La clave para la conexión con el Creador

Pregunta: ¿Qué debo hacer cuando me siento elevado y despierto durante la lectura de El Libro del Zóhar? ¿Cómo puede uno pedir la corrección en este estado?

Respuesta: Durante la lectura del Libro del Zóhar y cualquier otra fuente auténtica (artículos, cartas, y El Estudio de las Diez Sefirot), yo primero necesito crear la imagen correcta de donde estoy. La imagen de la realidad en la que existo surge en mis sentidos, en mis deseos. Esta es la Luz que me forma de manera que yo siento y pienso que esta es la realidad: yo y mi mundo. De esta manera tengo una conexión con la Luz, con la fuerza superior, que quiere enseñarme a identificar exactamente dónde estoy. Es así porque desde el principio, yo no sé ni veo nada. Yo soy como un bebé que acaba de nacer.

Por lo tanto, debo en primer lugar diseñar esta imagen correctamente. Existen el deseo y la Luz que opera en él, la cual quiere despertar el deseo desde dentro y revelarse en él conforme a la ley de equivalencia de forma. La Luz está dentro del deseo, no fuera de él. En su relación con este deseo, esta adquiere los nombres de circundante, interna, externa, lejana, circular, lineal y así sucesivamente. Estas son las formas de la Luz que se revelan en relación con el deseo. Después de todo, lo que hablamos lo decimos desde el lado del deseo.

Si entiendo que el mundo entero, toda la realidad, todos los mundos, toda la Luz, están en mí, entonces ahora tengo que arreglarme correctamente yo mismo. Es decir, tengo que aclarar cómo y de qué manera puedo actuar para llegar a la mayor comprensión y conciencia posibles en mi estado actual, y descubrir cada vez más.

Por lo tanto, cuando leo las diversas fuentes auténticas, quiero percibir la imagen de la realidad y descubrirla en su forma más verdadera, correcta, y poderosa. Y no es importante cuales fuentes lea y en qué estilos. Si estos son los libros que despiertan las fuerzas de mi alma desde el lado del deseo y también desde el lado de su llenado, entonces no importa. Puede ser El Estudio de las Diez Sefirot, El Zóhar, las cartas o los artículos. La esencia es despertar mi desarrollo.

Y entonces entiendo la importancia de involucrarme en la Torá: la Luz en ella reforma, es decir, que me acerca más a la revelación de la verdadera imagen de la realidad, donde llego a la adhesión con el Creador, a un estado que está oculto de mi.

Así, en primer lugar diseñamos la imagen: Existo yo, y todo está oculto dentro de mí. Tengo que despertar a las fuerzas de mi alma y en ellas descubrir la verdadera realidad en la que el Creador y yo nos fundimos en uno.

Después que me he moldeado de esta forma, yo trabajo en el próximo paso: ¿Cómo me despierto yo mismo a través de los estudios? Y entonces todo lo que leo me habla acerca de mis estados avanzados. Estos pueden ser distantes o cercanos de mí, no importa. Lo importante es que con la ayuda de la historia que he leído, yo trato de identificar estas fuerzas dentro de mí, estas formas.

Y no olvido que sólo habla de mis deseos, de las fuerzas internas de mi alma: recepción y otorgamiento. No es importante si son llamadas con nombres extraños o nombres con los cuales estoy familiarizado en mi realidad actual. Constantemente pienso: ¿Cómo puedo descubrir todas estas fuerzas como componentes de mi conexión con el Creador?

(60903 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/16/2011, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: