La limpieza de Wall Street

Una carta de mi estudiante: Mis amigos me llamaron temprano en la mañana diciendo que escucharon reportes en radio y televisión que el movimiento Ocuppy Wall Street ha sido clausurado y que la policía llevó a cabo una redada nocturna en el parque Zuccotti (también conocido como la plaza Libertad), “evacuando” a los ocupantes del territorio.

Esto me alarmó: ¿Era posible que realmente nos hubieran “cortado” la posibilidad de diseminar el material? Resultó que era verdad: los manifestantes fueron dispersados por las “escobas” que se suponía retiraran sólo a los vagabundos y drogadictos de la plaza. Pero aparentemente, se salió de control.

Para ser franco, los drogadictos y vagabundos interferían con el movimiento, a pesar de la limpieza de los verdaderos “ocupantes”. Ellos fumaban demasiado en el parque, podías drogarte con sólo pasar por ahí. Nosotros vimos el velo espeso de niebla lechosa encima del parque. Nuestras mujeres, que estaban repartiendo folletos, respiraron tanta marihuana que salieron sintiéndose mal. Literalmente sentían nauseas.

Los vagabundos y drogadictos también son personas, y a todos nos gusta comer gratis, y en el parque había suficiente comida para todos. Cada uno podía recibir tres comidas bastante buenas al día, incluso personas que sólo pasaban por ahí, sin tener nada que ver con las protestas. Y en general, la vida en el campamento no era nada mala, las personas te alimentaban, limpiaban cuando te ibas, te entretenían, la prensa te entrevistaba, las personas te daban dinero y ropa gratuitamente, y mucho más. No ves ni obtienes nada como eso de forma gratuita en ningún lado. Y lo más importante, ¡Estás junto con otras personas! Es por eso que todos están ahí, por el sentimiento de pertenencia y unidad, la sensación de que le importas a alguien…

Pero todo este “comunismo” terminó y los ricos residentes locales se alegraron de que finalmente se hubiera terminado el “desorden”. En la noche la policía atacó el campamento, y no era prudente oponer resistencia, por decir lo menos. Por supuesto, todos estaban ofendidos porque tiraron todas las pertenencias de los habitantes del campamento, incluyendo una biblioteca de 500 libros poco comunes, viejos y nuevos, tiendas, nuestra confiable y duradera mesa que teníamos en la biblioteca, y mucho más.

Limpiar es limpiar, y la limpieza fue exhaustiva, a la manera de la policía. Ellos no se andan con rodeos, no había mucho tiempo antes del amanecer. Si hubieran esperado a que todos acabaran de empacar e irse, no hubieran terminado en mucho tiempo, y es más difícil realizar el trabajo sucio a la luz del día….

Bloomberg, el alcalde de la ciudad, justificó la evacuación por el hecho de que los ocupantes creaban condiciones de insalubridad en el parque, lo que molestó a los dueños del parque y además le negaba a los ciudadanos comunes la oportunidad de disfrutar del área y los juegos de ajedrez como antes porque los amantes de este antiguo juego intelectual solían sentarse pacíficamente en el parque y era su lugar de recreación y de socialización.

En la tarde pude llegar a Wall Street y ver todo con mis propios ojos, cuando las personas salían de su trabajo y estaban camino a casa. A las 5 pm las cosas ya lucían completamente diferentes, comparado con el silencio y el orden que los policías habían establecido en la mañana. El parque estaba abarrotado con miles de personas, ocupantes que regresaron a la plaza sintiéndose heridos, ofendidos, y furiosos.

Esta masa, consistente de diferentes personas que se unieron en un solo “cuerpo” en los últimos dos meses, resonó con indignación y escándalo, “¡Así es como se ve un estado policial! ¡Venceremos!” etc. Ya no eran declaraciones por separado de pequeños grupos y fanáticos medio locos, sino una fuerte voz de una criatura herida cuyo hogar ha sido destruido y no tiene nadie a quién reclamar.

Una masa de personas también rodeó el parque para apoyar a los ocupantes, o sólo para ver que sucedía. Helicópteros de estaciones de TV y de la policía sobrevolaban los edificios, iluminando al público. Los proyectores de diferentes partes de la calle hicieron que todo el evento pareciera una puesta en escena que se desarrollaba. Y los policías no eran muy agresivos, como si hubieran hecho su trabajo y ahora pudieran frotarse juntos las manos ¿Y a final de cuentas, no son ellos del 99%? Después de una hora en Wall Street caminando entre las personas, quedó claro que “nadie va a ir a ningún lado”.

Los vagabundos y drogadictos probablemente no vuelvan al parque. Pero los ocupantes ya están ahí, junto con los que simpatizan con ellos. Y nosotros tampoco estamos fuera del cuadro: hoy logramos entregar algunos cientos de folletos. El clima es inusualmente cálido y el parque se ve hermoso, parecido a un bosque coloreado de oro y rojo rubí… Como si el Creador hubiera puesto “decorado nivel 2” para nosotros, como en un juego de computadora. Y creo que estamos tomando una dirección más decidida, el 99% y nosotros. !Juntos!

Lo que sucederá mañana en Wall Street y en todas las ciudades de Norteamérica es impredecible ahora. Pero una cosa está clara: TENEMOS QUE UNIRNOS si queremos atravesar este segundo nivel sin pérdidas, con el cálculo correcto, y darles a todos aquellos que nos han “ocupado” (y realmente es así) un camino hacia la Luz y la plenitud.

¡Arvut USA!

(60940)

The New York Times – http://www.nytimes.com/2011/11/16/nyregion/police-begin-clearing-zuccotti-park-of-protesters.html?pagewanted=1&ref=global-home

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: