Mi “yo” pequeño y mi “yo” grande

Pregunta: ¿Por qué el estado de pequeñez (Katnut) no desaparece y, en contraste con el estado de grandeza (Gadlut) permanece para siempre?

Respuesta: El estado de pequeñez no desaparece, ya que es la base del grado, independiente y sin relación con el estado de grandeza. El existe por sí mismo.

Si miramos en nuestro mundo, el “estado pequeño” es como la persona que está sola en este mundo. Ella no necesita nada más que suplir las necesidades básicas. Pero dado que está rodeado por demás, quienes inculcan diferentes deseos en ella más allá de la necesidad que siente en el estado pequeño, ¡el empieza a quererlo todo! Estos no se tratan de sus deseos, y por lo tanto, ellos pueden desaparecer.

Y entonces, una vez más la sociedad presiona a la persona, que adopta sus nuevas ideas y una vez más entra en el estado de grandeza. El “estado grande” se refiere a un excedente.

En la espiritualidad, el estado de grandeza (Gadlut) es realmente un excedente en el nivel actual. Es imposible estar en este estado si yo no encuentro a alguien sobre quien pueda otorgar, de acuerdo con mi poder y habilidad y con el deseo de la otra persona.

Por lo tanto, el estado de grandeza desaparece. Si el inferior no desea recibir más de mí, yo no puedo otorgarle, y si otro inferior desarrolla un deseo de recibir de mí, yo comienzo a otorgarle a él. Estas son cosas que no dependen de mí.

En nuestro mundo, la grandeza o adultez significan que la persona crece y se convierte en parte de la sociedad, comienza a trabajar, y da y recibe de la sociedad. Un adulto es alguien que comenzó su vida independiente y se ha incorporado al trabajo general. Por lo tanto, sus deseos no son sus deseos y sus acciones no están destinadas para sí mismo. Esto se llama un estado de grandeza, adultez.

Podemos verlo con claridad a partir de ejemplos en este mundo. Después de todo, estamos en un mundo en el que nos otorgamos entre nosotros. Sólo que a nosotros nos parece que cada uno trabaja únicamente para sí mismo. Se trata de una falsa percepción, organizada para nosotros desde Arriba para confundirnos.

En la espiritualidad, el Partzuf superior se fusiona con la Luz sólo a petición del inferior. Por lo tanto, es necesario que entendamos la diferencia entre el estado de pequeñez y el estado de grandeza: El estado de pequeñez (Katnut) soy “yo” mismo. El estado de grandeza (Gadlut) no es mío en absoluto. Los deseos no son míos, sino que son los deseos de los inferiores. Los poderes que me permiten satisfacer estos deseos no son míos, sino que vienen desde Arriba, y el llenado tampoco es mío, sino que se transmite hacia abajo. Y yo estoy en el medio, entre el superior y el inferior, en el tercio medio de Tifferet.

Esta es la gran diferencia entre el estado de grandeza y el estado de pequeñez. El pequeño “yo” soy yo, y el “yo” grande son los otros, es decir, “Nosotros”.

(60149 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/8/2011, TES)

Material relacionado:
Las claves para la vida que nosotros trasmitimos a nuestros niños
Distancia exterior y cercanía interior
¿Para qué apresurarse por salir de Egipto?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta