Cómo llegar a ser la corona de la naturaleza

Hoy en día descubrimos que la información viaja instantáneamente. Más aun, ciertas acciones físicas también suceden instantáneamente, y no sólo con la velocidad de la luz, del sonido, etc. En otras palabras, toda la naturaleza está unificada.

Si es así, entonces al desarrollarme, llego a un estado en el que debo participar conscientemente en esta unidad, la examino, estoy de acuerdo, y participo razonablemente en ella. Debo ver dónde participo sin ser una parte integral, es decir, dónde deseo ser un egoísta, dónde quiero recibir para mí mismo, y no considero a mi círculo cercano y distante.

Evidentemente, la naturaleza me está empujando hacia la toma de consciencia de que estoy completamente interconectado con ella. Esta desea que yo tome consciencia de esta unidad y participe en ella conscientemente. Es por esto que experimento y seguiré experimentando crisis, mi falta de correspondencia con esas condiciones.

La naturaleza me revela esto como un círculo y parece estar diciendo: “Este es el círculo más cercano al que ahora debes estar integrado, completamente interconectado. En este momento, no sientes que estás en equilibrio, conexión, y armonía con ello, y debes alcanzarlo”. Entonces, esto me obliga a hacerlo creando diferentes, malas circunstancias. Tengo problemas conmigo mismo, con mis hijos, con las circunstancias que me rodean, en la salud, la ecología, y todo lo demás.

Esta me obliga desde todos los ángulos. Es una crisis de muchas facetas. No es sólo una crisis económica, sino una crisis con todo lo que hago y con todo con lo que estoy interconectado. La naturaleza está haciendo evidente, demostrando, que no soy ni global ni integral en el estrecho campo donde existo ahora. Tan pronto como me vuelva más interconectado con ello, entonces me mostrará un campo más amplio, en el que sentiré otra vez que estoy en crisis.

Sin embrago, esta no es otra crisis que vendrá en otros dos años. Simplemente será la revelación de un campo más amplio con el cual también debo formar una conexión integral.

Yo corrijo cierta parte (con otras personas, con los niveles inanimado, vegetativo, animado, etc.). Parezco llegar a cierto reposo o equilibrio con ello y de pronto, ¡sorpresa!, otra crisis. Pero no es una crisis. La naturaleza simplemente me expande de esta forma. Quiere convertirme en un elemento consciente de manera que participe conscientemente en su integración ¿Para qué? De esta manera, llegaré a conocerla, y realmente me convertiré en su corona, en su fruto.

Vemos hoy que el hombre es el elemento omnipresente en el universo. Pero, le hace falta un aspecto: No entiende dónde está, no comprende toda esta interacción, y no se incluye a sí mismo en ella. Justo ahora, la naturaleza está comenzando a desarrollarnos hacia este estado específico, y vemos esto en la práctica.

(56978 – De la charla sobre educación global del 9/7/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta