Partes separadas en un sistema integral

Baal HaSulam, “Matan Torá” (La entrega de la Torá) (versión resumida): ¿Por qué todo Israel es responsable unos de los otros? Al principio parece injusto de parte del Creador recoger en ti la deuda de otro por su pecado. Y el Rabino Elazar, hijo de Rabbi Shimon, dice que todas las personas en el mundo son responsables por los demás, y que cada persona trae al mundo entero merito o pecado con sus actos.

Esto es exactamente lo que estamos observando hoy en día: Los griegos han acumulado deuda y los alemanes están cosechando los tristes resultados; los franceses tienen miedo, los italianos están a punto, y así sucesivamente. No son más que garantes mutuos que son responsables los unos de los otros. Pero ¿cómo puede ser eso?

El hecho es que las partes de un único sistema son inseparables las unas de las otras. Somos nosotros los que trazamos una división determinista entre ellas, pero en realidad, en un sistema integral, analógico, todas las partes dependen al mismo tiempo unas de las otras. Y este sistema sólo funciona si la entrada, salida, y todos los procesos internos se encuentran en equilibrio.

El sistema tiene una multitud de mecanismos internos, que se sueldan entre sí por una interconexión única. Cuando llega un impulso entrante, el sistema entero comienza a unirse y a ser corregido hasta que se asimila por completo la molestia. Y entonces se genera una señal de salida.

Por lo tanto, un sistema análogo complejo no es sólo un conductor que consiste de una cadena de bloques, similar a un sistema discreto. Más bien, todo en él esta soldado entre sí y la señal de salida no va a llegar hasta que el impulso recibido a la salida se procese por completo, hasta que todo el sistema lo asimile y lo eleve a un nuevo nivel.

Así funciona también nuestro cuerpo. Recientemente los especialistas han ido creando cada vez más sistemas como éste, debido a que todo el mundo está asumiendo gradualmente las cualidades de la estructura general, analógica. Toda la naturaleza es un sistema “redondo” indivisible, y es solo el hombre quien, con su “cuadrada” percepción fragmentaria, es subyugado por el egoísmo y no comprende las respuestas del sistema.

Como resultado, la humanidad siempre ha creado sistemas lineales para sí misma, hasta que el reloj lo marca y ahora estamos viendo más y más claramente que todo está interconectado y que todas las partes del universo interactúan en mecanismos integrales y analógicos, comprendiendo el sistema único y unido de la naturaleza.

Esta actitud integral de la naturaleza se nos revela poco a poco. Cada uno de nosotros creció en el interior de su egoísmo, y es sólo hoy que estamos descubriendo que todos estamos en un sistema común, integral.

Tenemos que entender que los cambios sólo pueden venir de nosotros, en los que cada persona se da cuenta que es una parte integral de un sistema integral. Es así porque en este sistema, lo particular y lo general son iguales. Sin esto, no encontraremos la manera de tratar con la naturaleza correctamente y sufriremos continuamente. Todavía no entendemos que la contradicción entre los enfoques análogos y discretos provoca una gran falla en la naturaleza y nos trae problemas enormes.

(60318- De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/1/11, Escritos de Baal HaSulam “Matan Torá” (la entrega de la Torá)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: