¿Caeremos en las pisadas de los dinosaurios?

Baal HaSulam, “Paz en el Mundo”:…toda la dificultad yace en cambiar nuestra naturaleza desde el deseo de recibir para nosotros mismos, hacia un deseo de otorgar sobre otros, ya que aquellas cosas se niegan unas a otras. A simple vista el plan parece imaginario….

Realmente no somos conscientes aun de esta dificultad. Pregunta a la gente en la calle y ellos te dirán, “¿Qué es lo difícil en esto? Sabemos cómo ayudar a los otros”. Algunos admiten que el egoísmo es inherente a la naturaleza humana de alguna forma, pero no más que eso. Ninguno de nosotros siente ahora la necesidad de ir de la recepción al otorgamiento.

Sin embargo, eventualmente la crisis nos mostrara que simplemente tenemos que hacer esto puesto que de otra manera no sobreviviremos. De hecho no perderemos lo que tenemos ahora y terminaremos con nosotros mismos. Fuera de no tener otra opción, estamos sin embargo comenzando a analizar la situación: ¿Tenemos o no la oportunidad de unirnos en un sistema común así como la Naturaleza nos lo demanda? ¿Quizá somos incapaces de encontrar esta condición y estamos condenados a morir?

Después de todo, esta es una posibilidad. Erase una vez… los dinosaurios eran incapaces de adaptarse a las nuevas condiciones, y ahora también nosotros nos encontramos en una situación similar. Justo frente a nuestros ojos, muchas especies de plantas y animales están desapareciendo. Así que ¿quizá la especie humana también este destinada a desaparecer? Razonando objetivamente, nosotros habitamos un pequeño planeta en las afueras de la galaxia y posiblemente por medio del plan de la naturaleza, tenemos que hacer camino para otras especies con un potencial mayor y más importante que satisfará el cuadro en una mejor escala.

Así, estamos comenzando a entender la situación: Nuestra naturaleza es egoísta, mientras que la naturaleza está poniendo una condición de otorgamiento mutuo para nosotros y está requiriendo que nos unamos en un todo. Esta demanda del sistema común, será expresada más y más claramente. Atascados entre el deseo y la realidad, estamos experimentando una gran presión sobre nosotros.

De esta manera, la ciencia de la Cabalá viene a nuestro rescate, como descendiera sobre nosotros “desde arriba”. Si no tuvimos este método que nos permite provocar la fuerza de corrección y ascender a un nuevo nivel, entonces realmente moriríamos como los dinosaurios, porque no tendremos ni la más mínima idea lo que está pasando y como es el programa de la naturaleza.

Su condición no parece realista en un principio. No podemos unirnos. Entonces ¿qué haremos? El único curso de acción que queda, es proseguir con las guerras y los conflictos. Cuándo el hombre no tiene opción es capaz de lo que sea. Su único deseo es poner un fin a las dudas. No podemos tolerar la incertidumbre. Es mejor comenzar una guerra o morir. Entonces por lo menos estaremos moviéndonos hacia algún lugar, y esto es lo más importante. Ya que hemos tomado una decisión, entonces ni siquiera importa si sobrevivimos o no, el proceso ha comenzado. Esto es mucho más fácil que deambular sin rumbo fijo en la niebla. Las lágrimas de incertidumbre nos apartan y no podemos resistir esto.

Es por esto que en nuestro tiempo, la ciencia de la Cabalá está siendo revelada al mundo. Está siendo revelada “artificialmente”, desde arriba, por un linaje de cabalistas, por medio de un cierto programa paralelo. Por el camino del desarrollo natural, no seremos capaces de descubrir esto y de llevar a cabo la corrección. Después de todo, en la situación actual, la transición de la recepción al otorgamiento realmente no parece real.

(58659 De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/25/11, “Paz en el Mundo”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: