¿Qué hará que ame a otros como me amo a mí mismo?

Baal HaSulam, “El amor por el Creador y el amor por los seres creados”: Está dicho que cualquiera que compre un esclavo hebreo, es como si se comprara un amo. Significa que si uno tiene sólo una almohada, …uno debe dársela a su sirviente.

“Ama a tu prójimo como a ti mismo” es la segunda regla que afrontamos luego que hemos aprendido a no hacer a los otros lo que odiamos. Esta condición contiene demandas especialmente altas.

En la etapa de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, no es suficiente con abstenerse de criticar o de considerar que tu amigo es más bajo que tú mismo. Debes elevar a tu amigo por encima de ti de manera que se vuelva lo más importante en el mundo para ti. De ahora en adelante, debo preocuparme primero por él, como una madre se consagra naturalmente a su hijo y renuncia a sí misma para proveerle a él o ella con todo lo necesario. Debemos relacionarnos con todos de esta manera.

Por supuesto, no somos capaces siquiera de pensar en ello. Esta condición es tan odiosa y repulsiva para nosotros que ni siquiera podemos imaginarnos cómo podríamos realizar eso.

Sin embargo, la Luz que Reforma existe en el mundo. Opera a su propio ritmo, de acuerdo con el plan de la creación, y nos acerca a que aceptemos esta condición. Lo queramos o no,  al final, necesitamos cumplirla ya sea voluntariamente o a través de presión mediante el sufrimiento. De una manera u otra, estamos hablando de la ley de la naturaleza que hoy nos está llevando a todos a la primera etapa del camino espiritual, al principio de “Haz a los otros lo que te harías a ti si fueras ellos”.

Todos necesitamos sentir que estamos juntos en un sistema, que estamos conectados mutuamente el uno con el otro, que nos entendemos el uno al otro, y que somos dependientes uno del otro. El sistema integral nos une a todos en intenciones y significados. Estamos por descubrir que cada deseo y pensamiento de una persona está conectado con el resto de las almas.

Por supuesto, no somos capaces de cumplir esta condición, y obviamente no queremos. Instintivamente, la rechazamos e ignoramos. No estoy de acuerdo con esta condición a tal grado que inmediatamente la olvido. Entonces, ¿Que voy a hacer?

Uno necesita llevar a cabo ejercicios en un grupo con el cual él sin embargo lo querrá. Nadie me dice que necesito realizar la condición de prohibirme hacer a otros lo que yo mismo odio. No puedo llevarla a cabo en contra de mi deseo, y ni hablemos de amar a otros como me amo a mí mismo. Es imposible forzarme ya que no tengo control sobre mi corazón. Sin embargo, soy capaz de llevar a cabo acciones que cambiarán mi corazón.

Surgen preguntas aquí: ¿Cómo puedo querer algo así? ¿Para qué lo necesito? Es aquí donde existe un punto de elección: Puedo invitar la Luz que Reforma para bien o para mal, una de las dos. Al final, querré que venga, ¿pero qué causará que yo lo quiera?

Por una parte, podemos construir un entorno que me impresione con la grandeza e importancia de la meta y me dirija al otorgamiento y al amor mutuo. Bajo el otorgamiento de los amigos, querré incluso lo que no es importante para mí ahora. Entonces, la Luz vendrá.

Por el contrario, podemos sentir la falta de esfuerzos nuestros como sufrimiento, incluso una guerra mundial, hasta que al final, necesitaremos pedir la Luz que Reforma de todas maneras, pedir la corrección, y pedir buenas relaciones entre los semejantes.

Por ejemplo, hoy, la existencia de Israel está bajo amenaza, y esta situación negativa debe despertarnos hacia la corrección ¿quieres deshacerte de las amenazas? Invita a la Luz que Reforma, y esta lo hará todo por ti. Nada ayudará excepto eso. Al fin y al cabo, un héroe no gana por medio de la fuerza.

Sólo necesitamos unirnos. Nuestra unidad atraerá la Luz hacia el mundo, y lo corregirá todo. Lo hará gradualmente, de acuerdo con su programa que nosotros no conocemos. Pero en cualquier caso, la manifestación de la Luz en el mundo nos llevará al bien.

(59213 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/30/2011, “El amor por el Creador y el amor por los seres creados”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: