Moviéndonos hacia arriba con la velocidad de la Luz

El odio es ese deseo roto que al siguiente momento se revelará como amor. Está siendo revelado porque la Luz brilla e influye en el deseo.

Sin embargo, cuando no hay Luz, la persona parece amar a todo el mundo, justo como lo dicen muchas personas. No están mintiendo. Están en tal oscuridad que realmente les parece así, pero aparentemente, leemos acerca de personas justas como Rabí Shimon y sus estudiantes que estaban ardiendo con el fuego del odio mutuo.

¿Cómo entendemos eso? La persona religiosa diría que es imposible ¿No son esas personas tan justas, puras, todas con vestimentas blancas, incapaces de odiar?

Está escrito, “La opinión de la Torá es opuesta a la opinión de las masas”. La opinión de la Torá son líneas negras y blancas de ascenso y descenso, y la religión trata de mantener a la persona en un estado de equilibrio de manera que todo esté bien de un día a otro.

Todas mis experiencias previas no ayudarán, incluso cuando está escrito que “No hay nadie tan sabio como el que ha experimentado”. Todas las experiencias previas fueron recibidas en deseos más superficiales con respecto a los nuevos deseos que están siendo revelados y haciéndose cada vez más grandes.

Si yo estoy bajo la influencia de un deseo más fuerte, la experiencia que recibí de un deseo más superficial no me ayudará ¡Me daré con la cabeza en la pared!

Nada puede hacerse hasta que determino toda la profundidad de mi deseo. Sólo incrementamos la velocidad de su despliegue y mejoramos nuestro enfoque para aceptar cada deseo como algo que deseamos. No importa si es bueno o malo; lo importante es ir más rápido hacia adelante.

El número de ascensos y descensos ya ha sido registrado en cada deseo dentro de cada uno de nosotros de acuerdo con la raíz de su alma. Si hubieras visto esta escalera interna tuya, hubieras sabido cuánto has dejado para pasar por este grado, cuánto en el siguiente, y así en adelante.

No eres capaz de cambiar esas etapas, sólo de acelerarlas. No se nos permite verlas porque, para trabajar e incrementar la velocidad, no necesitamos conocimiento, y, si hubiéramos sabido antes por lo que teníamos que pasar, no hubiéramos sido capaces de superar esa dificultad. Desde tu estado abajo, no entiendes la velocidad a la cual puedes elevarte hacia arriba, la cual es, simplemente, la velocidad de la Luz.

(59741 – De la 2º  parte de la lección diaria de Cabalá del 11/3/11, El Libro del Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta