Los bloques de construcción de la creación

El Libro del Zóhar, capítulo “Pekudei” (Cuentas), ítem 157: Las aguas se elevan y caen en las sillas, iluminando de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Aquellos que descienden cavan las profundidades y las rompen. Aquellos que se elevan entran a través de esos hoyos en las piedras, en el Masaj de Pé de Rosh ZA, elevándose y rellenando por siete días, los cuales son las siete Maljuiot de Jazé y por encima.

El Zóhar sólo habla de la conexión de los deseos: cómo se unen, qué combinaciones de conexiones son creadas como resultado de esto, y qué Luces son reveladas de acuerdo a la equivalencia de forma entre las conexiones de los deseos y la Luz, con la Luz que es el atributo de otorgamiento que descubren entre ellos.

Según la medida en que corriges el sistema general y conectas los diferentes deseos y sus grupos, en esa medida avivas el sistema. Y descubres que el atributo de otorgamiento, la Luz, la vitalidad, la vida, está fluyendo en este. No existe nada más aparte de esto. Fuera del sistema, ni el Creador ni el ser creado existen; todo está dentro de este. Aparece ante nosotros como roto porque esta es la manera en la que lo descubrimos dentro de nuestros atributos no corregidos. Esto es para que nosotros los alcancemos, a través de nuestra conexión, sus atributos, tendencias, partes, y cómo funcionan juntas.

Tratamos con “bloques de construcción” vivos: unes las partes separadas, estas toman vida. Así, gradualmente, al unir más y más partes, revives el sistema entero. Este comienza a operar, y descubres varios fenómenos en él.

No tenemos otro trabajo. Ahora, en este momento, nos acercamos al trabajo práctico de unir nuestros deseos, nuestros pensamientos. Se revelan ante nosotros como más y más conectados, día con día. Así nos parece que el mundo está confundido, pero somos nosotros los que estamos confundidos. No entendemos que el mundo está volviéndose más conectado que nosotros. Se nos muestra que existe una fractura entre nosotros, una crisis.

Debemos entender que esta fractura está en nuestra percepción. Debemos comenzar a conectar, a unir nuestros deseos. Los cabalistas nos hablan sólo de esto, acerca de un solo lugar que necesita ser corregido: los lazos entre nosotros.

(57080 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/10/2011, El Zóhar)

Material relacionado:
El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito
El “sistema análogo” del mundo espiritual
Las ventanas de tu casa

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta