Los problemas globales requieren de una solución global

Pregunta: Las autoridades en Israel están tratando de encontrar una respuesta a las demandas presentadas por las protestas sociales ¿Cuáles son sus sugerencias?

Respuesta: Con todo respeto para el presidente del comité asignado por el gobierno, el Sr. Trachtenberg, sugiero crear una organización que conozca, sobre todo, hacia dónde nos dirigimos. Nuestra meta final es la unidad de las personas y de todo el país.

Una vez elegida esta dirección, veremos dónde empezar. Obviamente, primero tenemos que elevar a los destituidos por encima de la línea de pobreza. Y después debemos trabajar en la rehabilitación: crear un programa para cada esfera de actividad que nos permita poner en una vía diferente la producción, el comercio, el sistema de gobierno, el sistema de salud, el sistema bancario, y otros. Paso a paso, tenemos que reorganizarlos en un sistema único, integral.

Para eso tenemos que enseñar y educar a las personas mediante la participación del entorno de manera que entiendan a qué nos hemos enfrentado, qué tipo de crisis afrontamos, y cómo aliviar la situación. Tenemos que darles una explicación de la solución, del remedio a la enfermedad que hemos diagnosticado, cómo tomar este remedio, en qué dosis, y en qué periodo de tiempo. Y ellos deben querer usar este remedio.

Esto requiere un sistema de propaganda que abra los ojos de las personas hacia lo que sucede. Quiero despertarme mañana y sentir que estoy junto con toda la nación en un entendimiento común del mundo en que vivimos. Salgo a la calle, abordo un autobús, hablo con mis compañeros de trabajo, escucho la radio, veo la TV, y en todos los lugares las personas están hablando de las cosas importantes, todos están informados y no cegados, como aquellos que son ignorantes y sólo saben cómo gritar por un naufragio más.

Hoy en día los economistas están asustando a las personas con la hambruna, mientras los doctores, en lugar de curarnos, nos fuerzan a contar atemorizados cuántas vidas costará su huelga ¡Ya es suficiente! vayamos al fondo de la situación. Entendamos porqué los trabajadores del área médica están insatisfechos, porqué los financieros están en pánico, y porqué a las personas no les alcanza su paga. Veamos la imagen general en lugar de sus fragmentos separados, no importa cuán alarmante pueda parecer.

Para resolver el problema, tenemos que elevarnos encima de este. Pero mientras tanto, las personas están saliendo a las calles sin saber realmente porqué. A menudo no tienen demandas claras o un programa claro, sino sólo dolor, o sólo una razón personal para estar insatisfecho. Entonces vamos a dar un vistazo imparcial, a ojo de pájaro de los eventos globales. Esto no es sólo un fenómeno ordinario a corto plazo, problemas de países por separado o clases sociales por separado, sino un problema humano común. Toda la civilización humana está entrando ahora a un nuevo estado, ¿entonces por qué no lo analizamos, mostrando una actitud madura e inteligente?

Pero en lugar de ello, estamos gritando, “¡El mercado está derrumbándose! ¡Europa está al borde del colapso!” Así de “impresionables” estamos siendo en lugar de tener un enfoque normal, constructivo. Claramente, las personas son incapaces de ese tipo de enfoque, pero en adición, ellos no pueden siquiera admitir su propia impotencia. Al tratar de luchar contra los síntomas de la enfermedad, simplemente están trasladando los muebles de una recamara a otra dentro de un barco que se hunde.

Por lo tanto, debemos ser precavidos con respecto a las decisiones que se tomen sin pensar.

(57226 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 11 de Octubre del 2011, “Paz en el Mundo”)

Material Relacionado:

Esclavitud voluntaria: cumplir las leyes de la naturaleza
Despertando en una nueva dimensión
Un “país mundial” global

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta