Poniendo en marcha el generador de energía de la vida

Si queremos comportarnos entre nosotros de acuerdo con las mismas reglas por medio de la cuales opera el sistema superior, esto es llamado “Cabalá práctica”. Después de todo, desearemos descubrir entre nosotros los mismos vínculos que existen en el mundo espiritual.

El mundo espiritual es una estructura permanente, como un motor apagado que yo opero a través de mi deseo. En el momento en que mi deseo desaparece, el motor se para de nuevo. El motor funcionará de acuerdo a la cantidad de “combustible” que yo le ponga, dependiendo de cómo yo influya en él, y por lo tanto despertaré y pondré en marcha todo este sistema. De esta manera, yo los llenaré a todos a través de este sistema.

La preparación para entrar en este sistema se llama el principio del Año Nuevo, en el cual la persona intenta sentir con todas sus fuerzas el tremendo valor del otorgamiento. A través del grupo y de la difusión, ella trata evocar en sí misma la influencia externa que lo cambia y lo acerca al otorgamiento, como se nos dice: “Del amor por los seres creados al amor del Creador”.

Gracias a su buena actitud hacia el prójimo y a su buena influencia sobre ellos, es decir, gracias a los intentos de acercarlas al Creador y de acercarse a Él junto con ellos, merece la Luz que Reforma del Creador. Y así ella entra en este “club” especial y comienza a conocerlo, a través de la sensación de la Luz de vida que fluye a través de ella.

(56430 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/4/2011, Shamati # 42)

Material relacionado:

Una deficiencia que se deriva de la perfección excesiva

Amar como a ti mismo es amar más que a ti mismo

Del amor a los seres creados al amor por el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: