La increíble maestría del sistema de gobierno

Se hicieron muchas preparaciones por nuestra ruptura y se abrieron muchas oportunidades por medio de esta para nuestro beneficio, que era nada menos que un acto divino. Es como un invento ingenioso que incluso somos incapaces de evaluar debidamente.

Esto se expresa especialmente en las vestiduras materiales, en las cuales somos capaces de existir de forma egoísta mientras avanzamos hacia el otorgamiento. Es imposible incluso imaginar cómo es posible tal milagro, yo estoy en un menos, en el mal, en el odio al prójimo y al Creador, en total oposición al Él, y a la vez, las uso con el fin de aprovecharme de ellas (o por lo menos es así como me parece). Y cuando las uso para mi propio beneficio, como me parece, realmente avanzo en la dirección opuesta, es decir hacia el otorgamiento a ellas.

Resulta que en virtud de la ruptura, surgieron dos leyes de la creación, las cuales están conectadas de tal manera que nos permiten usarlas incluso mientras estamos en el egoísmo.

Después de la ruptura, todas las acciones se realizan sobre nosotros por medio del mundo de Atzilut. Es por esto que tal mecanismo difícil, complejo y perfecto existe en este. Después de todo, este tiene que trabajar en nosotros desde la dimensión superior, desde el mundo del otorgamiento. Este tiene que conectarse con nosotros, con los egoístas.

Y aunque deseamos las cosas opuestas, sin embargo el sistema del mundo de Atzilut es por su naturaleza construido de tal manera que nos trata correctamente. Incluso si estamos pidiendo por nosotros mismos, de forma egoísta, incluso en virtud del hecho de que nuestras acciones externas parecen otorgar, porque estamos tratando de unirnos en un grupo y estamos trabajando por el bien de la diseminación, esto es suficiente para que la Luz Circundante brille sobre nosotros.

La Luz nunca puede llegar a ser interna y entrar en estas vasijas egoístas, esta brilla para nosotros a la distancia, incluso en estos deseos que son inadecuados y opuestos a ella. Nosotros tenemos intenciones absolutamente opuestas, sin embargo, esta brilla en nosotros.

Este es un mecanismo muy complejo.

(59305 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/31/11, Talmud Eser Sefirot)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta