La crisis financiera ha agotado la fuerza del mundo

En las noticias (del Foro Económico Mundial sobre riesgos globales del 2011, Sexta Edición): “La crisis financiera ha agotado la capacidad del mundo para hacer frente a las conmociones. La frecuencia y la gravedad de los riesgos para la estabilidad mundial se han ampliado, no así la capacidad de los sistemas globales de gobierno para hacerles frente. Estas son las conclusiones de los Riesgos Globales del Foro Económico Mundial 2011, lanzado el 12 de enero de 2011…

“El Foro Riesgos Globales 2011, llega a la conclusión de que tres grupos de riesgo están creando pasivos significativos para la próxima década:

“Los riesgos macroeconómicos: la crisis financiera global se basa en las debilidades estructurales a largo plazo en la economía global. Los desequilibrios macroeconómicos, las crisis fiscales en las economías desarrolladas, grandes pasivos no financiados socialmente y la debilidad de los mercados financieros forman un complejo nexo de riesgo económico”.

“La economía ilegal: un mayor número de estados fallidos y frágiles, crecientes niveles de comercio ilícito, el crimen organizado y la corrupción forman un nexo de riesgo criminal. Un mundo en red, fallos en la gobernanza y la disparidad económica crean oportunidades para el florecimiento de la ilegalidad”.

“Recursos que limitan el crecimiento: el mundo se enfrenta a límites estrictos en el nivel más básico en cuanto al agua, alimentos y energía. El aumento de la población y el consumo y el cambio climático conducen a este desafío, mientras que las interconexiones entre estos problemas hacen difícil la respuesta”.

Los sistemas del siglo XX están fracasando al gestionar los riesgos del siglo 21, necesitamos nuevos sistemas en red para identificar y abordar los riesgos globales antes de que se conviertan en una crisis global”, dijo Robert Greenhill, director general y responsable de negocios en el Foro Económico Mundial”.

“La interconexión y la complejidad de los problemas significa que abundan las consecuencias no deseadas, y los mecanismos tradicionales de respuesta a los riesgos a menudo simplemente transfieren el riesgo a otros actores o sectores de la sociedad”.

Mi comentario: Los estudios demuestran que existimos en el nuevo sistema de relaciones sociales. No somos capaces de entender este sistema, y mucho menos de controlarlo. Pero en este caso, nuestro futuro es impredecible, y no sabemos qué hacer en cada momento. Es por eso que es mejor que nosotros actuemos en absoluto hasta que comprendamos este sistema.

Sin embargo, durante el tiempo transcurrido desde el inicio de la crisis (el Club de Roma se dio cuenta de ella ya en la década de 1960), no hemos comprendido la naturaleza de los cambios en nuestro mundo y en la sociedad. Nos sentimos más y más ciegos en un espacio desconocido. Carecemos de los sentidos para entender la nueva red de relaciones entre las diferentes partes del mundo y de la sociedad.

Nosotros definimos este nuevo sistema de relaciones como global e interconectado, pero nosotros mismos no fuimos creados en tal sistema y no nos ajustamos internamente. La razón es que no podemos entender el nuevo mundo, y mucho menos controlarlo. Por inercia, queremos aplicar las leyes del viejo mundo a este nuevo mundo.

Las leyes del nuevo mundo son las leyes de la garantía mutua. Ellas son las que conocemos de la Cabalá. Es por eso que se revela en nuestro tiempo. Hasta que el mundo no se familiarice con estas leyes, la crisis continuará….

(58670)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta