Nuestro problema no es la economía

Pregunta: Como Baal HaSulam escribe en su artículo “La Garantía Mutua“, yo tengo que cuidar de todas las necesidades del otro, como de las mías. Si no puedo satisfacer mis propias necesidades. ¿Cómo puedo lidiar con las de otro?

Respuesta: Al comenzar a preocuparnos unos de otros, naturalmente dejamos de lado los “excesos”. Después de todo, si aspiro a otorgar al otro, ¿cuánto necesito para mí?

Necesito lo suficiente como para ser capaz de actuar para el otorgamiento. Llenar las necesidades básicas es suficiente para mí, mientras yo tenga una fuente inagotable de energía. La Luz, no su pequeña chispa, me apoya, y por lo tanto todo tipo de problemas desaparecen.

La Luz proporciona todo en el sistema corregido. Pensamos como construir nuevas relaciones, la forma de calcular las necesidades de todos, cómo sanar la economía agonizante, y así sucesivamente. Y en realidad, en primer lugar necesitamos corrección. De acuerdo con Baal HaSulam, una nueva sociedad debe consistir en su mayoría de gente corregida.

 Si tú estás en una sociedad tal, si mantienes este curso, si la Luz superior te eleva de un grado a otro, entonces tú sabes cómo arreglarlo todo. Además, todo se arregla por sí mismo. Tú no tendrás que llevar el mundo sobre tus hombros: la Luz Superior hará todo lo necesario. Lo está haciendo incluso ahora mismo, sólo que sin tu conocimiento, en contra tuya. No hay otra fuerza sino la Luz. Sólo tienes que abrir la puerta, y todo se arreglará.

(60542 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Noviembre del 2011, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:

La crisis económica como puerta de entrada al nuevo mundo
La crisis financiera ha agotado la fuerza del mundo
La confusa economía del periodo de transición

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta