La verdad desde la barriga

Pregunta: Las palabras de Baal HaSulam suenan como una utopía. Está claro que si cada persona trabaja para el bien común, entonces todos estarán bien. Pero, ¿tenemos los medios para crear ese tipo de sociedad?

Respuesta: Por supuesto que los tenemos. Hay un conjunto de medios elementales que hacen posible hacer esto fácil y gustosamente, mientras somos impregnados de entusiasmo y se nos provee con una enorme recompensa. Incluso desde el punto de vista puramente egoísta, vale la pena, porque se librarán de todos los males de este mundo, se establecerán buenas relaciones con otras personas, y dentro de ellos ustedes adquirirán un nuevo mundo, lleno de bondad. ¿Qué más pueden pedir?

“Pero, ustedes se preguntarán ¿cómo puede hacerse esto?”. La respuesta es: al realizar la libre elección a través de la creación de un entorno alrededor de ustedes que constantemente les lave el cerebro y presione sus sentimientos con el beneficio del otorgamiento.

Entonces, ¿cuál es el problema? Todo es muy lógico. Y si no lo desean, entonces varios desastres en el futuro cercano cambiarán nuestras prioridades. Cuando pierdan el trabajo, cuando la nevera esté vacía, cuando sus hijos demanden de ustedes algo que no pueden hacer por ellos, cuando sus esposas comiencen a ejercer presión sobre ustedes, entonces no encontrarán ninguna alternativa, ustedes, después de todo, descubrirán que hay una corrección para este mundo.

En realidad, ustedes evocan la actitud dura de la naturaleza sobre ustedes. Ustedes se ponen en conflicto con ella porque no corresponden a las exigencias que ella les presenta. Y estas demandas son claras: una unificación global, integral, igual para todos. Tenemos que tomar un ejemplo de la naturaleza. Por este camino alcanzaremos el éxito, y por cualquier otro sólo el sufrimiento. Así es expresada la ley de equivalencia de forma que opera en la física, la biología, y todos los demás campos. Hasta hoy sólo la sociedad humana representa una excepción, pero ha llegado el momento de observar esta ley también en la sociedad, y de hacerlo por nuestro propio deseo.

Así que, adelante, inténtenlo. Si no pueden hacerlo, entonces sufrirán debido a la violación de la ley hasta que esta los obligue a observarla. Esto es lo que siempre sucede en el proceso del desarrollo natural. Anteriormente también recibieron golpes en diferentes intensidades, los cuales los empujaron hacia adelante sin ser siquiera conscientes de ello la mayor parte del tiempo. Experimentaron presión desde diferentes lados y resolvieron los problemas que surgieron. A veces tuvieron que librar guerras y revoluciones, que son los mayores impulsos hacia el apaciguamiento, en las cuales las cosas eran ya simplemente insoportables.

Así se desarrollaron hasta ahora y así se desarrollarán a partir de ahora. Ustedes siempre tendrán la oportunidad de dar el siguiente paso. Después de todo, son la materia que siente, un deseo de placer, y este deseo puede convertirse en cualquier cosa. Sólo tiene que presionar en el lugar correcto con la fuerza correcta, y gritando, “¡quiero!” Gritamos porque no queremos sufrir. A través de este escape del sufrimiento, pueden recibir una mayor sabiduría y ser llevados al otorgamiento que es la redención deseada.

Sabemos por experiencia propia, que podemos cambiar fácilmente de opinión dependiendo de las circunstancias. Es suficiente con que las circunstancias cambien y de inmediato hacemos un cálculo diferente, elevando en el pedestal una nueva verdad.

“¿Qué tipo de verdad es esa? Ustedes tienen un mayor beneficio allí. “Pero ustedes objetan, “¡No, esta es la verdad!” Y dicen esto desde el fondo de sus corazones, a pesar de que es la sinceridad de la barriga la que los obligó a pensar mejor las cosas. Así funciona el deseo de placer en cada uno de nosotros.

Por lo tanto, si no queremos avanzar conscientemente, con conocimiento, entonces la naturaleza nos obligará a hacerlo. Por medio de nuestro desacuerdo con su programa de desarrollo, creamos nosotros mismos las futuras sensaciones desagradables. Anteriormente, la evolución nos ha llevado “a raya”, pero ahora todo es diferente. Es como si hubiéramos sido transferidos a “modo de espera” y se nos hubiera dado la oportunidad de avanzar de forma independiente: Traten de hacer algo, de activar su libre elección, de comenzar a organizar un entorno.

Sin embargo, si nosotros no hacemos eso, entonces un tiempo después, los sucesos negativos se expresarán en la sociedad, lo cual nos obligará a cambiar de opinión. Por ejemplo, hoy estamos descubriendo que la gente aun no puede iniciar la corrección y no nos oyen. También somos culpables de eso debido a que aún no hemos aprendido a difundir los materiales que sean claros y cálidos para el corazón de cada persona. Como resultado, se revela el siguiente estado: El mundo se siente mal, y nosotros nos sentimos aun peor. Es así porque al final del día, el trabajo es nuestra responsabilidad.

Si no queremos unirnos en el buen camino y volvernos hacia el mundo con la fuerza de nuestra unidad, lo desearemos por medio del mal camino. No podemos huir de esta misión, de igual manera que el profeta Jonás no pudo escapar de su predestinación.

(58529 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/24/11, “Paz en el Mundo”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta