Las ganancias no son sólo dinero Publicado el 12 de octubre de 2011

Pregunta: Al hablar de la crisis económica, tal vez tengamos que explicar a las personas el nuevo objetivo. Al fin y al cabo, el objetivo de la economía moderna es generar ganancias.

Respuesta: Nosotros también queremos ganancias. Más aun, queremos ganancias ilimitadas. La meta de la creación es traer placer a las criaturas, guiarlas hacia el bien y la tranquilidad.

En realidad, el éxito económico hoy en día no está determinado tanto por el dinero, sino más por una variedad de factores y valores que tienen un equivalente monetario, como poder, salud, desempleo, pensiones, niños, porcentajes de nacimientos y de muertes, conflictos, y asistencia social. Existen gran cantidad de cálculos. En esencia, la economía engloba toda la naturaleza humana.

Sin embargo, hay cosas ahí que no podemos medir. Es por eso que tiene que venir la crisis: para hacer que queramos, que demandemos un cambio correcto. Para que esto suceda, necesitamos avanzar hacia una nueva economía. Usando pantallas, yo consideraré toda la realidad y la incluiré en el sistema económico.

Pregunta: ¿Qué se considerará una ganancia en la nueva economía?

Respuesta: Será el llenado. Cuánto tengo en mi bolsillo y en mi alma, cuánto tienen mis parientes, mi nación, y todos en el mundo, todo eso junto constituye el llenado. Es como si yo estuviera extendido por todo el mundo, y todo el mundo fuera importante para mí.

Hoy es más placentero para mí, digamos, tener un salario de diez mil dólares trabajando contigo, que ganar veinte mil trabajando con alguien más ¿Cómo pueden ser medidas mis ganancias? En este caso, el dinero no refleja la situación real.

Otro ejemplo, yo prefiero trabajar con aquellos que ganan diez mil si yo gano once mil. Esto es incomparablemente mejor para mí que ganar veinte mil mientras estoy rodeado por colegas con salarios de treinta mil. Entonces, ¿Cuánto es lo que gano? nadie lo sabe.

Esas preguntas surgen en la economía  conductual, lo que muestra que las personas no nos guiamos por criterios racionales. Por ejemplo, una persona está dispuesta a renunciar a una gran suma de dinero si sabe que alguien más recibirá el doble de esa cantidad. Los científicos saben de esto, pero no saben qué hacer al respecto. El artículo “Paz en el mundo” de Baal HaSulam puede ayudarnos aquí.

Pregunta: El objetivo verdadero de la economía es la sensación de bienestar material, seguridad. El bienestar del país y el del individuo dependen del grado de felicidad de los ciudadanos. ¿Tendrán éxito los intentos de la humanidad en esta dirección?

Respuesta: Deja que lo intenten. Mientras más rápido lo hayan intentado todo, mejor. De todas maneras no les quedan muchas soluciones.

(56920 – De la lección diaria de Cabalá del 10/2/2011, Shamati # 219)

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: