La clave está en encontrar el camino correcto

El principal problema es que la persona, incluso después de estudiar la Cabalá por muchos años, no puede entender que toda la Torá se revela en la conexión entre las personas. Este concepto nos repele tanto que nos olvidamos de él en todo momento. ¡Estamos dispuestos a hacer cualquier otra cosa menos eso!

Este es el primer obstáculo en el camino. Y aquí, todo depende de la construcción del entorno que sostendrá constantemente a la persona en la línea correcta. Nosotros revelamos el mundo espiritual sólo mediante la profundización de esta conexión dentro del grupo, en particular en una conexión interna con los amigos, no en una externa. Después de todo, el mundo espiritual es la conexión entre nosotros.

Desarrollamos constantemente esta conexión dando un paso tras otro, y atraemos la Luz que Reforma deseando la fuerza general del otorgamiento, llamada el Creador, para que secretamente habite entre nosotros. Queremos revelarlo para que El corrija la conexión entre nosotros.

Y luego la conexión y el otorgamiento mutuo, que existe en la Luz superior, se darán a conocer en el interior de nuestros deseos, para que la vasija (el deseo) y la Luz se vuelvan iguales. Esto se conoce como la adhesión de la criatura con el Creador.

El énfasis en nuestro trabajo tiene que cambiar hacia el grupo, hacia la conexión entre nosotros, para que todos nuestros deseos y pensamientos, a excepción de aquellos relacionados con el mantenimiento del cuerpo animado, sean dirigidos hacia el bien de los otros. Y luego vamos a pasar, con relativa rapidez, todas las etapas que nos llevan a la revelación de la fuerza del otorgamiento o a la revelación del Creador a los seres creados.

Lo más importante es dirigirse uno mismo, para definir con claridad y precisión la línea de trabajo, que es sólo en la conexión entre las criaturas. Esto lleva mucho tiempo, porque el filtrado y las decepciones, todos los otros caminos posibles, los enfoques y los medios, son el trabajo en contra del egoísmo de cada uno y eso lleva mucho tiempo.

Pero después de que la persona finalmente toma esta decisión, es decir, después de que la Luz lo dirija hacia ese estado, hacia una conexión entre los seres creados, uno consigue estar en el camino correcto.

(58515 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/24/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: