza que recibo de mi entrono. No hago hipótesis sobre lo que vendrá a partir de esta conexión. Mi única opción y aclaración está en determinar si este entorno mide hasta mi entendimiento y sensación de una sociedad exaltada y única dirigida hacia el otorgamiento y la revelación del Creador.

Sin embargo, cómo me afecta esto a mí y a mis cualidades y cómo uno influye en el otro, es algo desconocido para mí en este momento. Esto es algo que entenderé más tarde, cuando comience a revelar un nivel espiritual y a entender cómo realmente funcionan las cosas. Más aún, esto no va a venir a mí en mi nivel actual. Sólo después de ascender al siguiente nivel y de mirar hacia abajo, hacia donde yo estaba, seré capaz de observar y de entender este proceso.

Todo el trabajo espiritual es en fe por encima de la razón, es en la obtención de la fuerza de otorgamiento por encima de la fuerza de recepción. Hasta que este sistema sea construido dentro de mí, mi percepción no me permitirá percibir, alcanzar, y comprender lo que está sucediendo realmente.

El encadenamiento de nuestras cualidades inherentes no es nuestro objetivo. Mientras uno esté en el otorgamiento por el bien del otorgamiento, no tiene la capacidad para alcanzar el propósito de sus cualidades inherentes ni la influencia del entorno. Solo cuando comienza a conectarse con otras almas y a recibir por el bien del otorgamiento, solo entonces, debido a esa conexión, comienza a aprender sobre sí mismo.

Yo nunca aprenderé nada acerca de mí mismo a menos que comience a otorgar a los demás. Entonces, en relación a ellos y a través de mi actitud hacia ellos, empezaré a entenderme a mí mismo. Ellos se convertirán en un punto de referencia en relación al cual yo me puedo medir. Después de todo, siempre necesitamos dos puntos para poder medir algo. Si estoy solo, ¿en relación a que podré medirme?

Es por eso que cuando establezco una correcta conexión con los demás y los estudio, también yo mismo me estudio.

(55513 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de Septiembre del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

El grupo es mi vela
¿Cómo educarme a mi mismo?
Un feliz nuevo comienzo, feliz año nuevo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta