Los frenos delanteros

Baal HaSulam, “Arvut” (Garantía mutua) (versión abreviada): Y evidentemente tú encuentras que la entrega de la Tora tuvo que ser retrasada hasta que ellos salieran de Egipto y se volvieran una nación por si misma para que todas sus necesidades fueran provistas por ellos mismos…

El Éxodo de Egipto no es solo un escape del dominio de la inclinación al mal, aunque en si mismo esto también es un gran alcance. La persona debe realmente escapar de su ego, como lo haría del fuego. Sin importar que, él esté listo para sacrificarse a sí mismo al final. “Prefiero morir que vivir.” Al mismo tiempo, otorgar por encima de los demás parece peor que morir.

La segunda condición es volverse una nación. No es suficiente escapar de mi propio egoísmo, yo también estoy de acuerdo en conectarme con los otros y cuidar de todos. Yo de hecho les sirvo y mi recompensa es que ellos me permitan hacerlo así. En el camino de adquirir esta meta nadie carecerá de nada. Esto significa que yo estoy ante el nivel de Bina.

Sin embargo, mientras ellos estaban mezclados con los egipcios…permeados con amor propio. Así, la porción que es dada en las manos de los extranjeros no estará segura para ninguna persona de Israel, porque sus amigos no serán capaces de proveer para sus necesidades…

Esto es lo que causa dolor en la persona y es la razón por la cual él escapa de ello. Como el prisionero del ego (amor propio), el cual es llamado Egipto, el no puede cuidar de otros y por eso decide escapar.

Pero aquí resulta que en el sentido material, todo está bien. Imagina que tú tienes toda la comida que necesitas y que tú vives en el lugar más fértil. Resulta que tú puedes hacer una buena vida, en tu egoísmo. Hasta ahora has sido empujado por el sufrimiento, y aquí, cuando debes escapar de esto hacia el otorgamiento, es como si tú fueras frenado desde enfrente: “Pero tú puedes manejar esto dentro de tu ego también”.

Entonces regresas al trabajo, pero ahora es un trabajo en el siguiente nivel. Antes, escapabas físicamente de los sufrimientos, y para poder deshacerte de ellos, tú aun estabas listo para conectarte. Es por esto que la gente se conecta cuando no tienen opción en tiempos de guerra o de desastres. Hasta cierto punto, la conexión parece ser buena, pero de repente ya no se ve muy bien.

Te elevas al siguiente nivel y se te dice: “No vale la pena; vivirás igual de bien en el mundo corporal también”. Esta resistencia desde el frente te impide anhelar la conexión egoísta. Existen muchas sociedades que se conectan maravillosamente por intereses personales, pero no es lo mismo con nosotros.

Si la persona se resiste a la fuerza de la ruptura cada vez y sin embargo quiere alcanzar la conexión, desarrolla un nuevo deseo que no está apuntando hacia sí mismo. Ella se cae y se levanta una y otra vez, continúa estudiando, trabajando en el grupo y extrayendo la Luz que Reforma, hasta que completa el segundo grado.

Ahora está lista para conectarse solo para otorgar por encima de los demás. Una actitud directa hacia el otorgamiento es revelada en ella, la cual pone por encima de todos sus intereses personales.

Entonces llega el tercer grado. Es cuando la persona está con todos los demás, se siente bien estando con ellos, y les otorga, olvidándose de sí misma y de sus problemas, y conectándose con los amigos hacia la eternidad y perfección. Y entonces resulta que aun necesita un reconocimiento, pero de una calidad más alta. Entonces resulta que está intercambiando una vaca por un burro, es decir intercambiando este mundo por el próximo mundo. Entonces aparece una nueva forma de resistencia: resulta que tienes que actuar por el bien del Creador.

Así la persona se mueve cualitativamente hacia un nivel más alto de indiferencia propia. Ahora ella no está interesada en sí misma o en el grupo, si no en la Fuente, en la idea abstracta, abstracta en el sentido de que ella no tiene conexión con esta.

Es imposible aferrarse al otorgamiento al Creador: El Creador no sabe de mí, y no lo puedo alcanzar. Entonces ¿Cómo puedo formar una vasija de un otorgamiento tan grande? Para esto hay un sistema especial acerca del cual hablaremos después.

(60545 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/13/2011, “Arvut” (Garantía mutua)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: