Un magnate como un saco de box

No entiendo a la gente que sale a las calles y demanda que se les dé algo. ¿Por qué lo merecerían? Si fuera mi hijo, sería diferente. Pero no te di a luz, así que ¿por qué debería cuidar de ti?

Incluso si yo fuera un magnate, ¿qué? Hice mi dinero, así que ¿por qué vienes a mí? ¿Qué es lo que es injusto aquí?  ¿Qué es lo ilegal aquí? ¿Por qué exiges algo de mí? ¿Por qué tengo que sentir vergüenza de lo que he ganado, de mi condición social?

Tomemos por ejemplo un atleta, quien trabajó en el gimnasio durante veinte años y ha levantado toneladas de peso. Ahora tiene músculos como los de Arnold Schwarzenegger, y el está orgulloso de esto. De pronto, algunos de los manifestantes llegan a él y le demandan que “se deshaga” de algunos de sus músculos. ¿Cómo se vería eso?

Así que si un magnate ha trabajado duro y se ha ganado su fortuna, él también tiene sus propios “músculos”, pero ellos se expresan en su cuenta bancaria. ¿Qué derecho tienes de poner tu mano sobre ellos?

Otro ejemplo: Un músico ha practicado durante años, quince horas al día. ¿Tiene él que renunciar por ti a lo que ha conseguido?

¿Entonces por qué nos fijamos en un hombre rico de otra manera? ¿No ha trabajado tan duro como el atleta o el músico? E incluso si tiene esto como resultado de los esfuerzos de su padre, ¿y qué? Si tú piensas que existe injusticia social aquí, ve y cambia la sociedad, haz algo. Pero está equivocado quien solo viene y demanda. Y además, si destruyes a los magnates, se destruirá la sociedad. ¿Quién va a proveer a la gente con trabajo? ¿Quién les permitirá ganarse la vida?

Mientras el mundo sea egoísta, no lo podemos cambiar para que sea mejor. Lo hemos visto en Rusia. En lugar de corregir las cosas, sólo creará una mentira más grande y nuevas maneras de robar. En una sociedad egoísta, cada organización y cada uno opera de acuerdo con sus propios intereses, y no hay nada que podamos hacer. No podemos construir una sociedad más justa que la actual sobre la base del mismo deseo, del mismo “combustible” egoísta.

No hay otra opción más que cambiar el motor.

(56036 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de Septiembre del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

Hay solo un camino: hacia una sociedad de crecimiento espiritual
Letras negras sobre fondo blanco
No te dejes sobornar en la búsqueda de la verdad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: