La debilidad de los poderosos

Pregunta: Usted publicó hoy los resultados de la investigación que descubrió un núcleo de 147 empresas líderes en el mundo que están estrechamente entrelazadas unas con otras, que se apoyan mutuamente, y que para muchos es epítome de la noción de globalización en su sentido negativo, como aquellos que acaparan el poder del mundo. ¿Puede cambiar algo en este sentido como resultado de nuestra unión?

Respuesta: No creo que los líderes de estas empresas fueran lo suficientemente inteligentes como para incitar dicho plan. La naturaleza fue tirando de las cuerdas, y los llevó a la situación actual. El hombre no elige nada aquí. Es, simplemente, impulsado por el deseo egoísta, que se desarrolla a proporciones globales.

En realidad el asunto no se limita a 147 empresas. Si hacemos un cálculo verdaderamente profundo y preciso, entonces probablemente no encontraremos nada más allá de esta red. Sin embargo, su aspecto que los muestra “por encima del agua”, que los une a todos, puede ser imaginado de esta manera.

Por otro lado, hay aquí un problema significativo oculto, que los grandes jugadores están descubriendo hoy en día. El enorme alcance y la interconexión con otras personas les da poder, pero al mismo tiempo, enorme debilidad. Después de todo, están “atados” y no puede hacer nada. Ninguno de ellos es capaz de ceder un milímetro. Los hilos entre ellos se convirtieron en lazos de los cuales es imposible escapar.

Por lo tanto, resulta que en vez de proporcionar poder a cualquier persona, la red global rige por sí sola, total y completamente. El mundo ya no es capaz de romper esta conexión, y como resultado, este no puede cambiarla para mejorar su situación de ninguna manera. No hay cumbres que puedan mejorar la situación con la ayuda de ninguno de los medios a su disposición. Después de todo, estos medios ya no son eficaces, que es lo que hemos estado viendo en el transcurso de los últimos años.

Los líderes mundiales son impotentes. En esta situación, la red global los obliga a estar inactivos porque los métodos usuales, tanto los económicos como la fuerza militar, no ayudan. Ni invertir dinero en los bancos, ni cambiar a los dictadores, nada ayudará. El mundo está gobernado por esta red, y su movimiento no puede ser detenido.

Lo único que puede hacerse es cuidar de la educación de las personas, en sus movimientos internos. Es necesario cambiar la calidad de la “materia” que se conecta por medio de los hilos de esta red. Ustedes no pueden cambiar la red en sí misma, pero se puede mejorar la calidad de sus componentes, y entonces su relación mejorará. Esa es la única manera en la que todo el sistema puede ser elevado al nivel de interacción y prosperidad.

Esto ya será algo nuevo, completamente diferente de lo que la gente en el poder tuvo en mente. Sin embargo, esto nos dará la vida. De lo contrario la red comenzará a matar a los que están en ella. El mundo tiene que entender que sólo hay una oportunidad, sólo una aproximación a los problemas modernos: cuidar de la cosmovisión de la gente, elevar su conciencia, su nivel moral. Entonces su conexión, que envuelve su red, se eleva de lo  negativo, egoísta y proteccionista, a la unidad, la cohesión y la garantía mutua.

Todos los demás planes no van a ayudar. Por otra parte, la nueva educación debe ser realizada por personas con un punto en el corazón, que atraiga a la Luz que Reforma. De lo contrario no funcionará. En las condiciones actuales, sólo funcionará una dirección de las acciones clara y estricta.

(58526 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/24/11, “Paz en el Mundo”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: