El corazón de piedra en vez del amor

Cada uno de nosotros ha estado en una situación en la cual nos encontrábamos en una relación cerrada con cada uno, pero de pronto hubo una disputa. Cuando esto sucedió, nos enojamos y tratamos de vengarnos; nos esforzamos por mostrar lo que implica la división de la otra persona y que él o ella paguen un precio por sus acciones. En otras palabras, queremos demostrar que las relaciones estropeadas y la separación darán lugar a consecuencias dolorosas y amargas.

Previamente, no sentimos que fuéramos capaces de tratarnos los unos a los otros tan mal y en realidad disfrutamos del sufrimiento de la otra persona. Es así cómo se revela el “corazón de piedra” (Lev Ha Even). Cuando nos separamos de otra persona, queremos transformar nuestro amor y conexión anterior en odio y mal en relación a la otra persona para disfrutar de nuestro odio y mal incluso más que del amor.

El odio une ambos deseos, el mío y el de la otra persona, su sufrimiento y mi placer egoísta que recibo debido a que causo dolor a alguien. Por lo tanto, duplicamos nuestra vasija, la recepción.

Es así cómo el corazón de piedra se revela. Dentro de este, seríamos incapaces de revelar el odio oculto dentro de nosotros y como resultado, tampoco reconoceríamos el amor. Al principio, teníamos buenas relaciones. Ahora, estamos atravesando por la locura que ni remotamente nos recuerda nuestra relación anterior. La diferencia es muy grande; es como la brecha entre las flores que crecen una al lado de otra o entre gatitos encantadores que juegan juntos y dos egoístas brutales quienes se odian de forma mortal los unos a los otros.

No podemos ni siquiera imaginarnos esta diferencia. Este es el nacimiento de un nuevo deseo (Kli). Esto ha existido siempre en el ser creado, pero de forma secreta.

El deseo de recibir placer fue creado por la Luz; la Luz es primaria, mientras que el deseo es secundario, esta es una consecuencia de la Luz. Si no fuera por esto, la diferencia entre “Yesh Mi Yesh” (existencia de la existencia) y “Yesh Mi Ain” (existencia de la ausencia) sería aclarada. Sin embargo, esta nunca ha sido descubierta ya que la Luz originalmente actuaba hacia el ser creado, “endulzando” y apoyándolo con su amor.

El ser creado creció bajo la influencia del amor y no tuvo oportunidad de diferenciar entre sí mismo y la Luz. La Luz regía y reprimía al ser creado por su amor y no le permitía considerar o sentir sus propias necesidades. Las necesidades eran llenadas completamente, y esa es la razón por la que la diferencia entre el Creador y el ser creador nunca ha sido revelada.

Esto se nos hace aparente como resultado de la ruptura. Ahora empezamos a descubrir nuestro egoísmo aún más, según el grado en que tomamos ventaja de todos para nuestro placer.

El egoísmo no es tan terrible en el mundo corpóreo como lo es en la espiritualidad. Allí, en el sistema de las fuerzas impuras (Klipot) se revelan relaciones terribles.

Hoy en día, en nuestro mundo cada pareja atraviesa una división similar en su relación. Este es un ejemplo de que en este mundo, en nuestro pequeño nivel egoísta terrenal, ya hemos alcanzado la revelación completa del “corazón de piedra”.

El “corazón de piedra” existe en cada nivel empezando con este mundo y hacia el mundo del Infinito. Este se manifiesta a sí mismo de acuerdo con la altura del grado, pero sólo en la cumbre se revela el verdadero odio.

Es por esto que los “espías” nos dicen: “¡La vida es magnífica en el país donde brota leche y miel; frutas maravillosas crecen allí! ¡A la vez, hay gente cruel y vigorosa que habita esta tierra, y nadie puede prevalecer contra ellos!” Es así como se revela el “corazón de piedra”.

Es por esto que los hijos de Israel gritaron en el desierto: “¡Por qué tenemos que seguir adelante, déjanos regresa a Egipto! Nosotros teníamos mucha carne y ajo allí… ¿Qué más necesitamos? Esta es la revelación de “corazón de piedra”: No hay otro mal sino este.

(60289 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/8/2011, TES)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: