El deseo del sistema integral

Baal HaSulam, “Paz en el mundo”: No se sorprendan si mezclo el bienestar de un colectivo particular con el bienestar de todo el mundo, porque en realidad, hemos llegado ya a tal grado que todo el mundo es considerado un colectivo y una sociedad. Es decir, dado que cada persona en el mundo extrae su médula vital y su vitalidad de todas las personas del mundo, está obligado a servir y cuidar del bienestar de todo el mundo.

Hemos probado con lo anterior que la subordinación total del individuo al colectivo es como una pequeña rueda en una máquina. Él extrae su vida y felicidad de ese colectivo, y por lo tanto el bienestar del colectivo y su propio bienestar son uno y el mismo, y viceversa. Por lo tanto, según el grado en el que una persona está esclavizada a sí misma, necesariamente se vuelve esclava del colectivo.

¿Esto significa que hemos sido esclavizados? ¿Va a ser necesario subyugar a cada persona a las demandas de una regulación específica? ¿Entonces dónde está la libertad del individuo? ¿Dónde están la libertad y la justicia si van a obligar a otros para que hagan algo?

El asunto aquí es que un nuevo sistema que lo envuelve todo está “vistiéndose” gradualmente en nuestro mundo y estamos obligados a someternos a este. No hay otra manera de seguir. Debemos aceptar este sistema global, integral que está siendo revelado en todos los lugares hoy en día. Tenemos que ayudarnos a hacer esto e incluso obligarnos porque dependemos unos de otros. Nadie puede amurallarse lejos de los otros y comunicarse con ellos “a distancia”. El mundo se ha vuelto muy pequeño. Estamos extrayendo nuestros recursos de las mismas fuentes, estamos todos “cosidos los unos a los otros”.

El sistema de interconexión global está imponiendo circunstancias obligatorias sobre nosotros. Sin embargo, no está imponiendo una regla arbitraria, sino el principio de la garantía mutua. Debemos cuidar unos de otros y al mismo tiempo tenemos derecho a obligarnos entre nosotros a observar este principio. Nadie puede usar la ventaja de la fuerza para imponer su propia voluntad y leyes sobre los demás. Esto no nos habla de los caprichos personales de alguien, sino del deseo del sistema general, integral que está expresándose y asignándonos obligaciones comunes a todos.

Estamos todos totalmente interconectados y por ello tenemos que organizarnos de acuerdo al sistema universal que la naturaleza nos está demostrando. Si alguien no lo acepta y no nos deja otra alternativa, debemos asegurarnos de que sin embargo, desee adaptarse a las nuevas condiciones, si no es por su propio deseo, entonces en contra de su voluntad.

¿Cómo? muy simple. Cortaremos todas las conexiones con él, lo aislaremos, dejándolo frente a frente con el sistema global. Hoy no necesitamos guerras o bombas atómicas. Es suficiente con privar a un país de sus arterias vitales, cortar los canales mediante los cuales exporta e importa bienes y materias primas. No compraremos su producción y no comerciaremos con este, y el país se desmoronará, incluyendo su industria, energía, y otros sistemas.

Hoy en día ni una nación puede arreglárselas sin las otras o cambiar a un modo autónomo. Así de interconectado está todo. Por lo tanto, tenemos que explicar a las sociedades, países y gobiernos lo que aún no entienden: la única manera en la que sobreviviremos es mediante la observación de la ley de la garantía mutua, y no hay otra manera.

Así, el bienestar de todo el mundo depende del bienestar de cada sociedad y de cada país, y viceversa. Todo esto nos lleva a consecuencias de largo alcance, las cuales ni siquiera podemos imaginar. Cada persona sentirá que depende de todos, de todas las formas. Incluso cuando preparo una taza de té caliente, el mundo entero participa en ello junto conmigo.

La situación está dictando una visión del mundo completamente nueva, una nueva sensación del mundo para nosotros. De aquí en adelante estoy entera y plenamente bajo el poder de otros, dependiendo directamente de ellos. Y si estoy consciente de esto, como un animal que no puede poner comida y bebida en su propio abrevadero, entonces el entendimiento del sistema de garantía mutua me permite tomar mi lugar en este, como un niño obediente.

Por eso es tan importante comenzar a educar a las personas hoy. Todos tenemos que abrir los ojos para ver dónde estamos.

El camino hacia ahí no es fácil. Vemos esto mediante el ejemplo de Europa, que está luchando contra la crisis financiera. Sus líderes están teniendo muchas dificultades entendiendo el significado de lo que sucede. Se culpan entre sí, pero en realidad nadie es culpable. Es sólo que hasta ahora todos se comportaron de forma egoísta, pero ahora se nos niega esa posibilidad.

Es lo mismo para nuestro grupo. Para el mundo lo que está en juego es la vida material, mientras que para nosotros, es la vida espiritual. Debemos entender que la vida espiritual depende de la revelación del sistema de garantía mutua. Comenzaremos a vivir espiritualmente sólo en ella y gracias a esta cuando establezcamos la interconexión, armonía, distribución justa, y relaciones leales entre todos nosotros.

Entonces, a partir de nuestro grado de interacción espiritual, seremos capaces de derramar este conocimiento, este método educativo en el mundo, sobre el grado de la interacción material, dándole al mundo toda la abundancia que pasará a través de nosotros. Con la ayuda de la educación, les daremos a las personas las vasijas, mientras que la Luz proveniente de nosotros los llenará con la sensación de vida.

En principio, el mundo ya entiende que se ha vuelto “redondo”, pero por otra parte, aún no siente toda la extensión de sus interconexiones. En el futuro próximo veremos con nuestros propios ojos que toda persona que se oponga a la garantía mutua, será sujeta a golpes muy poderosos. Todos los “chicos listos” que no quieren crear buenas relaciones con otros, que no aspiran en la dirección del orden, la interconexión y la mutualidad, ya sean personas por separado o naciones enteras, experimentarán las consecuencias negativas de sus propias especulaciones que regresan como un boomerang hacia ellos.

(57858 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/17/11, “Paz en el Mundo”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: