Tú tienes todas las llaves

Pregunta: He estado tratando de colocar materiales de su blog en las redes de Facebook, pero veo que no le llegan a las personas…

Respuesta: Mira cómo escribió Baal HaSulam el diario, “La Nación” ¿Es algo que puedas poner en las redes sociales? Pero un diario debe ser cercano a las personas. En realidad, él escribe de forma profunda y clara. Si lo lees con cuidado, simplemente serás impactado por su análisis y de verdad lo disfrutarás. Sin embargo, él tiene por objetivo un nivel específico, para personas que piensan y entienden.

Así es como yo estoy construido también: no puedo bajar el nivel de mis explicaciones completamente. Otros lo harán. Simplemente soy incapaz de ir más bajo. Mi blog está basado en la lección y materiales de conferencias, entonces no esperes que aparezca nada extraordinario aquí. Ese es tú trabajo, yo he hecho el mío al comunicarte la ciencia de la Cabalá y todos los principios de actividad en las condiciones el mundo moderno. Tienes todas las llaves. Con el tiempo, mientras van sucediendo los cambios, añadiré más, pero en principio, ya has recibido todo.

¿Y ahora vienes a mí con exigencias? Yo escribo mi blog para aquellos capaces de entenderlo, y para aquellos que probablemente lo usarán en algunos años. No recibirás nada más de mí, ni en el sentido espiritual ni en el corporal. Ya lo has recibido todo y el resto depende de cómo uses lo que has recibido.

Les comunico a las personas lo que puedo y a quienes puedo. Esto es lo que recibí de mi maestro, Rabash, y lo que he revelado con él y tras su deceso lo hago de las fuentes primarias, las cuales fueron en su mayoría escritas por él y Baal HaSulam. Quien quiera escucharlo lo escucha, y quien no quiere escucharlo, no lo escucha. Cualquiera puede venir y escuchar, y cualquiera puede irse sin decir una palabra y nunca regresar.

Así es como actúo y esta es mi actitud. Una persona percibirá tanto como lo desee. Dejen que venga y que se vaya. Dejen que lleve a cabo algo de lo que ha escuchado, o que no lo lleve a cabo. No puedo controlar esto y ese no es mi trabajo. Dejo que las personas tengan total libertad. Y si alguien quiere trabajar, ya sea con un salario o de forma gratuita, nuestro sistema de diseminación le presenta demandas específicas de acuerdo con el plan de trabajo.

No planeo construir nada aparte de esto. Si alguien no entiende lo que tiene que hacer, es su problema. No tengo nada excepto lo que doy en la lección matinal. Todo lo demás no es mi trabajo.

Están sentados aquí mirándome con expectación, y pueden sólo seguir mirando. Pero en su lugar yo no miraría. Una persona debe venir, recibir la enseñanza, aceptarla como una misión o instrucción, y llevarla a cabo. Y esto sucede una y otra vez. Sin la fase de realización, uno simplemente no avanza sino que se “embotella”.

Esto es descrito por el verso, “más sabiduría que obras”. Este tipo de persona no tiene futuro y su estudio sólo empeora la situación. Es mejor que se vaya, y estoy diciendo esto con toda seriedad. Prefiero que esa persona no esté aquí. Si una persona no se realiza tanto como sea posible en diseminación y en la corrección del mundo, entonces su partida nos beneficiará tanto a él como a mí.

Por lo tanto, no me apena que las personas se vayan, y no corro detrás de nadie. Esto no se hace en la espiritualidad. Todo depende del entorno que construyes o fracasas en construir. Todo depende de si estás ayudando al mundo o no. Mi única tarea es hablarte acerca de lo que debes estar haciendo. Pero no se supone que yo lleve a cabo la realización.

(55908 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 27 de Septiembre del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

Como una nación, en un círculo familiar
La llave del libro del zohar
La garantía mutua es la llave para el nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: