Obstáculos: ¿perjudican o ayudan?

Pregunta: ¿Por qué enfrento tantos obstáculos para asistir a la convención? ¿Quizás  aún no estoy listo para esto?

Respuesta: Los obstáculos son puestos ante ti a propósito. En la “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, hay un ejemplo de cómo subimos a la montaña en la que se encuentra el palacio del Creador. Mientras más alto asciendas, los guardias te alejan con más fuerza, te tiran hacia abajo, y tú tienes que subir nuevamente. Esto continua hasta que aplicas el esfuerzo suficiente y finalmente superas los obstáculos.

De pronto verás que los obstáculos en realidad no te perjudicaron. Estos simplemente despertaron un verdadero deseo en ti. Es como un coqueteo, cuando lo deseado se distancia de ti, y por consiguiente, se enciende un deseo aun más grande. Esto existe en todos los niveles de llenado. Es decir, para entrar en contacto con el Creador, debes alcanzar un verdadero deseo.

(61840 – De la serie de lecciones virtuales del Domingo del 11/6/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: