Nuestra tarea es demandar. La Luz hará el resto.

La semana decisiva antes de la convención ha llegado. Estos son días especiales los cuales preceden a la recepción del nuevo estado. Para demandar el nuevo estado, nosotros necesitamos prepararnos correctamente, sentirnos seguros de que nosotros lo recibiremos y estar listos para esto. Y entonces sucederá.

Todo depende de nosotros. Se nos ha dado una oportunidad y todo está listo y depende sólo de nuestro deseo, de cuán exitosamente exigiremos esto.

Nosotros esperamos unir  nuestras fuerzas y tener éxito para culminar en un grito. Esencialmente, esto es todo lo que necesitamos, nada más. La otra mitad vendrá desde Arriba.

Por lo tanto, no hay necesidad de recorrer todo el camino e intentar ser buenos a fin de hacerlo todo por nosotros mismos. No podemos ser buenos, nosotros necesitamos solamente querer que esto suceda.

La mitad ya es más fácil. Nosotros solamente tenemos que pensar acerca de esto: Cómo hacer un esfuerzo y gritar. Y después de eso, la fuerza superior vendrá. Nosotros solamente necesitamos trazar el límite y entender dónde termina nuestra parte. Esto hará que la preparación de la persona sea más fácil para la primera revelación del Creador.

(61881 – De la charla durante la comida del 11/25/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta