El negocio del espectáculo con la intención correcta

Ayer en la noche, Jacob Seligmann, un estudiante de Bnei Baruj en Nueva York, inauguró el Festival de Teatro Musical de Nueva York, con su nuevo espectáculo The Big Bank. Esta no podría ser más oportuna. Se trata de un banco que destroza a la gente y obtiene gozo completo de esto.

“El público se reía y lloraba mientras el jefe de los grandes bancos tomaba placer al recuperar y excluir a otros y al beneficiarse del fracaso de los demás. Al final del espectáculo hay redención, el jefe del gran banco tiene un “despertar espiritual” y se da cuenta de que la vida es un préstamo. Toda la vida es como un gran banco, y la puerta está abierta, toma lo que quieras, y todo queda registrado. (Baal HaSulam, “La Paz”)”.

Habrá un artículo sobre la gira de Jacob y mostraremos la nueva revista EmergenZ de la que todos hemos escuchado en la convención de Toronto.

“Imagínate que el Gran Banco está en Broadway este verano y que todos estamos ahí y que Jacob está haciendo entrevistas en el New York Times y en la televisión y que habla de nuestro mensaje al 99%. ¡Esto es algo que está sucediendo ahora mismo! “(De una carta de Seth Breitman a los amigos)

(56298)

Material Relacionado:

El peligro real: verano israelí
La cabalá y las siete ciencias externas
¿Qué se requiere de nosotros en la difusión?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta