Nuevamente sobre la crisis

Pregunta: Una vez usted escribió que la  palabra “crisis” tiene un significado opuesto, pero ¿cómo se correlaciona con la Cabalá? Al fin y al cabo, nosotros no vemos que la crisis en si misma corrija, y  ¿necesitamos nosotros, tal como usted escribe, revelar la sabiduría de la Cabalá para esto?

Respuesta: Mira lo que Baal HaSulam escribe acerca de esto en el artículo “La Paz”: “Esto significa que las conductas corruptas en los estados de la humanidad son las mismas que producen los buenos estados. Y cada buen estado no es nada más que el fruto del trabajo en el mal estado que lo antecede”.

Ciertamente, el bien y el mal no deben ser evaluados de acuerdo a la evaluación del estado como está, sino que debe ser hecha de acuerdo al propósito general de la creación, donde cada estado que acerque a la humanidad a la meta, será considerado bueno, y los estados que alejen a la humanidad de la meta serán considerados malos. La “Ley del desarrollo” sólo se basa en esto. De acuerdo con esta ley la falta de corrección y el pecado que se encuentran en el estado causan y construyen un buen estado.

El período de duración de cada estado está predeterminado rigurosamente, este es el tiempo que se requiere para el crecimiento de la cantidad de mal incluido en el estado, hasta que este comience a ser lo suficientemente grande para que la gente no pueda permanecer más tiempo en él. Y entonces la sociedad tendrá necesidad de unirse, se quebrará y pasará a un mejor estado, desde la perspectiva de la corrección de la generación dada.

El período de duración del nuevo estado también se extiende hasta que las chispas de maldad en este se eleven y maduren a tal extremo que no sea posible tolerarlo por mucho más tiempo. Y entonces la humanidad de nuevo necesitará romper este estado y construir en su lugar uno más cómodo. Es decir que de este modo los estados se alternan y se evalúan uno tras otro, un grado a la vez, hasta que nosotros alcancemos un estado que esté tan corregido que no contendrá en él ni siquiera una chispa de maldad.

Por lo tanto se deduce que la esencia de todas las semillas y granos que crecen dentro y que son el origen de los buenos estados, no son sino los estados actuales no corregidos. Esto significa que todas las malas acciones, las cuales son reveladas y realizadas por los pecadores de la generación, se unen y pesan hasta que ellas comienzan a ser tan pesadas que la sociedad no puede tolerarlas por mucho más tiempo. Y luego la gente se levanta, rompe este estado y crea uno más deseado. Por lo tanto, todo el mal separado comienza a ser la condición para la aparición de la fuerza de rechazo lo que permite el desarrollo del estado justo.

Ahora compara esto con el post original acerca de la crisis.

(56552)

Material relacionado:
Los problemas globales de la humanidad
El futuro del gobierno
Tú tienes todas las llaves

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: