Un mensaje recargado

Pregunta: Hoy en día la crisis ha llegado a todos los rincones del mundo y nadie ve una solución para ella ¿Por qué no examinamos el sistema económico, en analogía a nuestro sistema de educación, y se lo ofrecemos al mundo?

Respuesta: Podemos proporcionar una maravillosa descripción de la economía en el período de la corrección final: una sociedad equilibrada, consumo dentro de los límites de las necesidades razonables, conservación de la naturaleza y el hombre, sólo el desarrollo de proyectos que ahorren tiempo y energía y beneficien la salud de las personas…. Todo esto es lógico y fácil de poner por escrito si no escribes acerca de la gratificación egoísta, sino de las necesidades básicas, de la armonía entre nosotros y la naturaleza.

¿Pero cómo podemos hacer la transición a esta etapa? ¿Cómo se lo explicamos a los magnates modernos que son en esencia los que deciden el destino del mundo? ellos manipulan a los gobiernos que en su turno manipulan a las personas ¿Entonces cómo podemos presentarles esta meta final? ¿Cómo les hablamos de las fases en el camino hacia la meta? Ellos preguntarán: ¿”Qué quedará para nosotros?” ¿Y qué responderemos?

“Recibirás exactamente lo mismo que una ama de casa regular, y tus billones regresarán a las necesidades de la naturaleza con el fin de arreglar el desorden que has provocado al proliferar el consumo excesivo en el mundo. Y más allá de eso disfrutarás internamente, espiritualmente. Ya no serán los “gallos en la parte más alta del gallinero”, exhibiéndose orgullosamente entre las perchas más altas. Madurarán y esto dejará de darles placer. Por el contrario, esto evocará desdén. Serás llenado por el alcance de un nivel más alto”.

¿Serías capaz de explicarle todo eso a un magnate para que sea seducido por la idea de la vida eterna, perfecta, para que quiera entrar a la eternidad de la naturaleza misma, unirse a ella, y revelar en ella un nivel más alto de existencia?… “Vivirás ahí como un magnate respetable. Incluso si tu cuerpo animado muere, no eres realmente tú en absoluto. Después de todo, te volverás Humano en el auténtico sentido, espiritual…”

Esto funciona sólo para individuos refinados, aun así otros podrían entenderlo en ese justo momento. Es por eso que hoy estamos diseminando la fuerza de la garantía mutua a todo el mundo, y no estamos dirigiéndonos a los magnates, sino a las personas. “Vale la pena acercarnos entre nosotros para que la vida mejore”. Y mientras tanto, con una visión de futuro, le inyectamos vida a las personas, la fuerza de unidad. Una vez que estén llenos de esta fuerza, comienzan a entender más y a estar de acuerdo con nosotros, al ver un beneficio real en la garantía mutua. Así es como ellos avanzan.

El camino del corazón no es a través de la mente. No puedes involucrar a la mente porque el nivel de la mente corresponde al nivel del deseo al que este le sirve. La mente nunca podrá elevarse por encima del deseo. Engañados por ilusiones, podríamos despreciar a nuestro ser animado, pero la mente nos parece el pináculo de la creación. Aunque en realidad nuestra mente es incluso menor que el deseo animado, el cual es sólo un sirviente de este último.

Por lo tanto, la única oportunidad que tenemos es cambiar los deseos de las personas, que pueden cambiar sólo bajo la influencia de la Luz. Esto es lo que debemos proporcionarles. Tus conclusiones lógicas por sí solas no ayudarán. Las personas no te entenderán y pensarán que eres simplemente un místico o un idiota, o en el mejor de los casos, un gran tipo que sueña con la paz y el amor en el planeta.

Sólo hay una solución: unirnos entre nosotros y darle a las personas la fuerza de unidad. Sólo esta los elevará a un nuevo nivel de entendimiento, percepción, y de acuerdo con nosotros. Más aún, después, una vez que estén de acuerdo, verán que vale la pena seguirnos porque no pueden entender plenamente nuestro mensaje. Al adquirir la fuerza de unidad, se elevarán a un nivel donde se volverá claro que tienen que permanecer con nosotros, como está escrito en la Torá: Ellos “se aferrarán a tus ropajes”, es decir la vestimenta, las vasijas externas, y dirán, “¡Llévanos ahí!”.

Obviamente, tienes razón en que debemos hablar un poco de economía, educación, y del mundo del futuro para no repeler a las personas en la primera etapa. Pero lo más importante es transmitirles la fuerza de unidad. Esto es diseminación. En la Introducción a Panim Meirot UMasbirot, Baal HaSulam escribe que cuando los hijos de Israel sean llenados con esta fuerza de unidad, esta se derramará de ellos hacia todos los demás. Debemos estar listos para recibir esta fuerza y entonces ésta realmente se derramará sobre las personas, que serán receptivas a la influencia de la Luz de Jassadim, entregándose a esta de todo corazón.

(56659 – De la lección del 10/24/11)

Material relacionado:

Aprendiendo por el bien del pan diario

El verdadero trabajo apenas esta comenzando

Educación integral igual Libertad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta