¿Que se requiere de nosotros?

Pregunta: El mundo ya ve la caída y espera por ella en el futuro cercano. Sin embargo, a excepción de nosotros, nadie está haciendo nada, y nada nuevo está sucediendo.

Respuesta: Si nosotros hubiéramos trabajado correctamente, el mundo podría haber despertado del sueño. Ellos no van a despertar si nosotros no los despertamos. Somos nosotros únicamente los culpables de lo que está sucediendo. Las personas son incapaces de llegar a sentir por ellos mismos; ellos despiertan solo si tú los sacudes.

Esto les compete a todos sin excepción, incluidos los líderes del mundo y los expertos. Algunos de ellos ya tienen una chispa de entendimiento. Ellos ven la situación real, al menos un poco, pero no cambian su manera de pensar, todavía no entienden que son ellos los que tienen que cambiar, y no el mundo. Hemos intentado cambiar el mundo de una manera egoísta, mientras que ahora es el hombre quien tiene que cambiar. Hay científicos que ya están escribiendo sobre esto, pero sus palabras siguen siendo muy externas, como si ellos mismos no entendieran lo que está detrás de ellos.

Por lo tanto nuestro trabajo es necesario hasta que los científicos se decidan a venir y sentarse junto con nosotros en una lección.

Solo nosotros podemos “sacudir” la sustancia de la humanidad. Es por eso que yo no espero nada de nadie. La creación de los medios masivos de comunicación, que influye el entorno de manera correcta, también depende de nosotros. Todo está puesto sobre nuestros hombros, y sobre los de nadie más.

Por lo tanto, mirando el mundo, lo único que aprendo es como acercarme a este “bebe” y llevarle una cucharada de alimento a la boca. Aquí todo depende de nosotros.

Pregunta: Entonces, ¿qué es lo que no estamos haciendo?

Respuesta: Nosotros no estamos diseminando. ¿Cómo influenciarás al mundo? ¿Cómo le trasmites lo que recibes durante las lecciones? No estamos haciendo lo suficientemente. Después de todo, se nos ha confiado el trabajo de la corrección: de organizarnos, de organizar la red de conexión entre nosotros, y expandirla sobre todos nuestros grupos en todo el mundo. Tenemos un centenar de grupos, y millones de personas que nos escuchan sin establecer contacto con nosotros.

Pero, por alguna razón, no tenemos la fuerza y la sabiduría para poder construir la estructura correcta. Todavía no podemos presentar el mensaje que atraiga a la gente y que pueda introducir el nuevo programa dentro de ellos. Ellos no son culpables de nada. De hecho, ellos están dispuestos a absorber mas de los que les damos.

(55496 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/23/2011: “Un mandamiento”)

Material relacionado:
La Clave para una Diseminación exitosa
¿Qué se Requiere de Nosotros en la Difusión?
La diseminación espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta