Un candente juego de ajedrez en contra de la serpiente

Para permitirnos llegar a ser como el Creador y elevarnos a Su nivel, fue creada una enorme barrera entre nosotros y Él, llamada nuestro deseo de disfrutar, el ego. Este tiene diferentes rostros: orgullo, lujuria, envidia, ambición, y muchos más,  mientras que nuestro trabajo es entender cómo buscar ayuda para el avance en todos estos obstáculos.

Después de todo, cuando nuestro mal llega a revelarse, inmediatamente lo rechazamos. Sin embargo, debemos sólo sentir odio por su uso, odiarlo sin borrarlo.

Este soborno está también en frente de nuestros ojos y a través de este vemos que el mundo, de cualquier forma, es provechoso para nosotros, donde “para nosotros” significa para nuestro deseo egoísta que gobierna sobre nosotros por ahora, es decir nuestro gobernador temporal. A pesar de que resulte  que este soborno es para nuestro propio bien y fue creado específicamente para que lo engañemos. Como una astuta serpiente, este está tratando de sobornarnos  y dirigirnos hacia su beneficio, mostrándonos varios caminos por los cuales puede usarnos para su propio beneficio.

Y tenemos que atraer la Luz que Reforma con la ayuda del grupo y del estudio, para que dentro de su astucia veamos un indicio que nos muestre cómo aprender esta sabiduría de ella. Ella quiere sobornarnos y usarnos, pero a la vez nos muestra que lo está haciendo deliberadamente porque al final de su soborno y estratagema, hay un punto  del cual podemos tomarla, atraparla, de la cola. Y de esta forma, podemos ganar, transformando todo al rededor para beneficiarnos.

Entonces,  ya no estaremos actuando más por el beneficio de esta serpiente, sino que  revelaremos que el soborno fue necesario sólo para enseñarnos una sabiduría más grande. Este es nuestro trabajo.

Por lo tanto, por una parte, “un soborno ciega los ojos del sabio”, pero por la otra, sin esta ceguera, la cual revelamos y a través de la cual alcanzamos la sabiduría del Creador quien se esconde dentro de esta serpiente, no seríamos capaces de avanzar. Precisamente del contraste de dos opuestos, aprendemos esta astucia, la mentira opuesta, la sabiduría opuesta. De esta forma corregimos la ruptura y adquirimos la correcta vasija espiritual, el deseo.

Esta vasija corregida contiene todo el deseo roto y todos los obstáculos, junto con todo el soborno que fue recibido por nuestro egoísmo, el cual jugó con nosotros. Sin embargo, lo superamos desde nuestro final y alcanzamos la corrección.

Disfrutamos al revelar todas las caras de su astucia. Es como si descifráramos los movimientos secretos dentro de  un juego de ajedrez intrincado, y nos gustara jugar de esta forma. Lo más sofisticado son las tácticas del oponente tratando de hacer trampa, usar, sobornar, y confundirnos, lo más profundo es la mente, el plan de la creación que revelamos dentro de este juego. Por consiguiente, nos gusta este soborno ya que este nos ayuda a adquirir una mayor sabiduría.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de Septiembre del 2011, Shamati)

Material Relacionado:

La serpiente es el ángel que ayuda
Cuando se despliega la serpiente
Amalec, un enemigo astuto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: