La conexión atrae la Luz, la separación atrae la oscuridad

Comenzando otra vez con las cuatro fases de la Luz Directa, Bina se divide en dos partes: la primera parte quiere otorgar, y la segunda parte decide que para otorgar, debe recibir. Y entonces crea a Zeir Anpin, destinado a recibir por el bien del otorgamiento. La acción de ZON (Zeir Anpin y Nukva), que surgen de Bina, es en esencia la realización del otorgamiento de Bina.

Es por esto que nosotros, las criaturas, somos la acción del Creador. Pertenecemos a ZON, y el Creador pertenece al superior, a Bina. En otras palabras, esto se manifiesta en el Partzuf de Arij Anpin cuyos Keter y Jojma permanecen en su cabeza, y Bina surge de esta y desciende hasta el cuerpo. Como resultado, todos los grados espirituales se dividen de la misma manera en Galgalta ve Eynaim y AHP, separados por un orden preciso.

Cuando conectamos AHP a nosotros, merecemos que Arij Anpin comience a trabajar con nosotros y a darnos la Luz de Jojma (Sabiduría), la Luz de la vida espiritual, en adición a la Luz de Jassadim (Misericordia), que viene en respuesta a nuestro deseo de conectarnos entre nosotros.

Sólo necesitamos pedir la conexión. El problema es que nos perdemos en una multitud de deseos inventados. Pero de todos esos deseos inútiles sólo necesitamos seleccionar una demanda verdaderamente importante y eterna que nos lleve al propósito eterno, y no a algunos impulsos temporales que surgen dentro de nosotros en el camino y nos arrojan en diferentes direcciones que inmediatamente olvidamos.

La única demanda es el deseo de conectarnos. Después de todo, inicialmente estábamos unidos en un estado perfecto, pero se rompió, y nos encontramos separados ¿qué más podemos demandar desde este estado roto para alcanzar la eternidad? ¡Sólo la conexión!

No somos capaces de conectarnos de forma independiente, sino sólo con la ayuda de la Luz de AB-SAG que evaluará y corregirá nuestros deseos. Pero debemos comenzar esta acción por nuestra cuenta, en otras palabras, tratar de conectar y averiguar qué podemos hacer con nuestros propios poderes y qué parte se le deja a la Luz.

No hay otro propósito en nuestro mundo que la conexión. Es por eso que nada ayudará con la crisis que ha sido revelada excepto la unidad. Este es el resultado de la frontera que ha aparecido entre nosotros, de nuestra ruptura.

Y todas las otras acciones nos traerán indirectamente a la toma de consciencia de la verdad de que lo único que necesitamos es conexión. Pero la diseminación de este conocimiento nos ayudará a acortar el camino hacia esta toma de consciencia, a revelar la verdad más rápido, y a sufrir y a deambular menos en este camino.

(59128 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/23/2011, TES)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta