entradas en '' categoría

Un período de transición

Baal HaSulam: “La Paz”: Esta (la Providencia) tiende a cada necesidad suya como una niñera entrenada que no se olvidará de este ni por un momento, hasta que él haya adquirido la fuerza necesaria para surgir en nuestro mundo. Entonces, tampoco la Providencia lo abandona. Como una amorosa madre, lo lleva a gente muy amorosa y leal en la que él puede confiar, llamada “Madre” y “Padre”.

Pero aquellos que examinan esa realidad desde la perspectiva de provisión y la persistencia de la existencia pueden ver claramente un gran desorden y confusión, como si no hubiera ningún líder ni guía. Todos hacen correcto ante sus propios ojos, al construirse a sí mismos sobre la ruina de los demás”.

Por supuesto, nosotros no vemos eso en el nivel inanimado de la naturaleza y lo vemos escasamente en el nivel vegetativo. En la parte viviente de la naturaleza, podemos ver la preocupación de los padres por sus crías con mayor claridad. Las aves, los peces y otros animales protegen a sus crías por instinto y cuanto más desarrollada es la especie, más complejo y completo es el cuidado de los jóvenes. Cuando los jóvenes crecen, los dejan ir para que cuiden de sí mismos.

En la gente esto se expresa con mayor fuerza. No es suficiente que los padres cuiden de sus crías durante varias semanas o meses. Para que sea independiente, un niño necesita 20 años de preparación, con un entorno especial y una educación que incluya preescolar, escuela, universidad, aprender una profesión, y otros medios artificiales que no son provistos por la naturaleza. Sólo después de todo esto, está listo para entrar en la sociedad humana, lo cual lo obliga a vivir de acuerdo con las normas aceptadas.

Esta es una gran paradoja. Hasta la edad de 20 años, la persona recibe todo lo que necesita no sólo de sus padres, sino también del entorno. El mundo entero participa en su crecimiento. Entonces, las cosas cambian y el mundo comienza a exigir que la persona comience a actuar y a hacerse cargo de la sociedad. Esta brecha es enorme. Los animales no sienten un cambio de actitud. Ellos simplemente siguen con sus vidas, pero en los seres humanos la actitud cambia. Cada uno de nosotros pasa por este punto de ruptura, cuando se convierte en un adulto y descubre que el mundo tiene una demanda y que incluso lo amenaza.

Esto nonos gusta. Nosotros preferimos seguir siendo niños, y hoy en día muchos tienen éxito en hacer que sus padres los apoyen. Aun así hay una pregunta: ¿Por qué la naturaleza ha preparado todas estas fases de desarrollo para nosotros? ¿Qué ha conseguido con ello? ¿Qué quieren de nosotros? ¿Qué nos prepara?

Puede ser que cuando alcancemos la edad de 20 años simplemente no entendamos que a partir de ahora tenemos que vivir de otra manera en el entorno humano. Tal vez, si hacemos todo correctamente, el entorno podría parecer como una “madre cariñosa”. ¿Tal vez todo el problema esté en las relaciones mutuas entre nosotros? Si este es el caso, el agudo contraste con el período de transición, la hostilidad y la demanda súbita, sólo serán una invitación para corregir nuestras relaciones con quienes nos rodean.

(59794 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/4/11, “La Paz”)

¡No a la guerra!

Pregunta: ¿Qué podemos hacer ahora mismo para evitar que suceda una guerra en el mundo?

Respuesta: ¡Tenemos que unirnos! En nuestro mundo, todo lo que podemos hacer es atraer una mayor revelación de la Luz. Todos los cambios en el mundo se producen como consecuencia de la influencia de la Luz Superior, que sólo puede ser atraída por medio de la similitud de cualidades. Nosotros debemos prestar atención para ver si hay unidad entre nosotros y otros grupos, si estamos en un estado de unidad constante, de cercanía, de similitud de cualidades, metas, pensamientos y deseos.

Aquí yo no me refiero a nuestros deseos corporales. Estoy hablando de nuestra aspiración hacia el Creador, y si estamos unidos en nuestro deseo de revelarlo a Él.

Si nosotros entendemos que esto puede hacerse sólo de esta manera, entonces nuestra cercanía y nuestra unidad atraerán una mayor revelación de la Luz. En primer lugar esto hará que pasen cosas buenas entre nosotros y más adelante este bien se extenderá por todo el mundo.

(59892 – Lección Fundamentos de la Cabalá del 10/30/11)

La participación personal requerida

Hay un deseo de recibir y hay un deseo de otorgar. Toda la creación es solamente una oposición entre la una y la otra. El deseo de otorgar maneja al deseo de recibir para traerlo a la identificación de sí mismo y para hacerlo equivalente al deseo de recibir. Este es el programa inicial del deseo de otorgar.

La naturaleza del bien, de acuerdo con la ciencia de la Cabalá, es la benevolencia (hacer el bien). Dado que el Creador es perfecto, en esa medida tiene un programa para mejora la creación. Y existe un solo camino hacia la perfección: La creación tiene que sentir el estado del Creador. Él creó la creación opuesto a Sí mismo, separada de Sí mismo, y Él es quien dirige la creación a través de una secuencia de estados por los que la creación alcanza la sabiduría del Creador y siente lo que hay en el Creador.

Pero no es suficiente con comprender y sentir solamente, la creación alcanza la naturaleza del Creador por sí misma cuando incluye todo lo que está en la creación y en su manejo. Por lo tanto, la fuerza de dar es llamada “Luz” y la fuerza de la recepción “una vasija”. La similitud en sus cualidades se llama “la intención de otorgar” o “una pantalla”. Debido a la intención altruista y por la naturaleza de su acción, el deseo de recibir se convierte en el atributo de otorgamiento. Si se recibe para complacer a alguien, este, de hecho, hace un acto de otorgamiento utilizando de recepción como un medio: Este no tiene ninguna otra forma de establecer contacto y dar algo a alguien.

¿Cómo podemos participar en el proceso? ¿Cómo ganamos más entendimiento? ¿Cómo alcanzamos el grado del Creador? ¿Cómo nos sentimos Sus actos? En resumen, ¿cómo podemos llegar a ser como Él? Después de todo, esta es la meta, llegar a ser como Él.

Todavía no entendemos lo que significa “dar placer al Creador”, pero “la equivalencia con el Creador” está más cerca de nuestra comprensión egoísta actual. Ser como Él significa otorgar, comprender el otorgamiento, tomar sobre sí mismo, gobernar la creación… Todo está en eso.

Pero, de hecho, ser como Él, es en primer lugar entender el programa y el curso completo de las acciones asumidas por este desde el principio hasta el final. Tal comprensión requiere desmontar la totalidad y luego juntarla de nuevo. De esta manera, nos revelan la brecha entre el Creador y la creación junto con la conexión que los lleva a la equivalencia. En eso, la Luz y la oscuridad, el mas (+) y el menos (-), el positivo y el negativo se conectan en cada nivel.

En el proceso de nuestro desarrollo, bajo la influencia constante de la Luz, la vasija adquiere diversas formas hasta llegar al “punto final”, a la equivalencia completa de las cualidades con el Creador. Pero la vasija tiene que pasar por esos estados de cambios secuenciales con comprensión, en concordancia, al desearlo, e incluso actuando de manera independiente.

Por lo tanto, necesitamos darnos cuenta de nuestra oposición con el Creador, debemos querer cambiar y ser como Él, entender el programa que nos cambiará, activarlo por nuestro propio deseo, y llevar a cabo toda la cadena de acciones secuenciales nosotros mismos, sobre nosotros mismos y al mismo tiempo sobre todos los niveles de la creación que hay por debajo de nosotros: el inanimado, el vegetativo y el animado.

Este ascenso desde la ruptura de la corrección, debemos realizarlo con nuestra plena participación personal. De acuerdo con los cambios que se requieren en el momento, tenemos que ganar la mente y el sentimiento, incluirnos en el programa común, y hacer las acciones para invocar y guiar de las fuerzas necesarias.

Sólo de esta manera alcanzaremos la equivalencia de forma con el Creador y nos volveremos como Él en fuerza, entendimiento y todo lo demás. Ese es el más alto grado de nuestro desarrollo.

(60065 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/7/11, “Matan Torá” (La entrega de la Torá)

Lección diaria de Cabalá – 11.08.11

Escritos de Rabash, Dargot HaSulam, “El asunto de la importancia en cuanto a la necesidad de la Fe
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro de Zóhar, selecciones, capítulo “Pekudei” (Cuentas), “El Palacio del deseo, Tifferet“, ítem 705, Lección 27
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirot parte 8, ítem 26, Lección 12
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulam “Matan Torá” (El entrega de la Torá), Lección 4
Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El egoísmo y el placer son incompatibles

Es imposible disfrutar de manera egoísta. Un placer de momento quiere penetrar en el deseo, sentimos su contacto por tan solo un corto momento, y luego inmediatamente el deseo va desapareciendo.

Con pequeños placeres nosotros no experimentamos una sensación muy intensa de modo que, durante el contacto entre el deseo y el placer, inmediatamente los dos se extinguen el uno al otro. Ambos desaparecen y se anulan. Pero en los grandes placeres, en los cuales la persona aspira muy fuertemente y sueña por un largo tiempo, o en placeres especiales tales como el sexo o la habilidad artística sofisticada, la persona siente de inmediato que el placer viene por una fracción de segundo y luego desaparece.

Y nosotros nos preguntamos: ¿Por qué? Porque el deseo egoísta y el placer no están destinados inicialmente a existir uno dentro del otro. El deseo de disfrutar no puede contener placer en el interior de sí mismo. Los dos son opuestos por naturaleza y por lo tanto ¡no esperen que alguna vez ellos puedan estar juntos!

(60030 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/7/11, Escritos del Rabash)

La tercera fuerza

Tendremos dificultades hasta que adquiramos una fuerza más aparte de la naturaleza, es decir del Creador, que influya en nuestro deseo de recibir y lo lleve hacia adelante como un tren sobre las vías. Sin una fuerza adicional, este proceso está enteramente predeterminado. Todo en este está establecido, para incluir el fin de los plazos y el punto final. Incluso me doy cuenta de que la vida fluye a su propio ritmo y no depende en absoluto de mí.

Pero la ciencia de la Cabalá me permite evocar una tercera fuerza que me ayuda a controlar mi propio desarrollo. La fuerza de la Luz aún dirige mi tren expreso hacia adelante, y nada puede hacerse al respecto. Pero puedo usar una fuerza adicional para avanzar consciente y sensiblemente, para entender el proceso y saber qué tipo de tren es este, hacia dónde y porqué acelera, qué lo mueve, etc. Al averiguar todo eso, veo qué fuerza auxiliar necesito y qué puedo cambiar con su ayuda.

Entonces, no tenemos oportunidad de cambiar nada hasta que entendamos qué es nuestra naturaleza, nuestro egoísmo y hasta que tomemos consciencia de su maldad, hasta que hagamos contacto con la fuerza de la naturaleza que nos empuja hacia adelante sin pedir nuestra opinión y sin preguntarnos si estamos de acuerdo. Ante todo, tenemos que aprender el estado real de las cosas.

Es por eso que los cabalistas llaman a la Cabalá la raíz de todas las ciencias. Porque investiga la esencia de la materia, así como las fuerzas que la influyen, la controlan, y la desarrollan. Esta es otra fuerza, “la Luz que Reforma”, que es algo completamente diferente. Viene sólo cuando la evoco. De otra manera aún soy movido por la oposición entre la Luz y la vasija.

“La Luz que Reforma” es una fuerza especial, adicional que primero y antes que nada, me proporciona el nivel humano. No hace nada por su cuenta. Yo la controlo y la activo según el grado en el que he indagado el proceso y he aprendido el mecanismo. Incluso si no sé exactamente cómo es activada, aún así la quiero a pesar de mi deseo, a pesar del desarrollo estándar, a pesar del tren que se mueve sin mi participación.

Precisamente la ciencia de la Cabalá me da una conexión con esta tercera fuerza alternativa, con la Luz que Reforma. Y entonces realmente soy capaz de moverme hacia adelante como una persona que es similar al Creador, controlando el proceso y viéndolo desde arriba. A vista de pájaro, veo la materia de mi deseo, veo la fuerza que lo empuja por la senda, veo el programa que garantiza que este sea llevado hacia el punto final a su debido tiempo al combinar las fuerzas de la Luz y la vasija. Similar al Creador, veo de arriba hacia abajo, las dos fuerzas a través de las cuales Él controla la creación.

Pero al mismo tiempo, deseo que la tercera fuerza adicional reine dentro de mí, la línea media, la pantalla. Este el ser humano que yo construyo dentro de mí. Quiero avanzar sólo con su ayuda. Este contiene mis decisiones, mis acciones, y sus resultados. Todo está presente ahí, en la línea media. Nos movemos en dos líneas como animales atraídos hacia la bondad y huyendo del mal; pero la tercera fuerza es la verdadera mente en virtud de la cual primero hago una restricción en todo y reviso y analizo la situación. Tomo consciencia del mal y del bien, y entonces llego a una decisión. Después, ya “presiono el acelerador”, sabiendo cuánto y de qué manera avanzaré en esta tercera línea.

Yo mismo establezco las restricciones necesarias, y todas se resumen en la activación del programa general de la evolución conjunta, a mi manera. Yo lo detengo, lo controlo, y precisamente este control sobre la evolución me hace humano. Pero primero tengo que entender en qué me convierto.

Esto significa que la entrega de la Torá, es decir el método de corrección, está destinada a permitir que ascendamos por encima del proceso natural de desarrollo y que nos elevemos al nivel humano. Hoy le está sucediendo esto a toda la humanidad, que está descubriendo que está completamente sometida al programa de gobierno. Todo lo que hemos hecho en el mundo en realidad no fue hecho por nosotros. Los sistemas que formamos son en esencia frutos de nuestra naturaleza egoísta. Era la naturaleza la que nos empujaba hacia adelante, la que nos forzaba a construir nuestra sociedad y todos sus mecanismos subsidiarios de una cierta forma muy definida.

Y ahora estamos descubriendo que este proceso no es suficiente para nosotros. Ha llegado una situación en la que es necesario que nos elevemos por encima de este proceso, que entendamos que hasta ahora, fue realizado por la naturaleza, pero que hoy tenemos que aprender a controlarlo nosotros. Los métodos egoístas ya no funcionan porque ha llegado el momento de aprender el programa y actualizarlo nosotros mismos.

Cada uno de nosotros recibe un despertar personal, pero la humanidad recibirá un despertar a escala global. Fuimos conducidos mediante golpes cualitativos y decepciones en el nivel de la búsqueda interna, mientras que la humanidad recibirá las razones necesarias en el nivel material, a partir de problemas de seguridad, comida, catástrofes ecológicas, el clima, etc. Y todo esto está destinado a llevar a las personas a la búsqueda de la fuerza alternativa que le permitirá a la humanidad controlarse. La crisis empeora, los desastres son más poderosos, y no tenemos hacia dónde huir hasta que encontremos esta fuerza.

Este será el ascenso general. Por lo tanto, todas las personas necesitarán la ciencia de la Cabalá. Al fin y al cabo, no encontrarán la tercera fuerza en ningún lugar del mundo. Esta no está presente en sus ciencias y métodos.

Mientras tanto, tenemos que ayudarlos. Incluso si aún no pueden encontrar la solución, aun así debemos ir hacia ellos.

(60054 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/7/11, “Matan Torá” (La entrega de la Torá)

Plan de siete pasos para salvar la eurozona

Opinión (George Soros, multimillonario inversionista): “Este es mi plan de 7 puntos para los miembros de eurozona…”

Mi comentario: Sin duda, los especialistas como él discutirán, criticarán y aprobarán estos puntos. Pero incluso, si fueran totalmente aceptados, estos sólo acelerarían en desplome económico de Europa, porque no contienen una palabra sobre la corrección de la causa real de la crisis, sobre la discrepancia entre el hombre, la comunidad y un mundo unificado.

(59845)

Material relacionado:
Soros predice “Una segunda gran depresión”
Necesitamos unidad, y no está ahí

Europa no tiene una estrategia para salir de la crisis

Opinión: (Robert Zoellick, Gerente del Banco Mundial): “Hay una falta total de este [liderazgo] ahora, y cuanto más tiempo pase, más dinero costará y menos opciones aparecerán…”

“La pregunta clave es si la gente y los gobiernos europeos quieren establecer una unión política y financiera para complementar la unión monetaria…”

“Zoellick llamó a los líderes del continente para darle a Europa una dirección política, ya que ellos siguen participando en el diálogo”.

Mi comentario: Lo que sigue es claro:

  • Europa todavía no tiene una estrategia para salir de la crisis;
  • La pregunta crucial es: ¿Podrá Europa gestionar la creación de una verdadera unión?

Cuando hablamos con los políticos, economistas y sociólogos sobre cómo resolver la crisis mediante la integración de la sociedad, llevándola a un consumo razonable, liberando a la mayoría de la gente del trabajo, y llevándolos a la educación y capacitación integral global obligatoria, argumentan que esto es demasiado general. Ellos quieren escuchar propuestas concretas de cómo superar la crisis, cómo los países y las personas pueden acercarse en la práctica, que puede cambiarse en las relaciones sociales e industriales, en las relaciones entre la persona y el Estado, y así sucesivamente.

Pero, estos planes deberían ser desarrollados por expertos en estas áreas. Nosotros explicamos la ideología de una sociedad integral. La ideología no completa el proceso de desarrollo de una nueva dirección, sino que establece solamente una nueva dirección, y luego los “tecnólogos” entran en el trabajo. Para resolver los desafíos de la de crisis, es necesario organizar grupos de trabajo en los cuales los economistas, líderes de negocios, planificadores, y demás especialistas, trabajen en conjunto con nuestros especialistas sobre la integridad de todo el mundo.

Debido a que todavía no hemos empezado a cambiar nuestro entorno social, económico, industrial, familiar, y otras relaciones, el mundo continúa su caída en una crisis más profunda. Así que quizás es tiempo de notar y responder al llamado para trabajar juntos en la creación del saber cómo hacer la transición del mundo hacia una forma unificada perfecta.

(59564)

El mundo rico es “pesimista”, pero el mundo en desarrollo es “optimista”

En las noticias (de BBC News): “Un estudio del Servicio Mundial de la BBC sobre 25 países, ha encontrado actitudes totalmente diferentes hacia la perspectiva económica entre los países ricos y los países en desarrollo”.

“En el mundo rico, los consumidores fueron pesimistas, mientras en las economías emergentes las personas fueron más optimistas”.

“Japón, Francia y Gran Bretaña emergieron como particularmente sombríos. El porcentaje que espera buenos tiempos en los tres países, estaba en un dígito. Más de la mitad esperan malos tiempos”.

“En el mundo en desarrollo, los optimistas superaron en número a los pesimistas en casi todos los países estudiados. En Nigeria, más del setenta por ciento espera buenos tiempos”.

Mi comentario: En la medida que cambiamos hacia el consumo razonable y equitativo, la gente en los países pobres, por supuesto, mira al futuro con optimismo y felicidad, porque su nivel de vida, en general, se elevará. Sin embargo, la gente en los países ricos involuntariamente mira al futuro con pesimismo, ya que se reducirá su nivel de vida a un nivel razonable.

Es por eso que hay que explicarles a los ciudadanos de los países ricos que la nueva sociedad integral les dará optimo llenado, pero no a través de los excesos materiales, que drenan y sumergen a las personas en la depresión, sino más bien a través del llenado de un nuevo nivel de existencia, que se encuentra fuera de uno mismo, en la conexión entre nosotros, en el sentimiento de eternidad y perfección.

(59571)

Por qué entrar atravesando la pared, si hay una puerta justo enfrente

Pregunta: Si la persona avanza a través del camino de la Luz, ¿qué le hace falta para sentir, entender, recordar, y vivir en este?

Respuesta: ¡Le hace falta la ayuda mutua para recordar la Luz! Lo olvidamos constantemente, y cada persona piensa que puede avanzar por su cuenta, a través de su propio deseo, en lugar de atraer la Luz a través del grupo para que este nos haga avanzar.

Nos olvidamos de este indeseable cambio en los eventos. Es repugnante para nuestro egoísmo, y es por eso que no deseamos recordarlo. Pienso que estudiaré más, entenderé más, oraré más, gritaré, me presionaré, haré algo especial, y lloraré, que haré cualquier cosa menos atraer la Luz a través de una conexión en el grupo y dejar que la Luz me desarrolle.

Y es por eso que pasan años y décadas, y las personas sólo fallan en entender que están tratando de entrar atravesando la pared, cuando hay una puerta abierta justo frente a ellos ¡Pero no ven esta puerta! Simplemente no quieren ver en esa dirección porque el camino se construye a través de una conexión.

Tratamos la espiritualidad de la misma manera que tratamos lo corporal, y pensamos que seremos capaces de hacer todo con nuestras propias mentes y manos. Hemos estado desarrollándonos a través de toda nuestra historia creando todo con el poder de nuestra mente y la fuerza de nuestras manos, así es como construimos toda nuestra vida ¿Entonces por qué no podemos continuar de la misma manera?

Entiendo que todo requiere de un esfuerzo y estoy dispuesto a renunciar a todo para entender, alcanzar, sentir, y desarrollarme. Sigo el mismo camino, la misma dirección, y uso los mismos métodos de siempre ¡Pero son absolutamente inadecuados para el alcance espiritual!

Esto es así porque sólo la atracción de la Luz ayuda en el alcance espiritual, y sólo eso. Esto presupone trabajo a través del entorno, acudir al Creador con una petición (la elevación del MAN), la Luz de corrección AB-SAG, la Luz que Reforma, a todo lo que nos referimos como el camino de la Luz. Este no es un camino animal, corporal.

Y el principal obstáculo es la falta de consistencia en este camino. Soy inconsistente porque el entorno no me proporciona el apoyo suficiente. Y es por esto que no siempre soy capaz de recordar y tomar consciencia de que esta es la única manera de desarrollarme. Me olvido de este punto tan importante que sirve como el principio de nuestro desarrollo real, adecuado y camino deambulando en mis propias direcciones.

Esta es la razón para el surgimiento de las religiones, de las diferentes creencias, y de los movimientos de la nueva era, de todo lo que no se dirige en una sola dirección verdadera. Si no conservas este único punto, te arrojas a ti mismo en diferentes direcciones, como un animal al que se le deja caminar libremente en el campo.

No hay opción, debes llegar a un acuerdo con tu entorno, en lo que se refiere a la unión o garantía mutua. Deben acordar que no se permitirán entre sí el olvidarse de este punto y que se conectarán uno con otro para atraer la Luz de esta conexión.

Y no es nuestro asunto cómo opera la Luz. No nos interesa en absoluto. Esta sabe lo que hay que hacer, nosotros sólo aceleramos su influencia sobre nosotros, pero no le dictamos qué hacer.

La Luz nos regresa a su Fuente, a la bondad que ella conoce. Pero yo no sé qué es esta bondad porque mi fuente es el egoísmo bestial.

(59824 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/30/2011, Escritos del Rabash)