Una ciencia para un futuro exitoso

Mucha gente piensa que la sabiduría de la Cabalá habla acerca del “número de ángeles en el cielo y de sus nombres”, sobre ciertas nociones vagas y distantes que nada tienen que ver con nosotros. Se necesita mucho tiempo para que una persona que viene a estudiar Cabalá se libere de todos estos estereotipos. No aprendemos un nuevo enfoque de la realidad, nosotros no introducimos este espíritu.

Ahora, mientras la crisis se va desarrollando poco a poco, sentimos una necesidad persistente de descubrir cómo asentarnos en el mundo, en la vida, con una nueva conexión entre la gente, que debemos ser conscientes si queremos sobrevivir en este mundo y por lo tanto comenzaremos a ponernos al corriente con esta sabiduría que nos enseña a crear una apropiada conexión entre nosotros. Nosotros debemos hacerlo para controlar nuestra vida diaria, para salir de la crisis en todas las áreas de la educación, de las relaciones familiares, de la ciencia, de la economía y en nuestra relación con la naturaleza que nos sigue infligiendo golpes.

Por este motivo nosotros debemos identificar el problema para liberarnos de él o manejarlo de un modo u otro, de lo contrario sufriremos todo el tiempo. Nuestro deseo de recibir placer nos obliga a encontrar la causa de todo nuestro sufrimiento. Poco a poco descubriremos que el motivo está en el hecho de que la gente se conecta en una forma incorrecta, mala, que las conexiones egoístas que hemos desarrollado durante el curso de miles de años ya no funcionan y que incluso causan daño.

En primer lugar, siempre creímos que era mejor ser un egoísta, cada uno por su cuenta, que teníamos que construir una sociedad de consumo, que cada persona podía disfrutar de acuerdo con su habilidad para usar y engañar a los demás para su propio beneficio, mientras que siguiera las normas y evitara la prisión o el castigo, ella podría hacerlo así y controlar.

Pero ahora un sistema nuevo está revelándose y nos está diciendo: “¡No! Esa misma tendencia, ese mismo enfoque egoísta, esa misma actitud no funcionará por mucho tiempo. Tiene que haber una actitud diferente. El sistema anterior era individualista, y nosotros no éramos dependientes unos de los otros. Ahora, nosotros hemos llegado al final de nuestro desarrollo personal e individual. Al igual que los brotes que salen de la tierra, nosotros también hemos crecido y alcanzado el techo, no hay más espacio para que crezcamos.

Puesto que hemos alcanzado nuestro “techo”, ahora necesitamos conectarnos unos con otros. Este es un sistema diferente de existencia. ¿Quieres existir? Entonces debes estar más conectado con los demás.

Es difícil que nos imaginemos tal sistema. Nosotros solamente nos fijamos que somos incapaces de lograr algo. A través del sufrimiento, poco a poco revelamos el verdadero estado de los acontecimientos. Es por esta razón qué al final, la sabiduría de la Cabalá también se revela por sí misma.

Entonces, en vez de “los ángeles del cielo” y varias palabras extrañas y desconocidas, poco a poco y con dificultad, comenzamos a realizar lo que la Cabalá nos dice acerca de la estructura de la conexión entre nosotros, del camino apropiado para lograr esta conexión adecuada, y a comenzar a ser parte de ella. Esto nos explica la medida en la cual nuestra actitud hacia la conexión apropiada determina nuestro futuro, tanto es así que ya no es necesario trabajar como antes, principalmente de manera física, sino comenzar a trabajar en su mayoría con nuestras intenciones.

No necesitamos reinventar nuestras vidas o el mundo, usar diferentes mecanismos, equipos o tecnologías, sino que todo se trasladará hacia nuestras relaciones y a la conexión entre nosotros. Y el resultado dependerá de la calidad de nuestra conexión.

Anteriormente miles de personas trabajaban en los campos y millones trabajaban en las fábricas, plantas e industrias pero hoy descubrimos que la gente no tiene dónde trabajar, ellos pueden solamente trabajar en el fortalecimiento de la conexión entre nosotros de una manera virtual, interna. Esto concretamente determinará nuestro éxito en la fabricación, exportación, importación y todo lo que nosotros necesitamos para organizar nuestras vidas corpóreas. Continuaremos cambiando nuestra perspectiva y dirección para una relación interna porque allí nosotros revelaremos un mundo nuevo y verdaderamente perfecto.

Para alcanzar la revelación de estos estados gradualmente, paso a paso, nosotros leemos El Zóhar. Este libro es el mejor para abrir el corazón, la mente, los ojos y los oídos para que podamos comenzar a sentir cuánto nosotros dependemos de la red de conexiones entre nosotros.

(53892 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/7/2011, El Zóhar)

Material relacionado:

El control de nuestro futuro está por encima de las predicciones
El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito
Los dos principios para el éxito

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: