El mundo ya está conectado mutuamente, así que ¿Qué haremos?

Pregunta: Tenemos trabajo principalmente en nuestros grupos locales. ¿Cómo podemos dividir nuestro esfuerzo correctamente entre el trabajo en grupo y las actividades conjuntas con otros grupos?

Respuesta: En primer lugar, tenemos que tratar de ser parte del plan general, de acuerdo con lo cual todos nuestros grupos de todo el mundo tienen que sentirse como un gran grupo. El problema es que no tenemos suficiente gente, especialmente directores de proyectos. Tenemos que organizar el trabajo para que cada grupo tome parte en el proceso general, de acuerdo con el carácter del país y de la región.

Ahora, por ejemplo, el mundo experimenta un periodo de sublevaciones, y tenemos que conseguir que todos nuestros grupos trabajen en respuesta a ellas. Esto, por supuesto, tiene que hacerse teniendo en cuenta las condiciones locales, de manera suavidad, razonable y comprensiva. No puede suceder que un grupo quiera tratar con esto y otro no. Después de todo, esta es la necesidad actual. Si el mundo ya siente que está mutuamente conectado, tenemos que tratarlo como un grupo. Puede ser que aun no se entienda la situación, puede que esté confusa, pero ya se ha formado.

El sistema espiritual se revela hoy en día, Maljut del mundo de Assiya, y así todos reconocen ya la unidad global. Una vez esta fue percibida de forma diferente, pero ahora es exactamente así. Los cabalistas solían decir que la sabiduría de la Cabalá será revelada al final del siglo 20 porque Maljut del mundo de Assiya desciende a nuestro mundo. Podemos describirlo de otra manera: es revelada desde el interior, como una red que se eleva desde el fondo del océano y se cierra sobre nosotros, los pequeños peces que son capturados dentro de ella.

Esta es la situación en el mundo de hoy. Estamos en esta red, pero estamos en ella voluntariamente, a diferencia de los otros, porque ella los lleva a partir de una crisis. Por eso tenemos que hacer nuestro mejor esfuerzo para explicar que están atrapados en la red: “Este no es el fin del mundo en absoluto. Ya no podemos escapar de esta red, ni siquiera lo sueñen. Podemos entender sus leyes y usarlas en nuestro favor. Si entendemos la situación, alcanzaremos el placer, la eternidad, la integridad y una nueva y maravillosa vida. Las cosas ya no serán iguales. Así que veamos de qué se trata todo esto. Después de todo, no tenemos otra opción”.

Tenemos que “anunciar” la nueva realidad. Hoy en día los políticos, expertos y los principales científicos ya hablan de ella. Este es nuestro trabajo en lo que respecta al mundo y a nuestros grupos.

Muchos de nosotros todavía estamos preocupados por nuestros propios problemas. La persona quiere alcanzar el mundo espiritual y no ve esto en relación a los demás. Recuerdo que a mí personalmente de resultó difícil digerir esta idea. Oí y leí mucho sobre ello y aun no podía conectarla directamente conmigo. “Lo que está escrito allí es una cosa, y yo soy otra”. La persona puede exteriormente utilizar palabras bonitas, pero internamente tratar el mundo de una manera totalmente diferente. Por lo que sólo la fuerza general del grupo que opera en todos nosotros puede gradualmente llevarnos a la comprensión correcta.

Hoy nos elevamos a un nuevo nivel. Anteriormente, todos hacían sus cálculos personales: “Si todos estudian, yo también me uniré a ellos para alcanzar la espiritualidad”. Entonces empezamos a hablar un poco acerca de la conexión en el grupo, que es la única manera por medio de la cual se puede alcanzar el mundo espiritual. Esto no es simple, y no estamos totalmente de acuerdo con eso.

Ahora nos enfrentamos a una situación nueva y más avanzada, y no podemos retrasar el proceso de evolución. No depende de nosotros. Sólo concordamos en que si el proceso va en esa dirección, iremos con él, porque no hay otra opción.

Hoy en día se revela el mismo problema en todo el mundo. Sin embargo, se manifiesta de manera diferente en el mundo y parece que se voltea en dirección a nosotros. La gente está empezando a sufrir por que están conectados entre sí. Esto es lo que queremos en el grupo y, al mismo tiempo no podemos alcanzar esta relación mutua. Es todo lo contrario a lo que sucede en el mundo. La conexión los ata a todos juntos en contra de su voluntad. Si el grupo también fuera en este sentido, las cosas serían mucho más fáciles.

Pero nosotros vemos que estamos conectados unos con otros. Estamos viviendo como islas separadas en el océano de la humanidad. Esto descubre una conexión que crece cada vez más, a partir de la cual no hay escape, mientras que nosotros en los grupos, parecemos estar totalmente desconectados.

Así nos somos obligados a conectarnos voluntaria e independientemente y a construir la red general entre nosotros. Tengo que conectarla a mí mismo. Dentro de la enorme red de las almas, nuestros grupos son libres de las cadenas del sistema general. Por lo tanto, se nos da la oportunidad de conectarnos a la red por medio de nuestros propios poderes y de la creación de estas conexiones. Este es nuestro trabajo.

Esperemos que podamos explicarnos mejor esto a nosotros mismos, incluyendo a aquellos que se han hecho “a un lado” porque no pueden aceptar esta situación. Por eso tengo grandes expectativas con respecto a la convención de diciembre. Después de todo, hoy en día el mundo entero está atado mutuamente, mientras que nosotros no. Esto significa que somos nosotros los que tenemos que estar listos para la conexión y gritar: “¡Unámonos!”

Tenemos que ver que el mundo está más corregido que nosotros. Todos están conectados desde Arriba sin ningún tipo de preparación. Ellos están simplemente “atrapados en la red”. Nosotros, sin embargo, tenemos que descubrir esta red y construirla por nosotros mismos, y entonces nuestro “islas” atraerán hacia ellas al mundo entero y le enseñarán cómo funcionar correctamente en el nuevo mecanismo espiritual.

Esperemos que tengamos éxito al dar un paso importante en esa dirección en la próxima convención.

(59060 – De la Lección 1, Convención en la  Arava del 10/27/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta