Necesitamos unidad, y no está ahí

Opinión: (José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea): “La crisis de deuda continúa profundizándose como lo reconoció el Presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso en su informe anual del estado de la Unión”.

“Hoy enfrentamos el reto más grande que haya tenido que enfrentar esta Unión a través de su historia. Esta es una crisis financiera, una crisis económica, una crisis social pero también una crisis de confianza hacia sus líderes”.

“Realmente creo que hoy estamos en un punto crucial de nuestra historia, un momento en el que si no avanzamos con la integración estamos en riesgo de fragmentarnos. Se trata de voluntad política, una prueba crucial para nuestra generación, y les digo que si, es posible salir de la crisis”.

“Muchos creen que para que eso suceda Grecia debe salir de la eurozona, pero Barroso no está de acuerdo. Le urgió al Banco Central Europeo que hiciera ‘lo que sea necesario’ para solucionar la crisis. Pidió una pronta introducción de un fondo de rescate permanente y un uso más eficiente del capital que ya está en el fondo actual”.

Opinión: (Guy Verhofstadt, político Belga, miembro del Parlamento Europeo): “…Debemos establecer un gobierno económico real en Europa para que controle las políticas económicas y fiscales. Un miembro de alto rango de la comisión debe ser designado como ministro de finanzas de toda Europa, que en su turno dirigirá la política económica de la zona euro y presidirá las sesiones regulares del grupo europeo-, no sólo un par de reuniones al año”.

Mi comentario: Europa empobrecerá no por su lucha contra la crisis financiera, sino porque no se esfuerza por la unificación. Esperan que este estado, al que llaman crisis, pase como el oleaje. Estamos comenzando una nueva etapa del desarrollo de la sociedad, cuyo integro punto es la unidad total de las personas en un deseo, pensamiento, y sensación, que es como se siente un solo cuerpo.

La naturaleza nos impulsará hacia esta condición con todas sus fuerzas, que se manifestarán exactamente donde debemos comenzar a corregirnos, pero no nos estamos corrigiendo. Es decir, las fuerzas que nos obligan a cambiar son las cualidades que no corregimos a tiempo. Si las hubiéramos corregido, nos hubiéramos sentido no bajo la influencia negativa, sino bajo la influencia positiva de la naturaleza (las circunstancias).

(58553)

Material relacionado:
Los manifestantes de “Ocupemos” encuentran aliados en las filas de los ricos
Los problemas globales requieren de una solución global
La salvación de la humanidad está en su unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta