entradas en '' categoría

Un trampolín al mundo superior

De acuerdo con nuestra actitud hacia el entorno, podemos ver la eficiencia con que estamos trabajando para elevar la importancia de los amigos ante nuestros ojos. Debemos entender que no podemos estimar su verdadera altura, sino sólo la altura que les atribuimos. Mi apreciación del entorno es completamente subjetiva y depende solo de mí.

Tenemos que formar una imagen del grupo frente a nosotros para avanzar. Ellos no pueden interrumpirme de ninguna forma, todo depende de mí. Entonces comenzamos a ver que esta no es una vasija externo, sino interna que fue construida por medio de mis esfuerzos. Yo uso esta vasija y la llevo a la forma deseada, diseño y configuro esta vasija como si fuera una masa. Mi avance espiritual completo depende de esto.

Cuánto más alta sea, más amplia, y más importante sea la vasija dentro de mi razón, mayor es mi avance. Yo sentiré que esta vasija es mía porque la he construido y formado yo mismo. Yo podría haberla construido de otra manera, subestimando y humillando a los amigos, pero he construido un poderoso grupo, donde cada miembro es el más grande de su generación. Y ahora toda esta vasija espiritual me pertenece.

Yo siento todo esto en mi razón, porque hago todo yo mismo. Además, estoy constantemente desarrollando esta actitud hacia el entorno, porque siempre hay pensamientos ajenos y deseos que me desvían: la envidia, la lujuria y la ambición “sacan a la persona este mundo”, es decir del estado en el que la persona está. Esto es una invitación para que yo desarrolle la importancia del entorno y me eleve al siguiente grado. Esta es la forma en la que avanzamos.

Si la persona entiende que el entorno externo mismo no existe, pero que este es sólo una imagen creada de su propio mundo que él construyó, recibe esta vasija para trabajar con ella dentro de la razón. En su actitud hacia el Creador la persona tiene que estar por encima de la razón.

Sin embargo, el entorno sólo tiene la forma que la persona le da. El entorno es como un trampolín, los medios para avanzar, y de acuerdo con la estatura a la que la persona eleva la importancia del entorno, ella  misma se eleva.

(61433 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/22/2011, Escritos de Rabash)

Del Infinito hasta Infinito

Baal HaSulam, “Arvut” (Garantía  mutua) (versión abreviada): La Torá no fue dada a nuestros padres, porque el mandamiento de “ama a tu amigo como a ti mismo”, el eje de toda la Torá y alrededor de la cual giran todos los mandamientos, no puede ser observada por un individuo, sino sólo a través del consenso de una nación entera. Y es por eso que hubo que esperar hasta que salieran de Egipto, cuando se hicieron dignos de observarla. Y entonces primero se les preguntó si todos y cada uno de los miembros de la nación acordaban tomar ese mandamiento sobre sí mismos. Y una vez que accedieron a esto, les fue entregada la Torá.

Nosotros aprendemos acerca de la estructura del mundo espiritual, de la creación del alma, la cual es la única criatura, y sobre la ruptura del alma que fue dividida en muchas partes, de las fuentes cabalísticas como el “Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá (Ptijá), “El Estudio de las Diez Sefirot, y El Árbol de la Vida del Arí. Podemos decir que estas partes del alma también existían antes, pero ellas se fusionaron en una sola intención, en un solo pensamiento, en un estado especial.

En el primer estado hubo la noción única del Infinito, que incluía la vasija que era igual a la Luz. Su igualdad, conexión, y adhesión fueron proporcionadas por el poder de la Luz. Todas las almas, partes, y deseos estaban ahí antes, pero la Luz mantenía juntos todos los elementos y así ellos permanecieron imperceptibles.

Entonces, fue creado el segundo estado: la ruptura de la vasija que es totalmente diferente de la Luz y que existe bajo su propia autoridad, el deseo de recibir para recibir. Por lo tanto, la ruptura de las vasijas llevó a la criatura al estado de “este mundo”.

Por último, en el tercer estado, la vasija vuelve a ser igual a la Luz. Nosotros alcanzamos la adhesión, pero ahora por nosotros mismos.

Eventualmente, pasamos por este proceso conscientemente, lo entendemos y lo sentimos. El descenso dentro de nuestro mundo estaba preparado desde Arriba, y el estado actual de ascenso es el tiempo de la corrección. Por lo tanto, hoy sentimos que estamos en un momento muy especial en la historia, que los cabalistas designan como “1995”. Se trata de la frontera después de la cual comienza el ascenso espiritual general de la humanidad.

(61447- De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/22/2011, “Arvut” (Garantía mutua)

Porción semanal de la Torá – 11.25.11

El Libro del Zóhar, porción semanal de Torá “Toldot”, extractos seleccionados

Descargar: WMV Video |

El deseo que quema la piedra

El trabajo espiritual, la revelación de los movimientos sucesivos, uno por uno, desde el “menos” (aquello de lo que carezco) hasta el “más” (aquel que puede ayudarme) no son fáciles en absoluto. Parecen irracionales desde el exterior. Sin importar cuánto avancemos, siempre nos olvidamos de eso porque nuestra mente y sentimientos egoístas no están construidos sobre este principio.

Todo está dispuesto de forma diferente en la espiritualidad. Yo hago esfuerzos y encuentro un lugar completamente diferente. Me decepcionó, alcanzo la desesperación total, y al momento siguiente de que, si yo no huyo, entonces encuentro. Y encuentro lo que no esperaba, lo que creí que no recibiría.

El mundo espiritual que descubrimos no tiene análogo en el mundo. Un pequeño agujero como el ojo de una aguja se abre, como una pequeña pupila en el ojo, una visión enfocada que no requiere nada más. ¡Y a través de ella, irrumpimos en un mundo nuevo!

El Creador, la Luz de Jojma (sabiduría), abre el agujero, y nosotros lo expandimos. Este agujero es creado por la compresión a cero del egoísmo de todos, y todos los puntos en nuestros corazones se conectan entre ellos. Después de habernos unido, estos puntos queman el muro, la frontera entre nosotros y el mundo espiritual. Si se unen, se convierten en el punto a través del cual entramos en el mundo espiritual.

Por esta razón nos hemos reunido aquí para tratar de adquirir esta condición en la que “Israel, la Torá, y el Creador”, se unen. Es necesario que todos lleguen a la misma frecuencia y se muevan juntos, todos con un solo pensamiento, la unidad de nuestros puntos en el corazón por encima de nuestro ego, por encima de esta vida corporal.

Tenemos el derecho a olvidarnos de la vida corporal una vez en 24 horas, desconectarnos de todas las preocupaciones, y esperar que la fuerza superior que sostiene la vida venga y se reúna con nosotros. Por medio de nuestro deseo, nosotros la obligaremos a estar más cerca de nosotros.

(61227- De Lección 2, Convención Arvut en el desierto de la Arava del 11/18/2011)

Trabajando contigo mismo

En el mundo moderno, todos deben participar en la educación y crianza basadas en los principios de la garantía mutua. La educación incluye la necesidad de conocimiento sobre la sociedad integrada y el sistema de interconexiones en los que existimos. Tenemos que entender las cualidades inherentes al hombre desde el nacimiento: él es absolutamente contrario a la conexión integrada con los demás, no la desea en absoluto, y quiere “poner sus manos en todo”, estos son nuestros impulsos naturales.

Tenemos que volvernos opuestos a nuestro egoísmo bajo la influencia de la sociedad y de la educación. Este trabajo que debemos hacer va en contra de nuestra naturaleza primitiva, instintiva, y absolutamente toda la humanidad tiene que participar en él.

Para ello, la persona debe estar bajo la influencia constante del entorno que debe llevarla hacia una buena conexión mutua con él. Esto tiene que ser realizado de una manera buena y agradable para que la persona sienta que al estar en equilibrio con el entorno, está bien y es libre, que todos lo tratan maravillosamente y lo mantiene en un estado de salud óptimo y con las mejores relaciones posibles con los demás.

Al mismo tiempo, las fuerzas de la naturaleza con las cuales estaremos en un estado de homeostasis comenzarán a ayudarnos. Vamos a percibir la imagen completa de la naturaleza: su red, la interconexión, y el sistema. Empezaremos a alcanzar el pensamiento general del universo, el proceso y propósito de toda la creación. Al entrar en el sistema, seremos capaces de percibir el “motor interno” que lo activa, es decir, las fuerzas que nos controlan a lo largo del camino de la evolución y que nos llevan hacia adelante.

Vemos que estamos pasando por ciertas etapas de desarrollo: consecutivas, necesarias, y fijas en la naturaleza. Hoy los científicos, filósofos, científicos sociales y políticos, todos coinciden en que hay leyes de las cuales no somos conscientes. Ellas están dentro de la naturaleza que todo lo abarca, y nosotros gradualmente vamos conociéndolas.

(61159- De un programa de televisión “El Mundo Integral” del 10/30/2011)

Se nos ha dado una segunda oportunidad

Probablemente has escuchado que el Arí, una vez dijo a sus estudiantes: “Si subimos a Jerusalén hoy, vamos a ser capaces de llegar a la final de la corrección (Gmar Tikkun). ¡Reunámonos en una hora y subamos hasta allí, continuemos de esta manera!

Cuando los estudiantes comenzaron a reunirse después de una hora, uno de ellos dijo que él no pudo llegar por una razón, otro por otra razón, la mujer del otro no lo dejó ir, y el otro no pudo ir debido a los hijos, o debido a alguna enfermedad o algún otro problema. Y por lo tanto no ascendieron al estado de Gmar Tikkun.

No entendemos cómo estas interrupciones pudieron hacer que los estudiantes del Arí no alcanzaran el estado exaltado de Gmar Tikkun. Pero tampoco entendemos los obstáculos que se le dan a la persona desde Arriba para que ella se acerque más a la corrección.

No somos ni más fuertes ni más especiales. Nosotros somos en realidad los más débiles con respecto a todas las generaciones que nos precedieron. Pero estamos viviendo en tiempos muy especiales, y estos tiempos requieren una gran corrección, ¡que es posible realizar! Por lo tanto, incluso si no somos dignos de ella, si no somos lo suficientemente fuertes o no entendemos realmente lo que estamos haciendo, aun así la fuerza superior nos une y nos empuja hacia adelante.

Así que no debemos olvidar lo que tenemos que hacer. ¡Debemos intentarlo tan fuertemente como nos sea posible! Y el Creador terminará este trabajo por nosotros.

(61180- De la Lección 1, Convención Arvut en el desierto de la Arava del 11/18/2011)

El futuro yace en una buena conexión mutua

Nuestra vida está organizada para que todos estemos en diferentes relaciones: un sistema de leyes, marcos y reglas. Sobre la base de estas relaciones, nosotros construimos todos los demás sistemas.

Un tipo de relación entre nosotros es la “garantía mutua”. Esta es la conexión más natural y perfecta, ya que comienza a manifestarse desde el interior de la naturaleza como una necesidad apremiante.

Cuando estudiamos los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, a excepción de la sociedad humana, constantemente encontramos más y más conexiones mutuas nuevas entre ellos, tales como integralidad, globalidad. Hemos descubierto que todas las partes de la naturaleza, incluso en el espacio, se conectan inmediatamente. Lo que sucede en una parte del universo tiene un impacto inmediato en sus otras partes, y no tienen que pasar millones de años para eso. Es todo un sistema mutuamente vinculado.

Dentro de este sistema hay una sociedad humana que se ha desarrollado independientemente de la naturaleza en desacuerdo con las presiones y las leyes naturales. El egoísmo se ha desarrollado, y hemos construido sistemas diferentes entre nosotros para que se correspondan entre ellas: público, familia, trabajo, estado, relaciones políticas, sociales, etc.

Ahora hemos llegado a un punto en el que descubrimos que estamos igual que el resto de la naturaleza, atados juntos. Esta conexión aun no la sienten todos. Sin embargo, los científicos, académicos, filósofos, sociólogos y científicos políticos están empezando a sentirla.

No es por casualidad que la crisis actual se llama global e integral. En realidad, no es una crisis, sino nuestra falta de adaptación a las condiciones en las cuales estamos. Ahora es como si estuviéramos en una red de conexiones entre nosotros. Tenemos que adaptarnos nosotros mismos a esta conexión, porque no podemos salir de ella. Tenemos que vernos a nosotros mismos y ver nuestro futuro en este contexto integral mutuo a pesar de que puede que seamos reacios a hacerlo. Esta conexión tiene que ser buena.

(61166- De un programa de televisión “El Mundo Integral” del 10/30/2011)

Lección diaria de Cabalá – 11.24.11

Escritos de Rabash “Qué significa que el mundo fue creado por la Torá”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zóhar, selecciones, capítulo “Bereshit” (Génesis), “Él hizo una talla en la Luz Superior”, ítem 12 Lección 2

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirot parte 8, Histaklut Pnimit, ítem 15, Lección 23

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulam “La esencia de la religión y su propósito”, Lección 1

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Lectura introductoria “Curso de preparación para la Convención Arvut (Holon)” – 11.22.11

Cabalá para la Nación, serie de lecturas introductorias, Curso de introducción a la Convención Arvut (Holon), Todos somos una sola familia (basada en “Paz en el Mundo”), Lección 4

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Las profesiones que sobrevivirán a la crisis

En las noticias (de Novosti): “Según los expertos, los trabajadores del área de servicios, es decir, aquellos que no ganan dinero directamente, puede ser los primeros en verse afectados negativamente por la crisis. Al mismo tiempo, hay zonas donde el reclutamiento continúa incluso durante tiempos económicos difíciles. Los especialistas que no tienen que temer de la crisis son los siguientes:

1. Los profesionales de TI (tecnologías informáticas);

2. Los expertos financieros y altos directivos;

3. Farmacéuticos, proveedores de atención médica;

4. Agrarios;

5. Personal domestico para las familias VIP;

6. Personal de oficina;

7. Especialistas en ventas;

8. Promotores y supervisores”.

Mi comentario: Sólo aquellos que producen bienes y servicios necesarios tales como un rango moderado de los productos alimenticios de primera necesidad y bienes industriales, la entrega, la distribución, y demás se quedarán.

Todo será calculado sobre la base de un costo mínimo de energía y trabajo, optima producción y entrega al consumidor. El progreso es un fenómeno dañino si no es esencial, porque todo el confort que esté por encima del nivel necesario, se logrará a través de sensaciones espirituales.

En el ámbito de este mundo, la necesidad de un ambiente cómodo se irá reduciendo al mínimo, a lo que sea requerido por el cuerpo humano, y la sensación de conexión entre todos y la sensación del mundo y de uno mismo ocurrirán a través de relaciones superiores (espirituales) entre las personas (almas).

Todas las cuestiones acerca de la existencia terrenal de nuestro cuerpo se resolverán sobre la base del desarrollo en el ámbito espiritual, hasta que alcancemos el nivel espiritual de la corrección completa y dejemos de sentir nuestros cuerpos.

(61264)