entradas en '' categoría

La Naturaleza es el político más astuto

Todo comenzó cuando el deseo de recibir que el Creador creó, se hizo añicos y se convirtió en egoísta, y sus distintas partes se distanciaron unas de las otras. Empezamos a sentir que existimos dentro de nuestro egoísmo, cada uno por sí mismo.

De esta forma evolucionamos a partir de un cero absoluto y pasamos a través de los niveles de desarrollo inanimado, vegetativo y animado, por lo que nos desarrollamos de manera instintiva. Con el tiempo, alcanzamos la cuarta etapa del desarrollo del deseo, en la cual debemos desarrollarnos de manera consciente. El mundo está entrando en esta etapa ahora.

Este proceso en realidad comenzó hace mucho tiempo, desde el primer hombre (Adám Ha Rishon), desde la antigua Babel, y luego se desarrolló gradualmente, dando un gran salto en el momento del ARI. Durante todo este tiempo nuestro deseo se conectó más de cerca, y gracias a esta conexión llegaron a existir nuevas y más complejas criaturas y formas de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada. El signo más se conectó con el signo menos, y la influencia mutua entre ellos engendró criaturas desde la ameba hasta los más diversos animales.

Cuanto más se conecten entre sí las partes separadas e incrementen la cooperación entre ellas, más avanza la evolución. En las primeras etapas, la conexión se produjo por instinto, bajo la presión de la naturaleza que llevó la evolución hacia adelante. Y así, la evolución alcanzó el nivel del hombre, en el que comenzó la conexión instintiva de ciertas formas sociales: familias, tribus, luego ciudades y estados. Hoy en día todo el mundo está conectado. Es decir, observamos una clara tendencia a la conexión.

En consecuencia, el deseo egoísta en el hombre también se vuelve más intrincado y complejo. En primer lugar, este estaba compuesto por muchos deseos diferentes, pero luego los deseos diferentes se conectaron más y se penetraron unos a otros. Al tope de la ciencia clásica, con su clara diferenciación en las disciplinas, ocurre la sinergia de diferentes áreas científicas. Por lo tanto, todas las leyes de la física, de la química y de la biología se unen y poco a poco forma una imagen unificada de la naturaleza.

Nuestros pensamientos y deseos se vuelven cada vez más entrelazados e incorporados unos en los otros, y gracias a esto conocemos el mundo de manera más profunda. Pero la verdad es que este mundo no existe. ¡Nosotros estamos en un océano de Luz! Sin embargo, mientras más complejo se vuelva mi deseo de recibir, más siento que el mundo se me ha revelado, como si existiera, como si todas esas personas que me rodean, las cuales son en realidad partes de mi deseo, fueran reales. Ahora me parecen extraños, pero cuando nos conectemos, seremos “como un hombre con un corazón”.

La única intención de la naturaleza, ya sea de la Naturaleza Circundante o de la interna, en el hombre y su comprensión, está dirigida a una conexión cada vez más estrecha del destrozado deseo de recibir. Estamos en un constante proceso de conexión, pero hoy hemos entrado en una época en la que esta aspiración tiene que ser consciente y entendida por nosotros. La Naturaleza está en el cuarto y último nivel de su desarrollo, y esto nos obliga a conocer su tendencia y a apoyarla. Tenemos que justificarla, estar de acuerdo, y seguirla.

No podemos continuar desarrollándonos instintivamente como en el pasado, en el que la naturaleza desarrollaba nuestro deseo y nos empujaba a realizar ciertas acciones. Ella nos envió a descubrir América y nos animó a realizar muchas otras cosas. Obedecimos nuestros deseos, inventamos y construimos.

Hoy en día ya no es así. Hoy tiene que elegir: ¿Quieres hacerlo o no, te parece importante o no? Si no te parece importante, la Naturaleza comienza a enseñarte indirectamente, para que no privarte de tu libre albedrío. Es como un niño que se niega a escuchar a sus padres, y ellos tienen que actuar con astucia y darle momentos difíciles para que él venga  a ellos por sí mismo y pida ayuda. De esta manera juega con nosotros la Naturaleza, cómo con un niño, para que no privarnos de hacernos conscientes, de la comprensión, y de que estemos de acuerdo.

La Naturaleza nos presiona, nos empuja hacia adelante, y nos muestra la dirección correcta. Sin embargo, no nos obliga a avanzar. La Naturaleza es un político muy astuto, y podemos aprender mucho de ella.

(57087 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de Octubre del 2011, Shamati # 85)

Material Relacionado:

La envoltura correcta para el mensaje de la naturaleza
El egoísmo en la línea final
Esclavitud voluntaria: cumplir las leyes de la naturaleza

La crisis económica como puerta de entrada al nuevo mundo

Pregunta: La economía moderna mide la prosperidad económica a través de indicadores e índices reales. ¿Tendrá el período de economía de la transición su propio estándar, es decir un “índice de garantía mutua?” ¿Cómo lo mediremos?

Respuesta: También será medido por medio del dinero. Dinero (Kesef en hebreo) significa cobertura (Kisuf), la pantalla.

Pregunta: ¿Quién determinará este índice?

Respuesta: Un cuerpo normativo único que opera de acuerdo a las necesidades y de acuerdo al nivel al cual todo el mundo es capaz de conectarse en la equivalencia de forma. Puede que ya sea posible escribir ahora la fórmula para ello. Estas cosas no son tan descabelladas.

En primer lugar, tenemos que encontrar las palabras adecuadas y escribir varios artículos sobre la esencia de la economía actual, sobre su historia y base, y acerca de la base sobre la cual se construye la relación mutua entre la gente. Después de todo, la economía es la expresión de nuestras relaciones, de nuestro egoísmo. Pero junto con ello, también está relacionada con la política y los sentimientos de la publicidad y las mentiras del mundo moderno. La economía no es una ciencia exacta, porque abarca los sentimientos humanos y las conexiones entre las personas.

Si la economía no incluyera nuestras sensaciones, si reflejara sólo los ingresos y los gastos, no enfrentaríamos ninguna crisis ni tendríamos problemas en absoluto. Sin embargo, como Baal HaSulam escribe en el artículo “Paz en el mundo“, no podemos medir los esfuerzos, el éxito, la satisfacción y las relaciones humanas solo por medio del dinero. Por ejemplo, yo no quiero trabajar con alguien, incluso si gano un mil dólares al día, y estoy dispuesto a trabajar con otra persona por cincuenta dólares.

No somos máquinas, y por ello la economía no es una ciencia exacta, sino más bien algo intermedio. Medimos lo que podemos, pero muchas veces nuestro ego estropea los “rígidos” cálculos, y no podemos lidiar con eso.

Esto ha sido hecho a propósito. El Creador “nos hace tropezar” desde el principio mismo: Hemos sido creados diferentes, y no podemos medirnos unos a los otros por medio de un parámetro. De aquí provienen nuestros problemas económicos.

¿Cuándo seremos capaces de construir la economía ideal? Cuando seamos capaces de medir nuestros deseos y pasiones, todos los aspectos de nuestro mundo interior. Es por eso que vemos que los economistas están indefensos sin los cabalistas. Trabajando solo, solo lo estropean todo.

Por lo tanto, tenemos que demostrar que es posible crear un nuevo sistema de medición. En primer lugar, tenemos que escribir una serie de artículos sobre la economía como el reflejo de nuestras relaciones, incluyendo las emocionales. Este razonamiento psicológico nos permitirá llevar al lector de manera suave hacia la Cabalá.

No es por casualidad que la crisis económica se ha convertido en una especie de “puerta” hacia el nuevo mundo. Esta refleja la imagen de nuestro mundo de la manera más amplia, y por medio de ella sentiremos lo que nos falta para poder sobrevivir y salvarnos a nosotros mismos.

Y lo que nos falta es la garantía mutua. ¿Qué es? La garantía mutua compensa los factores humanos que la economía no tiene en cuenta. Es imposible medirlos con dinero, pero podemos cerrar esta brecha de antemano. No está claro por qué una persona tiene que recibir dos libras de llenado, la otra medio kilo, mientras que la tercera una libra y media. La economía no puede dar una respuesta a eso, pero nosotros compensamos sus carencias con la ayuda del poder espiritual. Cuando nos elevamos por encima de todos nuestros deseos, que son tan diferentes, los llenamos con un cálculo más alto, el cual se convertirá en una característica definitiva de la economía del futuro.

Por lo tanto, nosotros complementamos la economía financiera con la economía de la Gematría. De acuerdo con ella, si la persona ejerce el máximo esfuerzo, de acuerdo con los atributos que recibió del Creador, está en un sistema, junto con todos los demás, en el final de la corrección. Te guste o no, no serás capaz de calcular correctamente alguna cosa de cualquier otra manera. La crisis se hará sentir hasta el final de la corrección, hasta que la compensación emocional basada en la conexión mutua compense todas las diferencias económicas al cien por ciento.

Uno de mis vecinos recibe más que yo, otro recibe menos, y un tercero recibe algo totalmente diferente. Al verlos, tengo que compensar todas estas diferencias con mi actitud. Así se complementan la economía material y la economía de las pantallas. Las dos cuentas, la corporal y la espiritual, se volverán una y se complementarán totalmente la una a la otra.

Esta es la razón por la que humanidad no será capaz de soportar la crisis económica. Y no es por el hecho de que se trate de la escasez de alimentos, se debe a que las diferencias entre las personas se revelan aquí. Nosotros lo vemos como la brecha entre los ricos y los pobres, pero en esencia, esta es la manifestación de la necesidad de compensar, reconciliar a la gente. Estamos buscando una oportunidad para compensar las diferencias innatas para que todos puedan ser iguales a los demás. Esto es lo que nos revela la crisis económica.

(56782 – De la lección diaria de Cabalá del 2 de Octubre del 2011, Shamati # 219)

Material Relacionado:

La economía del alma
Evolución de la conciencia
Cambiemos hacia la economía del futuro

Nosotros somos educadores

Pregunta: Mucha gente en el mundo aboga por la cooperación y el cuidado de los demás. ¿Cómo podemos conectarnos con ellos?

Respuesta: Nosotros no nos conectamos a ellos. Hay apenas unas cuantas “almas buenas” que se ofrecen como voluntarias en los hospitales, que ayudan a los necesitados, o establecen diferentes organizaciones y fundaciones de caridad. Ellos ayudan a la gente y eso es muy bueno. De acuerdo con Baal HaSulam y con algunos estudios sociológicos, el 10% de la humanidad es altruista.

Hoy, sin embargo, por primera vez en la historia, hemos llegado a un punto crucial en nuestro desarrollo, y se les debe enseñar a las personas las leyes del mundo en el que están entrando. Nuestro objetivo no es otro edulcorante egoísta que no ayuda a los pobres, o una redistribución cosmética de los recursos a favor de ellos.

No, la humanidad está a punto de entrar en una nueva dimensión, en el que tenemos que estar conectados entre nosotros de manera global e integral. La naturaleza comienza a darnos consejos, como si nos dijera: “Así debes estar a partir de ahora, conectado orgánicamente, como un hombre con un corazón, como todas mis otras partes. Deja de  desarrollarte dentro de mí como un cáncer”.

Nadie además de nosotros entiende realmente lo que está sucediendo. Por lo tanto, tenemos que enseñarle a la gente. Somos una organización educativa, cuyo único objetivo es enseñar las leyes del mundo global.

La conexión mutua está apareciendo por todas partes. No podemos separarnos, aunque lo queramos. La única manera de cortar nuestra conexión es por medio de la guerra, pero eso no servirá de nada, porque las relaciones internas entre nosotros no desaparecerán. La guerra acabará pronto, y tendremos que reanudar la conexión, sólo que bajo condiciones mucho más difíciles.

Hoy en día la crisis destruye todos los aspectos de la vida. Tenemos que ver esta situación como un trampolín para el siguiente nivel. La evolución de la naturaleza nos obliga a pasar al nuevo estado.

¿Qué ganaremos con eso? Ganaremos el nuevo sistema. Por medio de este trabajo en común, de una conexión mutua, descubriremos la fuerza interna de la Naturaleza, sus mecanismos internos y nos elevaremos a un nuevo nivel de existencia. En primer lugar nos desharemos de todos los problemas cotidianos, y además, alcanzaremos la siguiente dimensión.

Así que no hay otra opción: la Naturaleza nos obliga a alcanzar eso. Por eso no damos regalos en las fiestas. Eso se lo dejamos a otras organizaciones. Nosotros estamos ocupados solamente en la educación nueva, integral. De igual manera que las guarderías y las escuelas preparan a los niños para la vida en nuestro mundo, ahora nosotros tenemos que preparar a toda la humanidad para la vida en el mundo que se nos ha manifestado, en la que todos estamos conectados de manera global.

El sistema superior, único e integral está acercándose a nuestro sistema humano destruido por el egoísmo. Si chocan, habrá una explosión horrible.

(56861 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 7 de Octubre del 2011, “Un mandamiento”)

Material Relacionado:

Una nueva educación para todos
La era de la educación global
Sembremos en educación

El mundo está despertando

Pregunta: La gente en todo el mundo están despertando y comenzando a hablar de unidad. ¿Por qué sucede esto?

Respuesta: Se deriva de la sensación interna. Una persona puede estudiar durante diez años, oír hablar de la importancia de la unidad todos los días, y sin embargo puede ser todo en vano. Si él no siente una necesidad, no escucha nada.

Pero de pronto empieza a comprender desde el interior, de forma natural. Inesperadamente, él comienza a darse cuenta que todos estamos conectados, que necesitamos justicia social y distribución equitativa, y que todos tenemos que alcanzar el equilibrio entre nosotros y con la Naturaleza. De lo contrario, nuestras vidas habrán terminado.

Hoy en día, unos pocos miles de hombres locos agotan los últimos recursos de la tierra y con la ayuda de la publicidad nos obligan a comprar lo que ellos fabrican sólo con el fin de añadir un cero en sus cuentas bancarias. Y seguimos sus directrices como humildes esclavos: Perseguimos los bienes materiales.

Ya basta de eso, todo se derrumba. Estamos madurando para nuestro deseo de recibir crezca sobre una base sólida, y como mientras se desarrolla, comienza a preguntar: “¿Para qué vivo? ¿Qué me está pasando? ¿Por qué sufro? ¿Por qué no puedo alcanzar el llenado?”

El desempleo en los EE.UU. ha crecido enormemente, incluso entre los jóvenes. Hay una enorme brecha entre los ricos de Wall Street y la generación joven. A la edad de 20 a 25 años la persona no ve ningún futuro por delante. Sin un trabajo que él o ella no quiere casarse ni tener hijos. ¿Qué clase de futuro les espera a sus hijos si sus propias perspectivas son sombrías?

El despertar espontáneo está llevando sucediendo. La gente va a las manifestaciones por su impulso interior, simplemente no pueden quedarse quietos en sus casas. Esto es anarquía pura: La persona no sabe lo que le sucederá mañana o el próximo segundo, y de esta manera él mismo se calma y se deshace de las emociones negativas. Su naturaleza lo obliga a hacerlo. La gente empieza a protestar sin tener una visión clara de la situación, sin conocer su propósito, o sin preparar un programa. Simplemente se siente mal.

Gradualmente, los altibajos de la vida los obligan a volverse sabios, y comienzan a comprender lo que realmente está pasando.

Todo el mundo está despertando hoy en día. Ya veremos lo que pasará en China, Japón e India. … El mundo está volviéndose “redondo”. La gente por naturaleza demanda el cambio. Intuitivamente, siente que tiene que estar conectada, que tiene que estar en equilibrio entre ellos y con la Naturaleza. Así es como se revela la Fuerza  universal general: subconscientemente, sentimos de repente que esto es exactamente lo que nos falta.

Y entonces todos empiezan a oponerse a la desigualdad y demandan algo: las madres solteras, jubilados, médicos y maestros. No es una coincidencia. Es una tendencia general, una demanda común por el equilibrio. Alguien se siente bien, otro se siente mal, y queremos que todos tengan una parte igual. El poder de la unidad y un nuevo enfoque que nos obligue a pensar que de esa manera estamos revelándolo en nuestro mundo global integral.

La pregunta es ¿cómo alcanzamos este estado? Sólo la sabiduría de la Cabalá ofrece una solución. Esta explica cómo lograr una distribución justa, cómo ganar equilibrio, y cómo ser compensado por los daños causados ​​por nuestro egoísmo.

El hombre aun quiere ser más que todos los demás, quiere lograr, avanzar. Por lo tanto, si todos llegamos a un estado en el que todos recibamos sólo lo esencial, ¿qué tenemos por adelante? ¿Cómo podemos reembolsar a las personas lo que han perdido? La Cabalá explica que es posible sólo a través del ascenso espiritual en el cual nuestro cuerpo físico recibe sólo lo que necesita, y el resto se utiliza para desarrollar el alma.

(56865 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 7 de Octubre del 2011, “Un mandamiento”)

Material Relacionado:

Manifestaciones: una forma de crear una nueva sociedad
El pueblo exige justicia social
Un presente para la humanidad

Sobre el capitalismo de hoy

Opinión: (Chandran Nair, Fundador y director ejecutivo del centro de estudios del Global Institute For Tomorrow con sede en Hong-Kong): “Es importante entender que los principios fundamentales del capitalismo, que establecen que los seres humanos son racionales y los mercados se comportan de manera racional, y que los mercados asignarán los precios, son deficientes. Es importante también comprender las raíces del capitalismo moderno”.

“Ustedes podrían argumentar que la esclavitud fue el primer intento por bajar el costo de los recursos. Cuando la esclavitud llegó a su fin no había colonización, la cual fue un nuevo intento del modelo capitalista para utilizar recursos baratos. Con el fin de las colonias, tuvimos el argumento de la globalización del crecimiento económico y de la globalización de las finanzas”.

“Lo que tenemos que reconocer ahora es que el mundo es un lugar muy diferente del que era hace 100 años, cuando había mil millones de personas”.

“Ese juego ha terminado y necesitamos una reestructuración fundamental, esencialmente sobre la manera en la que la gente vivirá, y necesitamos ir más allá de las simples nociones del crecimiento hacia unas más sofisticadas, a discusiones matizadas sobre el progreso humano”.

“Esto no es posible y es allí donde ha chocado esencialmente el capitalismo contra un muro y donde debe llevarse a cabo una conversación muy diferente”.

Mi comentario: La falta de recursos en el mundo, por un lado, y la aspiración natural a crecer, por el otro, nos dejan con la única oportunidad de llenado ilimitado: la satisfacción con las adquisiciones no-materiales. Es posible despertar el deseo por esta a través de la correcta educación de los ciudadanos. El sueño de todos se hará realidad a través del llenado  que no es material.

(57480)

Las oscuras letras que nos traen Luz

El alcance es interno, y no hay nada por fuera de nosotros. Todo lo que aparentemente nos rodea es simplemente una ilusión temporal, incluyendo este mundo imaginario, e incluso el mundo espiritual. Pero en el mundo espiritual al menos somos conscientes de que algo sólo parece estar por fuera de nosotros, porque es rechazado por nuestro ego.

Incorporamos los deseos de los demás en nosotros, según la medida de nuestra capacidad para hacerle sombra a nuestro egoísmo y ocultarlo, para darle la intención por el bien del otorgamiento, y hacerlo de acuerdo con el principio de “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, la ley de la Luz.

El símbolo de todas estas correcciones es una construcción especial llamada Sucá que nos muestra cómo construir la sombra. Nuestro hombre interior se sentará dentro de la Sucá y tomará los cuatro símbolos de Sucot con él: tres que pertenecen a Zeir Anpin (el Lulav [una rama cerrada de una palma datilera], los Hadasim [tres ramas con hojas del árbol de mirto], y las Aravot [dos ramas con hojas del sauce blanco]), y el cuarto (el Etrog [una fruta de un árbol de citrón, similar a un limón o toronja]), que pertenece a Maljut. Él los conectará entre ellos y empezará a balancearlos: hacia la derecha, la izquierda, adelante, atrás, arriba y abajo, en las seis direcciones que corresponden a las seis Sefirot de Zeir Anpin (VAK). Y al mismo tiempo él está dentro de la Sucá, donde sus tres paredes corresponden a las tres Sefirot de Jesed, Tifferet, Gevura (HGT). La Sefira Netzaj es el techo de la Sucá, y la Sefirá Jod es el suelo.

Resulta que el hombre se une por completo con Zeir Anpin, lo que representa las cualidades superiores de otorgamiento de él. Y cuando se conecta con todas estas cualidades en todas las direcciones, es decir, en todas las cualidades de VAK de Zeir Anpin, mientras que él mismo representa Maljut, al hacerlo de esta manera corrige y conecta todas estas cualidades juntas.

Y todo esto se hace gracias a la sombra, que puede ya sea ocultar o revelar. Una sombra que oculta es cuando trabajamos en contra de nuestra inclinación al mal, el deseo egoísta. Y la sombra que revela es cuando escribimos las letras de nuestro trabajo como si estuviéramos utilizando tinta negra sobre un fondo blanco. Así creamos las diferentes formas de ocultamiento, que son similares a la Luz. Gradualmente, toda la oscuridad se convierte en Luz debido a la creación de diferentes sombras (por ejemplo, en la forma de las alas).

El hombre no se conecta con la Luz, sino más bien con sus formas, y por el contrario, al ocultarse de la Luz con la ayuda de las sombras, construye formas similares a la Luz, al otorgamiento. Este es nuestro trabajo. Nosotros trabajamos hasta que adquirimos la equivalencia de forma y la adhesión (Zivug) con la Luz con la ayuda de todas las sombras, de todas las formas de oscuridad, de las “letras”, y de las colisiones con la Luz. Y al final toda la oscuridad brillará como la Luz.

Nuestro trabajo es crear formas de oscuridad, formas de letras, tales como las líneas negras y curvas y hacerlas similares a la Luz. Por ello, el símbolo de todas estas correcciones es la cobertura de la Sucá. Y todo nuestro trabajo consiste en encontrar la manera de construir ésta cubierta por encima de nosotros y sentarnos bajo su sombra, que nos permitirá alcanzar la Luz. Toda la Luz Circundante que nos llega y la que se mantiene por encima del techo de la Sucá actúa en nosotros, en la Sucá, de manera que las formas de la oscuridad brillan como la Luz para nosotros.

(57423- De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/12/2011, Escritos de Rabash)

¿Quién dijo que debemos unirnos?

Pregunta: ¿Por qué el conocimiento acerca de la unidad tiene que venir al mundo de una organización que el mundo no entiende y, que además tiene su base en Israel?

Respuesta: Se trata de gente con un deseo interior urgente por revelar el significado de sus vidas. Esta aspiración les permite revelar el programa y el propósito de la creación, y entonces realizarlo. Estas personas son llamadas “Israel” (“directo al Creador”). Este nombre ha existido desde hace cinco mil años, y precede al nacimiento de la nación de Israel.

Estas personas difunden la palabra de unidad al mundo. Así es.

El mundo está aún por comprender que su antisemitismo deriva del hecho de que el poder de unir a todo el mundo está contenido dentro de la nación de Israel. La gente no quiere unirse, y es precisamente por eso que odian al país y a la nación de Israel. Este odio está aún por revelarse.

Incluso aquellos de nosotros que estudiamos la Cabalá aún tenemos dificultades para aceptar e interiorizar las palabras de los cabalistas. Una y otra vez nos olvidamos de lo que hemos escuchado. Todo esto debe ser tenido en cuenta cuando se circula la Cabalá.

Nuestra presentación tiene que ser pulida, endulzada y comprensible. No debemos presentarla a la gente por medio de preguntas que nosotros aún no podemos contestar.

“El mundo debe unirse. Esto no viene de nosotros. Esto es algo que los principales expertos y los científicos están descubriendo hoy en día. “Somos como una agencia de publicidad para ellos, y hablamos de lo que está volviéndose más y más evidente. Nosotros citamos a los especialistas, a la gente famosa, a los políticos, periodistas y presentadores de radio y televisión. Nosotros actuamos como sus representantes, sin revelar de inmediato el contenido interno.

Lo más importante es que la gente empiece a cambiar, y más tarde, cuando lo necesiten, encontrarán su camino hacia nosotros.

(57433- De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/12/2011, “Paz en el Mundo”)

Circulen los materiales con la intención correcta

Pregunta: ¿Cómo nos sintonizamos con la circulación de los materiales?

Respuesta: Pidamos todos al Creador que nos de las fuerza para unir a unos con otros y que por lo tanto podamos traer al mundo entero a la unidad. Esperamos que por medio de esto le traigamos satisfacción a Él y descubramos que actuamos por el bien de Él. Queremos sentir que todos nuestros grupos y estudiantes individuales en todo el mundo están unidos en un corazón, en un deseo, y que Él nos llena. Y que el mundo entero se une a nuestro alrededor, y todos nos convertimos en una vasija espiritual única.

Esta debe ser nuestra oración dirigida a la Fuerza que da y corrige.

(57551- De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/14/2011, “Un mandamiento”)

Las agencias estatales de seguridad están fuera de servicio

Hoy en día un experto en economía es alguien que sabe cómo hacer dinero a expensas de otro sin quebrantar la ley. Pero estamos hablando de otro tipo de economía, uno que todos debemos conocer, ya que permite a la persona llenar su alma, y ​​no su bolsillo.

Nosotros proveemos para todas las necesidades físicas, todos reciben lo que necesitan, y nos aseguramos de que los niños y los adultos aprendan a mantenerse dentro del presupuesto familiar. Esa es nuestra primera tarea: cuidar de las necesidades básicas, como la vivienda, la comida, la ropa, algo de trabajo, mucho más estudio, y así sucesivamente. Y todo lo que está más allá de las necesidades debe ser purificado y trasladado a la esfera espiritual.

Eso no quiere decir que el dueño de una fábrica de decoración tenga que cerrar su negocio. No, eso también es necesario, pero sólo en la forma y medida que no implique a nuestro ego. Todo debe ser equilibrado, pero no por una agencia de seguridad estatal, sino que debe ser equilibrado por el hombre mismo, a quien estamos elevando al grado humano.

No podemos y no intentamos directrices arbitrarias: “A partir de hoy todos reciben solamente una botella de leche por día”, y así sucesivamente. Necesitamos elevar a la gente a un nivel en el que voluntariamente se contente con la calidad, el consumo moderado.

En la nueva economía, nada puede realizarse sin la educación y el ascenso de la humanidad. Básicamente, abandonamos la “bestia” en la economía material, mientras que en todos los demás aspectos de la economía asumimos una forma espiritual.

Por lo tanto, tenemos dos economías: la material y la espiritual. La economía material se basa en el intercambio monetario, de la misma manera que antes, aunque tal vez la situación irá cambiando más adelante. Mientras que la economía espiritual debe complementar de inmediato todo lo que la persona ha perdido. Sus aspiraciones competitivas, los celos, el odio, los impulsos internos, “la hierba más verde”, y así sucesivamente, todos estos vacíos deben ser llenados.

Uno no puede ser abandonado a mitad de camino sin ayuda. Y la educación es esencial para esto. Cuando las masas se conecten con este proceso y acepten estas explicaciones, cada uno tendrá un entorno que lo llena, que lo obliga, y lo eleva. Y cuanto más intensamente apresado esté por el odio, los celos, el distanciamiento, y la ambición, más claramente sentirá que este es precisamente el entorno adecuado que puede llenar estos deseos con la garantía mutua, mientras que en el mundo egoísta permanece vacío.

Él no disminuirá sus aspiraciones, sino que las incrementará y realmente la llenará. Nuestra esencia no puede ser pacificada, así que crezcamos, pero de la manera correcta.

(57334- De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/11/2011, “Paz en el Mundo”)

Un retrato detallado de la nueva economía
La economía del alma
El consumo no es el problema

La solución a la crisis está en la similitud con la Naturaleza

Opinión: (Jean-Claude Trichet, Presidente del Banco Central Europeo): “La crisis de la deuda soberana en la zona euro se ha convertido en sistémica y los riesgos para la economía están aumentando rápidamente en los bancos de Europa en la zona de peligro, dijo el martes Presidente del Consejo Europeo de Riesgo Sistémico (JERS) Jean-Claude Trichet”.

“La alta interconexión del sistema financiero de la UE ha llevado a un rápido aumento del riesgo de contagio significativo. Esta una amenaza para la estabilidad financiera en la UE en su conjunto y afecta negativamente a la economía real en Europa y más allá de ella”.

“Trichet instó a los gobiernos y a las autoridades europeas a actuar en conjunto para resolver la crisis, y añadió que una demora podría ser desastrosa”.

“Es urgente que todas las autoridades actúen al unísono, con un compromiso total para salvaguardar la estabilidad financiera, dijo”.

Mi comentario: No es sólo la financiera, sino la crisis sistémica, global y general de todas las esferas de la actividad humana, derivada de la crisis del hombre y de la sociedad. Sólo la unificación gradual de todas las personas en un todo, como lo requiere la naturaleza integral, la que nos llevará a la balanza con ella y nos liberará de todas las crisis, las cuales son las señales de nuestra disparidad con la naturaleza.

(57393)