El mundo espiritual no es misticismo

El problema es que somos incapaces de trabajar en nuestra conexión y de darnos cuenta cada vez más de su importancia en cualquier circunstancia, en cualquier situación, y en cada día. La única razón para esto es que las personas imaginan el mundo espiritual como algo muy remoto de la realidad en la cual existen actualmente. Piensan que el mundo espiritual existe en un lugar diferente o en un universo diferente.

No se dan cuenta de que pueden revelar el mundo espiritual justo aquí, en adición a este mundo. Es placentero pensar que entramos al mundo espiritual tras la muerte. Incluso cuando las personas aprenden  a través de la sabiduría de la Cabalá que verán el mundo espiritual en esta vida, aún así imaginan revelar un mundo más allá, apartado de todo lo que tenemos aquí.

Sin embargo, ¡Esto es incorrecto! Lo que revelamos es una red de fuerzas de conexión entre las personas y el Creador que llenan este mundo, esta realidad. Revelamos una nueva fuerza operante y dirigente en el universo que previamente estaba oculta. En adición a nuestro deseo egoísta en el cual percibimos “este mundo”; revelamos el deseo de otorgar y dentro de este; revelamos un nuevo fenómeno llamado el mundo “superior” o “futuro”, es decir el mundo que viene hacia nosotros.

Si la persona, con toda su fuerza, trata de aproximarse a la forma del mundo superior, el Creador, como una red integral de conexión que está siendo revelada entre todas las formas que actualmente percibe en su mundo, le ayuda a evitar crear un “ídolo” y a permanecer realista en oposición a perderse en el misticismo.

El mundo superior es una red de otorgamiento que es revelada entre todas las partes de esta realidad así como en la realidad adicional que nos es revelada como una red de fuerzas. Lo único que existe son las fuerzas ya que todo no es más que la fuerza del deseo, intención, y pensamiento. Cuando la persona ve la realidad de esta manera, comienza a caer en cuenta que todos los medios para alcanzar esta nueva realidad están justo en sus manos.

Después de todo, esta es alcanzada con la ayuda de personas que son las portadoras de la fuerza de otorgamiento. Esos son amigos que quieren obtener otorgamiento y una intención altruista. Ahora, junto a sus  amigos, la persona puede comenzar a construir y a revelar este sistema de otorgamiento.

(57843 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/16/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: