¡Concuerda con él y se revelará!

Pregunta: ¿Cómo puedo afectar personalmente el proceso de aparición de los mundos?

Respuesta: Tú ya existes en el mundo del Infinito, sólo necesitas descubrirte dentro de él. ¡Todos existimos dentro del círculo del mundo del Infinito, todos nosotros! Automáticamente existimos en este sistema en un estado ideal. Ahora mismo también estamos en el mundo del Infinito en un estado completamente corregido, pero no en relación a nosotros. Este estado de otorgamiento absoluto, amor y toda la interacción de cada persona con los demás es completamente opuesto a nosotros.

Este se nos revela gradualmente según la medida en que seamos capaces de tolerarlo. Este es el estado más repulsivo, odioso y detestable que podemos imaginar. Y es así como se me revela según la medida en la que sea yo capaz de estar potencialmente de acuerdo con él antes de tiempo.

En los artículos “Paz en el Mundo”, “La Libertad”, así como en otros artículos de Baal HaSulam, estudiamos que todos nosotros estamos interconectados como ruedas en un mecanismo donde todas están encerradas juntas, enlazadas de una manera ideal. Estas están tan estrechamente conectadas, que el más pequeño movimiento de una de las ruedas causa que todo el sistema se mueva. Todos dependen de todos, y cada una debe moverse armoniosamente. Estamos en este sistema desde un principio.

Todos son muy diferentes, y existimos en este cuadro (mira la caja en el diagrama de abajo). Este cuadro puede ser de dos o tres dimensiones, puede ser cualquier cosa. En este, estamos estrechamente enlazados como en un cubo de Rubik: Cada uno de nosotros consta de 613 deseos, juntos con todo el resto, donde cada individuo también consta de 613 deseos. En otras palabras, estamos completamente unidos.

Pero afortunadamente, esta imagen no se nos revela ya que somos incapaces de tolerarla. Sin embargo, existimos en ella, y automáticamente realizamos todas nuestras acciones, incluyendo también las acciones presentes. Y todas estas acciones son justas. En realidad, todo lo que hacemos es otorgarnos los unos a los otros. Pero no lo vemos. En lugar de esto, vemos el cuadro opuesto, aquel que queremos ver.

La Cabalá nos adapta gradualmente de tal forma que revelamos nuestro estado ideal, entonces este cuadro empezará a vivir en mí, para que yo quiera que este viva en mí. Y así llegue a revelarse.

No hay nada nuevo en nuestro mundo. Simplemente se revela un estado, inicialmente creado por el Creador y en el cual existes desde el principio. Es por esto que toda nuestra sabiduría es la sabiduría acerca de la revelación del Creador, todo este sistema, y no más que esto. Todo lo que se requiere de nosotros es que queramos que aquello que existe se revele. Pero debemos cambiarnos a nosotros mismos y estar de acuerdo con este cuadro con el fin de quererlo y revelarlo. Este es nuestro trabajo.

(57500 – De la serie de lecciones virtuales del Domingo del 10/2/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: