¡La obligación de un estudiante es ser feliz!

¡Siempre debemos esforzarnos por la perfección! La persona se desarrolla sólo debido a que camina constantemente por la línea correcta, lo cual es expresado por la felicidad. Siempre debemos imaginarnos los buenos estados: los estados de desarrollo, ascenso, espíritu elevado, admiración, la grandeza del Creador, y la importancia de la meta.

Hacia esto debe estar dirigido todo nuestro trabajo y preocupación para no permitir que el ego nos lleve a la desesperación. Esto es muy importante.

A veces puede parecer que nos ahogamos en la autocrítica y en la profundización seria y dolorosa de nosotros mismos. Estos pueden ser considerados como signos de un gran hombre que trabaja en sí mismo. Sin embargo, no estás trabajando en ti mismo, sino más bien siguiendo tu egoísmo.

Ser serio no significa andar por ahí con una cara triste, sino estar en una gran tensión, mantener constantemente la sensación de la grandeza de la meta. Tú debes elevarte a ti mismo a la imagen de la meta deseada, como la imaginas. Esto debe mantenerte en constante anhelo y temor de ser capaz de alcanzar el estado de otorgamiento al Creador, de agradarle a Él como agradar al amado.

Se nos dice: “No tengas otros dioses”. ¿Puedes imaginar una situación en la que sólo el Creador esté frente a ti como tu meta constante? Si es así, debes desarrollar tu actitud hacia Él y entender ¿cómo, bajo qué condiciones, y en qué caso puedes otorgarla a Él? Sólo cuando estás juntos con los amigos, anhelando estar con ellos. Es decir, tenemos un deseo común, una dirección, en la que cada uno se conecta y se atrae a Él para hacerlo feliz. ¡Después de todo, no hay nada más que podamos darle a Él!

Imaginar esta situación y vivir con este anhelo es el estado inicial a partir del cual la persona comienza el movimiento correcto hacia la meta. Esto se llama la línea derecha.

Cuando la Luz de la izquierda aparece frente a esto, entenderemos que esto nos fue dado para que podamos aumentar la línea derecha aún más, hasta que alcancemos el otorgamiento real. Podemos alcanzarlo sólo si la línea izquierda crece, y nosotros avanzamos por encima de esta.

(59428 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/1/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta